Videojuegos | Cuestión de perspectiva

Por Manuel Evangelista

Estaba escuchando el programa de esta semana del Podcast Reload de AnaitGames en el que,  sobre el minuto 1:50:10 dentro de la sección de preguntas, surgió la siguiente cuestión: ¿Cuáles creéis que son los juegos de esta generación y de la pasada que han marcado un hito en la historia de los videojuegos?

La repuesta puede ser fácil o difícil, según la perspectiva de cada uno. La respuesta sencilla sería aquellos títulos que han sido un fenómeno social y de ventas: Los Fortnite, Minecraft, The Last of Us, Assassin´s Creed, Uncharted, Call of Duty, Gears of War, etc. Estos títulos han desbancado de los primeros puestos en las listas de mejores de todos los tiempos a los grandes dinosaurios del medio. Por ejemplo, el pasado 30 de agosto de 2017, la revista Edge publicaba su lista de los 100 mejores videojuegos de la historia, según su criterio. A lo largo de la lista encontramos muchos juegos mencionados anteriormente. Además, 6 de los 10 primeros clasificados han nacido con PlayStation3, Xbox 360, Wii y las demás sucesivas consolas. Os dejo aquí un enlace a la noticia de hobbyconsolas donde se puede consultar la lista.

Sin embargo, en los ejemplo que dieron Pep Sànchez, Marta Trivi y Fran Pinto (Pinjed) no aparecieron ni Uncharted ni Assassin´s Creed ni Fortnite. En su lugar sí lo hicieron Journey, Far Cry 2 o Imagina Ser. Algunos de estos ni siquiera aparecen en la lista de Edge. Quiere decir esto que hay una ausencia de criterio por su parte (¿Cómo va a ser un hito Imagina Ser antes que Call of Duty?) o que los juegos más vendidos no son siempre los más influyentes.

Aquí es donde entra la respuesta complicada: hito, ¿en qué? ¿En lo tecnológico? ¿En lo jugable? ¿en lo narrativo? Far cry 2 no es el súmmum de la narrativa en videojuegos pero, como expone Pep, sí sienta las bases del modelo de juego de mundo abierto, hiperfísico y lleno de sistemas interconectados, que ha prosperado durante esta última generación con el último ejemplo de Red Dead Redemption 2. Imagina Ser no entraría de ninguna manera en la lista de Edge (lo mismo ocurriría con Candy Crush y Angry Birds), pero como comenta Marta puede que haya sido el título de entrada al medio de toda una generación, como cuando tus padres o tíos entraron a él gracias a las recreativas de Street fighter, Metal Slug o Pang.

Para nuestra fortuna o desgracia, en el mundo de los videojuegos impera el músculo, tanto tecnológico como financiero. Capaz de gastarse millones de dólares y hacer que sus trabajadores hagan jornadas laborales de 100 horas a la semana para poder presumir de chorradas como que al caballo de Red Dead Redemption 2 se le encogen los testículos según la temperatura que haga. Esta atención al detalle, obsesiva  tanto por las compañías como por los jugadores, hace que cada nueva gran producción que sale a la venta sea más grande y tenga más horas y contenido, y que éste sea más variado que el de los juegos anteriores. Esto se convierte en un círculo vicioso en el que Horizon: Zero Dawn es el mejor juego hasta que llega God of War y éste, a su vez,  es el mejor hasta que llega Marvel´s Spiderman y lo es hasta Red Dead Redemption 2 hasta que después lo sea The Last of Us Part II.

Si consultamos la definición de hito según la RAE obtenemos el siguiente enunciado en su sexta acepción: Persona, cosa o hecho clave y fundamental dentro de un ámbito o contexto. Aquí está la clave de la cuestión: el contexto, que es distinto para Rockstar Games que para el Studio MDHR (los creadores de Cuphead). Mientras que Jonathan Blow busca crear un nuevo lenguaje de programación (Jai) que permita solucionar los errores humanos de manera rápida y satisfactoria, desde otros estudios pequeños buscan expertos de marketing y de introducción de sistemas de micropagos que hagan que un producto destinado a ser residual se convierta en rentable económicamente. Estos dos ejemplos pueden ser considerados hitos si eres un desarrollador, como lo son la aparición de itch. io, de RPG Maker o M.U.G.E.N.

Aunque desarrolladores, distribuidores, prensa y jugadores compartan un mismo ámbito, la industria de los videojuegos, el contexto es distinto para todos. Mis preocupaciones como jugador son distintas a la de un programador. Por lo tanto, mi consideración de hito dentro de la industria será distinta a la que tenga él.  Por supuesto que se puede llegar a un consenso, como ocurre con obras que realmente son influyentes para todos los agentes del medio. Una reflexión muy adecuada sobre este tema es la que hace DayoScript en su último vídeo.

También, para terminar, os enlazo su ponencia en el evento Cultube, organizado la pasada semana. Aunque os recomiendo ver el evento entero (dura casi 3 horas), su participación empieza en el minuto 2:02:23 y apenas dura 10 minutos. En ella habla sobre si el papel del crítico de videojuegos se debería basar en determinar si una obra es buena o mala u olvidarse de eso y valorar si realmente ese título aporta algo al medio, ya sea con su mensaje o su influencia sobre sus jugadores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Canal de Nueva Revolución

Síguenos en Telegram
Cerrar