Sujeto de ruptura

Por Sara Outeiral


Como ciudadana, mujer y feminista no puede dejar de preocuparme el auge de la extrema derecha y la imposibilidad de la izquierda de dar a los ciudadanxs una alternativa de ruptura con el régimen.

Las declaraciones de Santiago Abascal (Vox) para derogar la ley contra la violencia de género son el comienzo de propuestas que ponen en peligro los derechos humanos de todas las mujeres. Pablo Casado (PP) propone bajar el SMI. Albert Rivera (C’s) creyéndose el abanderado del feminismo defendiendo la gestación subrogada. Todos ellos incluyen con demagogia en cada debate el derecho de los pueblos a decidir, el derecho a la autodeterminación. Aquí está la pregunta, ¿funcionará el discurso del miedo y el victimismo?

Además, nos encontramos con un Unidas Podemos debilitado y fracturado, un Psoe que no es más que un engaño que no puede ser calificado como un partido obrero pero si un aliado del régimen más otros actores que no pudieron hacer frente a todos los cambios políticos y sociales. Estamos en un momento de descomposición / reflujo y futura recomposición de la izquierda. El ciclo 15M terminó y la ilusión por un sujeto de ruptura se vió frustrada por los obstáculos internos, un discurso demasiado moderado y las mentiras de esta decidida extrema derecha.

Después de esta reflexión, nada optimista sobre las elecciones, creo que debemos salir a votar con responsabilidad en cada territorio, votar a la izquierda del Psoe. No traduzcais mi análisis como una apelación para no ejercer nuestro derecho, sino todo lo contrario, una apelación para construir un verdadero sujeto de ruptura adaptándonos a las circunstancias actuales.

Desde mi punto de vista, sobre todo, debemos apoyar a los movimientos sociales y tomar un ejemplo de ellos: el movimiento feminista, lxs jubiladxs, el movimiento por el cambio climático, el sindicato de inquilinxs,… La organización de la gente en la calle es la que trae un rayo de esperanza para cambiarlo todo. Luchar por la mayoría social agredida, por las clases populares, con un proyecto fuerte, horizontal, feminista, anticapitalista, antifascista, ecologista para y por todxs. Un espacio donde nos volvamos a inundar con el municipalismo del 2015 y que la unidad
popular no sea una lucha de cuotas de poder. Conseguir hacer frente al impulso de las oligarquías con un discurso valiente contra la austeridad, la precariedad y las políticas neoliberales.

“La peor pelea es la que no se hace.” Karl Marx


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico.

Nueva Revolución no tiene ánimo de lucro, pero sí tiene gastos. No queremos depender de nadie ni tener publicidad. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos.
Ayúdanos a seguir ofreciendo Nueva Revolución.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies