África

Revientan las costuras de la vieja Etiopía

Cómo si de una pandemia se tratase, los conflictos entre las distintas comunidades que forman Etiopía no dejan de reproducirse, una vez que el federalismo étnico saltó por los aíres, definitivamente, con la reciente guerra de Tigray.

África

De pandemias y de guerras olvidadas

Desde diversas voces se alerta de una limpieza étnica promovida especialmente por las tropas eritreas, desde el norte, y de las milicias amharas, desde el sur, que han tenido su macabro apogeo en Axum, dónde según organismos como Amnistía Internacional o Human Rights Watch, a finales de noviembre pasado, habrían masacrado a 800 civiles, que habían buscado refugio en la iglesia de Santa María de Sión, donde se encuentra el Arca de la Alianza, que, según la tradición cristiana, guardó los diez mandamientos de Moisés.

Angelo Nero

Tigray, en la zona de sombra

Como Artsakh, Yemen, Rojava, la cobertura que se le ha prestado a estas guerras en nuestro estado ha sido tan fugaz que apenas sabemos que actores han intervenido en sobre el terreno, que intereses geopolíticos están en juego, cuáles son las consecuencias para las víctimas, para la inmensa mayoría silenciosa que es la población de cada uno de estos lugares, que pasan a engrosar las cifras de refugiados, desplazados, y se transforman así en invisibles, casi dejan de ser humanos, pasan a la categoría de los nadies de los que hablaba Galeano.

Angelo Nero

Últimas noticias de la guerra en el mundo

Mientras nos iban desgranando las medidas que debía acatar la población en la lucha contra un “enemigo invisible”, propias de una amenaza militar, con toques de queda, confinamientos domiciliarios, cierres perimetrales y limitación de aforo en los supermercados, los uniformados apelaban a la movilización de los ciudadanos

Angelo Nero

Tigray: Derecho de autodeterminación o catástrofe humanitaria

En un corto espacio de tiempo nos enfrentamos a un puñado de conflictos territoriales y étnicos, Artsahk, Sahara y Tigray, a los que la comunidad internacional no había prestado, ni se espera que lo haga, más allá de declaraciones de buenas intenciones, demasiada atención, conflictos olvidados en los que sigue pesando más la geopolítica oculta, los intereses económicos y estratégicos, que la población de esos lugares