Artículos

Astuta tortuga

A medida que avanzaba, como un caballo viejo que, en lugar de desmoronarse de fatiga, recuperaba un trote ligero en los últimos pocos metros que quedaban para la meta, el resultado parecía a punto –a un 0,88 % de distancia en algún momento de infarto– de superar a la áspera Marine Le Pen.