Yonkis de la revolución

Nos proveen de pequeñas dosis revolucionarias, cargadas de heroísmo/individualismo, que sacian nuestras mentes durante unas horas y nos invitan a esperar a la revolución como una marea que algún día llegará de forma inevitable a pesar de nuestra inacción, o a soñar con líder casi todopoderoso que nos guíe hacia la victoria. Una contraposición total a la organización del trabajo revolucionario de los proletarios, liderados por la vanguardia que emane de ellos mismos y del partido que sea capaz de liderarlos.

Read more

Ser feliz también puede ser revolucionario

La felicidad y la sonrisa nos vuelven empáticos. Alguien feliz es más propenso a compartir su bienestar preocupándose por las necesidades de los otros. La alegría nos pone en un estado energético que nos permite hacer más cosas y entre esas cosas puede estar la lucha y el combate de todo aquello que consideramos injusto.

Read more

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies