Se acabó

Por José Antonio Martín Acosta

Todo se acabó
Barrido por un torbellino de plomo
Caímos como troncos recién talados
Y un nido de vida voló ante nuestros ojos
Se acabó la conquista sin palacio
La victoria sugerida
El sorpasso eclipsado
Se acabó la tortura cotidiana
De seres calumniados
El foco deslumbrando
Y la tinta negra de la mentira
Cavando hoyos en el patio
Se terminó la ternura de militar en un canto
De sentirse parte de algo
Aunque ese algo
Sea el desencanto
Se terminó el titular
La bala que anuncia días malos
La ideología en un cajón
También se terminó
Arruinados huimos en estampida
Dejando los corceles dirigirse solos
Al acantilado
Se acabó
Todo se acabó
Pero se acabó
Para seguir comenzando.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.