Se aproxima la última gran crisis económica global (IV)

A la humanidad le están aplicando la fórmula de la rana y el agua hirviendo, que dice así: “Si echamos una rana en una olla con agua hirviendo, esta salta inmediatamente hacia fuera y consigue escapar. En cambio, si ponemos una olla con agua a temperatura ambiente y echamos una rana, ésta se queda tan tranquila. Y si a continuación empezamos a calentar el agua poco a poco, la rana no reacciona, sino que se va acomodando a la temperatura hasta que pierde el sentido y, finalmente, muere achicharrada.” […]