Una demo en condiciones

Por Arc

Grabar una demo es uno de los tres objetivos que nos hemos marcado para este año. Lo teníamos pensado y decidido antes de empezar a subirnos a los escenarios, pero ahora sabemos que es una prioridad.

Cada vez que tocamos en directo vemos que no tenemos ningún material al que remitir al público. Se queda todo en una presentación efímera.

Usamos tanto las tablaturas (guitar pro 5) como las grabaciones (me compré cubase elements 9, hace un año) y el poder del midi para ir haciendo nuestras demos caseras. Nos sirven para conocer bien los temas, dotarlos de estructura y pulirlos. Es una gran ayuda de cara a conocerlos mejor, interiorizarlos y, por supuesto, nos sirve para empezar a estar más cómodos con el típico trabajo de estudio: grabación con metrónomo, definir y perfeccionar la ejecución… Eso resulta en unas pistas que están bien para nosotros. No suenan desagradables y se entiende todo, pero no cumplen los estándares profesionales y carecen de ese “punch” o ese acabado que es tan importante. No nos engañemos: La composición y la ejecución son muy importantes, pero el diseño de sonido y el impacto auditivo que, gracias a eso, puedas generar, no lo es menos. La mezcla y la masterización forman parte ineludible de la gestación. Hoy, un tema no es nada sin su sonido.

Personalmente, no he desaprovechado la oportunidad para, poco a poco, ir aprendiendo todo lo que puedo sobre el proceso de grabación, el de edición y el de mezcla. Todavía soy un auténtico novato, pero ya empiezo a sentir vergüenza de mis mezclas cuando estas cumplen un par de meses. Eso debe significar que hay una mejora constante. Solo lamento no haberme puesto las pilas con esto muchísimo antes, pero las facilidades que hay ahora, tampoco las ha habido antes. Gastando muy poco dinero en un secuenciador decente (los hay incluso gratuitos), y a base de cheatsheets, videos de youtube, tutoriales en internet y los valiosos tips de algunos amigos que han avanzado más en la materia, te vas poniendo al día.

 

Mi idea inicial era aprender lo suficiente para, como a veces lo llaman, producir el E.P. o lo que fuese a ser. Esa idea ha cambiado ya que sé que en ese tiempo sería capaz de ir hasta cierto punto, pero lastraría al grupo sometiéndolo a las limitaciones de mi ritmo de aprendizaje. Yo quiero seguir aprendiendo, pero una demo que suene estupendamente la necesitamos ya. Para eso, para sonar profesional, están los profesionales.

La grabación de las cuerdas y las voces la haremos en casa, haciendo caso de todas las bases y todos los consejos que nos han llegado: cuerdas nuevas, afinación constante, partes muy definidas, ejecución enérgica y contundente, señal de entrada adecuada… La batería será MIDI. Esto es algo que ya no asusta a nadie en estos días. En muchos casos, si no se dice, ni se adivina. Luego vendrá la edición y, después, entregaremos el material (las famosas STEMS) al estudio de mezcla/masterización.

Hay quien se preguntará por qué no sometemos también la grabación a los mandos de un profesional. Bueno, paso a paso. Estamos empezando y queremos toda la asistencia profesional posible, pero también tenemos un presupuesto muy limitado y debemos administrarlo bien, priorizando. Ojalá algún día podamos grabar en un estudio que esté en una casa en la montaña, gozando de unas semanas de retiro para inspirarnos y todas esas polladas… No debe olvidarse que somos un pequeño grupo en el underground de Madrid, que da sus primeros pasos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies