Si nosotros no vamos, ellos seguirán

Por Joan Jordi Abentín

¿Tú cual crees que sería un buen gobierno? -Me dijo un amigo en medio de un debate intenso, en un pequeño bar de Tarragona.
Ese que abogue y trabaje por los derechos humanos. -Respondí.
Pues estamos de acuerdo. -Dijo el compañero.

Y esto es el espejo de este país y directamente de la sociedad. Después de un debate de 40 minutos dónde salió Jesucristo como primer comunista, dónde hablamos de los impuestos para los ricos, de la querida Cifuentes con sus cremas y del hijo de Steve Jobs (Este último todavía no entiendo que pinta, pero lo nombramos), llegamos a una conclusión conjunta. Una conclusión que ya va más allá de la derecha y la izquierda. Una conclusión que nos confirma que no hay tantas diferencias entre nosotros mismos, que no existe tanta pelea, ni tanta falta de respeto, más allá de la que animan los gobiernos. Más allá de esos que nos dividen. Más allá de las banderas.

Y la verdad, hay demasiadas cosas para cambiar para que nos peleemos tanto. Por ejemplo, ayer llegó el IBI a nuestra casa y la cifra que que pagaremos es espeluznante. Dicen que tenemos derecho a vivir en una casa digna. La nuestra no es ni un palacio, ni un dúplex ni una de 1.000m cuadrados. Al contrario. ¿No sería mejor, empezar a cobrar IBI a partir de la segunda? La primera, tienes el derecho a tenerla. Pero la segunda, a pagar. Y si queréis el doble o el triple. No puede ser que alguien tenga UNA casa tenga que hacer un gran esfuerzo económico cada Abril. Repito, quien quiera especular en el Mercado con una segunda o tercera propiedad, pues que pague.

También llegó el Impuesto de la basura. Aquí en Tarragona, en el casco antiguo ésta es portátil, y solo la tienes 3 horas al día. Pues bien, la cifra vuelve a ser súper exagerada. Para no nombrar los recibos del agua, electricidad… O el precio de la comida, del material escolar…

Esto, son simples ejemplos que nos afectan a todos. Y nadie se salva. Y si, cuando hay un debate, podemos estar en desacuerdo sobre si Jesús era Comunista o si queremos un país ateo o religioso. Pero en el momento que hablemos de derechos humanos, todos estaremos de acuerdo. Y ahí tenemos que llegar. No tenemos que quedarnos en casa, no hemos de ser vagos, no podemos continuar hablando de lo mal que está el país sin movernos y solo pensando en que todo se soluciona des de las instituciones y des de las fotos en Twitter.

Y mirad, ahora Cifuentes ha dimitido, y C’s va a poner otra persona del PP. Es decir, se va una de la mafia pero esta sigue. La corrupción, el engaño, y el conformismo ladrón no se va. Y ya estoy harto que hablen de crisis como algo económico o que nos digan que estamos saliendo de esta. La más grave no es la del capital ni la del Íbex. La crisis es muy simple y su nombre es Partido Popular, Ciudadanos y Convergencia. El verdadero problema es que los obreros están dando alas a la derecha. La real es esa que viene de las personas que votarán a Rivera y después quedarán en paro por culpa del “guapo que habla bien”. Y esta no la batallan ni los bancos ni los empresarios encorbatados. Esta la luchamos nosotros.

La pararemos el día que nos pongamos de acuerdo de una vez y abandonemos los bandos continuos en los que estamos sometidos. La pararemos cuando dejemos de hacer encuestas, cuando dejemos de hacer “zascas”, cuando dejemos de hacer postureo y cuando empecemos a salir de las reuniones para actuar, cuando empecemos a dejar las palabras bonitas para quedar bien por las palabras reales para convencer, el día, que no perdamos una mañana entera organizando y la ganamos andando por las calles y hablando con la gente. El momento en el que dejemos de esperar y empecemos a ir.

Una vez, los Socialistas dijeron “Si tu no vas, ellos vuelven”. Personalmente creo la frase la podemos adaptar a nuestra batalla con algo así: “Si nosotros no vamos, ellos seguirán.”

One thought on “Si nosotros no vamos, ellos seguirán

  • 28/04/2018 at 12:46 pm
    Permalink

    ¿Qué fue primero: el huevo o la gallina? ¿Quién abandonó primero a quien: el obrero a la izquierda, o la izquierda al obrero?
    Después de muchos años de dictadura, de persecución a la lucha obrera, llegó la “supuesta” democracia y luego llegó un “supuesto” partido de izquierdas: el PSOE con Felipe a la cabeza.
    Un PSOE donde se rompió la espalda para entrar en una organización asesina como es la OTAN, y en un invento de los poderosos para ser más poderosos aún, llamado Unión Europea (una “unión” donde los países pobres no tenían poder de decisión ninguna y donde sólo primaban los intereses de los poderosos, sobre todo Alemania).
    Y Alemania pidió que se “eliminara” parte de la industria (sobre todo de Asturias) porque era una competidora muy dura para la industria alemana; y ahí el PSOE dirigido por Felipe se sacó de la manga la reconversión industrial que convirtió el paraíso asturiano en un paraje post-industrial del que todavía no levantó cabeza.
    Ese momento puede considerarse la primera traición de la izquierda española a los obreros; así que a la pregunta que inició este comentario MI respuesta es: primero traicionó la izquierda al obrero.
    Así que ahora no le puede extraña a nadie que parte de los obreros se hayan echado en manos de la derecha rancia del PP o de la derecha guapa y chachipiruli naranja (unos Ciudadanos que son más peligrosos que el PP, que nadie lo dude).

    Reply

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies