Angelo Nero

El Apocalipsis a las puertas de Mekele

Mientras escribo estas letras el Apocalipsis está ya a las puertas de Mekele, en la ofensiva final anunciada por Abiy Ahmed, una ciudad con las comunicaciones cortadas, y ya muy castigada por los bombardeos aéreos y de los tanques que la rodean. Este domingo el primer ministro etíope había pedido a la población que “juegue un papel clave en la derrota del TPLF, manteniéndose fieles a la defensa nacional”,

Angelo Nero

Tigray: Derecho de autodeterminación o catástrofe humanitaria

En un corto espacio de tiempo nos enfrentamos a un puñado de conflictos territoriales y étnicos, Artsahk, Sahara y Tigray, a los que la comunidad internacional no había prestado, ni se espera que lo haga, más allá de declaraciones de buenas intenciones, demasiada atención, conflictos olvidados en los que sigue pesando más la geopolítica oculta, los intereses económicos y estratégicos, que la población de esos lugares

Artículos

¿Y del Sahara Occidental, qué?

Izquierda Unida y Podemos, ahora en el gobierno, deben plasmar en acciones prácticas y no solo en pronunciamientos políticos, el apoyo inequívoco que siempre han mostrado al Frente Polisario en su justa lucha contra la ocupación del Sahara Occidental por parte de Marruecos.

Artículos

Entrevista a Alberto Maestre: «Marruecos es capaz de extorsionar, manipular e incluso sobornar con tal de conseguir sus objetivos sobre el Sáhara»

Con la venta de armas a Marruecos, firma de pactos comerciales que incluyen el Sahara Occidental, aceptar, cada vez más, las tesis marroquíes sobre una solución “realista” que no es otra que una autonomía del Sahara dentro de Marruecos, etc., se ve de forma clara cuál es la postura real española en este conflicto.

André Abeledo

El polvorín del Sáhara Occidental, una guerra con muchos culpables y un pueblo como víctima

Poca gente sabe que el muro de la vergüenza más largo del mundo no está en Palestina, sino que fue levantado por Marruecos para separar al pueblo saharaui. La crisis de la pandemia del COVID-19 lo ocupa todo, es algo que entra dentro de la lógica, lo estamos sufriendo en nuestras propias carnes y en nuestra tierra. Pero existe un conflicto olvidado y aparcado, un pueblo desterrado en el desierto.