Al pan, pan y al vino, vino

El rey y el cuadro

Ni siquiera dirige frontalmente la mirada, se trata de una postura de desprecio, de superioridad y de arrogancia. Es una imagen pura de la monarquía. […]