Satanismo, o el nacimiento de una filosofía de la liberación

Pablo Manuel Arenas López

"Sin el pecado, sin la maldad humana, y sin la opresión, el cristianismo no tendría otra cosa que hacer aquí."

¿Cómo es posible que haya existido una ideología, pasada por religión, que haya causado tanto dolor, agonía, y muerte? La respuesta es simple: el idealismo cristiano. El cristianismo se ha impuesto como una religión, construida primero como filosofía, que subordina la supuesta vida extraterrenal y eterna, a la vida terrena y mortal. Su principio se sostiene en la idea de que todo el dolor que se sufra en la tierra será recompensado en el cielo. Nunca antes una filosofía había sido tan enemiga de la propia existencia humana.

Antes de nada, lector, no se asuste sobre el título del artículo, pues esto de satanismo tiene de todo menos de satanismo, tradicionalmente hablado. El concepto, usado con gran frecuencia a partir de la segunda mitad del siglo XX en Estados Unidos, hace referencia a la construcción de una ideología, un pensamiento filosófico que tiene sus raíces en el pensamiento de Friedrich Nietzsche. Un breve dato: el término hace apología al mito cristiano recogido en la Biblia de Satanás, —quien antes de su caída fuese Lucifer— el arcángel que se rebeló contra Dios. En la tradición, Lucifer era un arcángel de luz, el primero de todos los ángeles y el ser más perfecto después de Dios. La historia de la caída del arcángel de la luz comienza cuando Lucifer se da cuenta de que, pese a su perfección como creación, debe mantenerse en una posición subordinada frente a Dios. Debe cumplir todos los deseos que éste le ordene, pese a que vaya en contra de su voluntad. Lucifer comprende que es un ser creado para complacer la voluntad de Su Señor, y decide rebelarse contra él bajo el argumento de la libertad. El final de la historia ya lo conocemos. Su descenso del cielo como ángel caído y culpable de todos los males terrenales, adoptando el nuevo nombre de Satanás.

Y es que, en efecto, Satán —o Satanás— adora al ser humano por una cuestión fundamental: la capacidad que tiene la humanidad para elegir su destino. Sin embargo, esto es un mito, un cuento que, pese a discutida veracidad existencial, ha calado demasiado hondo en nuestra manera de pensar. A pesar de todo, nos es útil para explicar ciertas cosas que nos ocurren día a día.

Cuando Anton LaVey —el creador de la Iglesia Satánica— publicó su libro La Biblia Satánica lo hizo de la manera que nadie esperaba. Al principio, todos pensaron que se trataba de una broma, sin embargo, el libro y su contenido tenían un fundamento filosófico y existencial bastante arraigado en el pensamiento decimonono de Nietzsche. Al igual que este LaVey, este último escribió El Anticristo en este mismo sentido, como una oposición de ideas.

Tanto para Nietzsche como para LaVey, el cristianismo se impone como una filosofía que atenta contra la propia vida, al negar los placeres vitales y naturales del ser humano. Se trata de una negación de lo que somos como ser humano, como existencia pensante, como existencia deseante, y como existencia sufriente. Y es que, en efecto, nadie puede negar hoy en día el hecho de que los seres humanos pensamos en el destino de nuestras vidas, deseamos tener una vida más fácil, y gratificante a la par que sufrimos cuando fracasamos en muchos de nuestros actos. El cristianismo, sin embargo, se impone como la filosofía de la resignación. “Tú, ser sufriente, no desees; si deseas, arrepiéntete; si gozas, sufre; y si sufres, serás recompensado” Pero, ¿por quién? Es la pregunta a la que todavía, después de 2.000 años de historia humana, nadie ha podido contestar.

La importancia que el satanismo tiene en nuestros días estriba en el hecho de que se trata de una filosofía materialista, no teológica, que busca, ante todo, el pleno desarrollo personal. En cierto sentido se la ha calificado como una ideología individualista que pone el interés personal por encima del colectivo. Sin embargo, esta afirmación es falsa. Los detractores del satanismo (casi todos idealistas, moralistas, puritanos…) esgrimen que la búsqueda de la satisfacción personal va en contra de la satisfacción general. ¿Alguien podría dedicarse por entero a auxiliar a los demás cuándo no es capaz de hacerlo consigo mismo? Lo dudo, ya que si en tu vida las cosas van mal lo primero que deseas es dejar de sufrir y salir de ese agujero para comenzar una nueva vida. Cuando ocurre esto, comúnmente se le suele atribuir a las personas cierto tinte de egoísmo. Sin embargo, tal y como dijo el filósofo Slavoj Žižek “la persona egoísta no es malvada, pues carece del tiempo suficiente como para hacerle mal a nadie. Sólo tiene tiempo para buscar el bienestar personal” (Véase Žižek, “Seis reflexiones marginales sobre la violencia”).

En cierto sentido, la palabra egoísta tiene un significado peyorativo en nuestros días. Se usa para designar a una persona que solo mira por ella misma y no por los demás. Más bien diría que es una persona inteligente. Nunca utilizaría el término egoísta para designar a alguien que no sea capaz de mirar por los demás. Para eso ya tenemos a los narcisistas, personas que teniéndolo todo, sin incapaces de ver nada más allá de sí mismos.

He visto con mis propios ojos a seres negados hasta el punto de verse sometidos a la auto-humillación personal, a merced del otro dominante que le guiaba por el buen camino.

Por tanto, el egoísmo no es necesariamente negativo. No cuando se trata de buscar el bienestar que se carece. Su “supuesto” opuesto es el altruismo, aquél que solo desea el bien para los demás. Los altruistas suelen ser personas que tienen todas sus necesidades satisfechas, que son felices con sus vidas y desean la felicidad para los demás. El altruista primero ha sido egoísta, para después llegar a ser altruista. Y esta es una afirmación que todos los idealistas y puritanos han intentado ocultar durante todo este tiempo, porque para ellos el bienestar personal no tiene cabida. Lo más irónico de todo es cuando piensas en el hecho de que para ellos, la gratificación personal es un mal a evitar, mientras dicen buscar el bienestar general. La contradicción no puede ser más evidente. Sin bienestar personal, difícilmente puedes obtener un bienestar para los demás, ya que psicológicamente nuestro instinto busca la supervivencia y la salud personal.

Una persona que desee el bienestar para los demás, y deniegue el suyo propio es un ser que va en contra de la propia vida. Y de esos han existido unos cuantos a lo largo de la historia. No solo idealistas, sino supuestos materialistas que defendían el bienestar personal como una posición aburguesada, reaccionaria, revisionista, trotskista, etc. Los “descalificativos” son casi innumerables. Lo peor de todo, es ese sector que dice ser materialista pero que establece una alianza con el idealismo cuando le conviene; que sigue ejerciendo la opresión contra la vida humana por el simple hecho de mantenerse en una posición reprimida.

La represión de los cuerpos y de la mente, es brutal. Recientemente, he observado a personas que han sido víctimas de dicha violencia, y las consecuencias derivadas del hecho de negar son asombrosas, a la par que escalofriantes. He visto con mis propios ojos a seres negados hasta el punto de verse sometidos a la auto-humillación personal, a merced del otro dominante que le guiaba por el buen camino. Seres sumidos en la frustración, incapaces de tomar decisiones por ellos mismos, autocomplacientes, y resignados a llevar esa vida porque no les queda otra. Cuanta palabrería bonita para algo tan atroz. En tanto, una de las características básicas de ese idealismo es el uso de la violencia —simbólica— como medio de ejercer el control y el dominio sobre los demás. Su expresión más clara es a través de la imposición de ideas, y un cierto adoctrinamiento de la forma de ver la vida que pretende hacer pasar por natural aquellas cosas que realmente están socialmente construidas. El sociólogo Bourdieu (a quien recomiendo su lectura) dio cuenta de ello y lo calificó como una de las violencias más perversas y peligrosas (la simbólica), al ser casi invisible frente a los ojos de quien los sufre. Esa violencia también actúa contra su propio actor, como un cuchillo de doble hoja, le niega la realidad tanto a quien la ejecuta como a quien la padece. Se trata de una de sus características más notorias.

Respecto a la resignación —y represión—, su máxima se encuentra en el control de la sexualidad. En los seres humanos —y recientemente descubierto en algunas especies animales— el acto sexual ha conseguido separarse de su función biológica reproductora, otorgando placer y satisfacción en aquellos quienes la practican. Los idealistas por su parte, han puesto todos sus esfuerzos en condenar la sexualidad de los hombres, y especialmente, de las mujeres. Se han aliado con el androcentrismo patriarcal para condenar la sexualidad de las mujeres, calificando como putas a aquellas que decidían mantener el control sobre su cuerpo y sobre su vida. Han generado estructuras sociales para mantener ese control basado en el matrimonio y la monogamia, y lo han conseguido. Hay que reconocerle ese mérito. A las que han seguido su buen camino las han calificado como vírgenes, esto es, puras. En su forma de entender el mundo, se ha establecido una dicotomía que actúa como opuestos. O eres virgen, o eres puta. Quien piense que son cosas del pasado, solo tiene que observar el discurso social producido por muchos jóvenes, tanto hombres como mujeres, en cuanto a la fluidez de relaciones afectivo-sexuales. El hombre que mantiene muchas relaciones es calificado como triunfador, la mujer que mantiene muchas relaciones es calificada como puta. Inversamente, el hombre que mantiene pocas relaciones es considerado como reservado, y la mujer que no quiere mantener relaciones es vista como una estrecha. A la vista está de que para nada es cosa del pasado.

Sin embargo, lo que considero clave para entender el éxito del cristianismo como sistema idealista es la exaltación a la pobreza. En un mundo donde la diferencia entre ricos y pobres es cada vez más abismal, la pobreza aparece como una condición negativa que dignifica la condición material de existencia humana. Su supuesto parte de que la humillación, la negación de poder y de riqueza material es un valor que “salvará” su alma, pues según ellos, la pobreza es una virtud humana. Toda persona que diga ser materialista encontrará este fundamento como una falsedad. Los materialistas —ya sean marxistas, anarquistas, satanistas (no son excluyentes entre sí)—entiende que uno de sus objetivos primordiales es la búsqueda de la riqueza, y su reparto equitativo entre los seres humanos. Para el catolicismo, y para el idealismo, la pobreza humana ha sido el hecho que le ha permitido mantenerse a flote todo este tiempo. La luz siempre necesita de oscuridad para brillar. Y la pobreza es, en efecto, esa oscuridad. Como idealistas, su visión del mundo les impide tener razonar y ver las causas sociales y económicas que provoca esa pobreza, ya sea por ceguera, ya sea por practica de cierta idiotez humana. Practican aquello que llama “caridad” que no es otra cosa que una ideología que pretende ocultar las causas de la desigualdad y perpetuar la situación de pobreza, hambre y miseria. Se elevan como defensores de los pobres y de los débiles cuando realmente se alimentan de ellos, pues sin la pobreza y sin la debilidad que los mantiene sumisos, ellos no existirían. Por tanto, podrían clasificarse como parásitos de humanos que se alimentan de su situación para sobrevivir. Sin pobreza, su misión en este mundo no tendría sentido.

En este sentido, además de mantener una alianza con el androcentrismo patriarcal, han sabido mantener una muy buena relación con el sistema capitalista. Para ellos, la práctica del lucro personal a costa de la explotación y de la opresión de otras personas se justifica como una forma de maldad humana. Una maldad que, ojo, es necesaria para ellos. Porque sin el pecado, sin la maldad humana, y sin la opresión, no tendrían otra cosa que hacer aquí.

Así las cosas, el idealismo ha generado un ejercito de muertos vivientes como ninguna otra ideología lo ha conseguido hasta ahora. Piénsese en todos aquellos sacerdotes reprimidos que pretenden convertir en vampiros a todos aquellos a quienes puedan capturar. La cifra es brutal. La respuesta a este hecho se explica cuando das cuenta de que todos ellos son unos resentidos que no han sido capaces de gozar y obtener bienestar personal para ellos mismo, y pese a su declarada incapacidad, pretenden hacerle lo mismo a los demás. Este es el verdadero mal y no el egoísmo, que solo busca el bienestar y el desarrollo personal.

En tanto, el satanismo se eleva como una filosofía revolucionaria, en cuanto es subvierte el orden establecido. Es una filosofía de la liberación, personal y humana. No es malvada en sus principios, sino que busca el beneficio personal a través de la gratificación. De la misma manera, tampoco se olvida del beneficio colectivo, ni de sus intereses; pues como seres humanos, nos preocupamos de que nuestros seres queridos estén lo mejor posible. Esta máxima es aplicable al mayor número de personas posibles. En cierto sentido, comparte algunos fundamentos con el utilitarismo de Jeremy Bentham, al desear el bienestar para la mayor cantidad posible de personas.

Cuando Anton LaVey publicó su libro La Biblia Satánica lo hizo de la manera que nadie esperaba. El libro y su contenido tenían un fundamento filosófico y existencial

El principio básico de todo satanista es el amor a la vida, tanto la propia como la ajena. El satanista es una persona que es consciente de su condición natural y social, que acepta sus limitadas capacidades y que, pese a ello, se resiste a la resignación. Aceptar las limitaciones propias no significa que no puedas hacer nada por superarlas, al contrario, es darse cuenta de cuales son tus puntos fuertes y cuales son tus debilidades, para una vez identificadas, maximizar tus mejores habilidades. En este sentido, el satanista es materialista en cuanto parte de la realidad para ser consciente de cuales son sus condiciones de existencia, en un trabajo de superación y desarrollo personal. De la misma manera, no se engaña bajo ciertas formas de imposición ideológicas que pretenden estructurar la realidad de una manera muy determinada. Apela al pensamiento crítico como forma de liberación, y es consciente de las formas de dominación y opresión humanas existentes a lo largo de la historia de la humanidad.

No acepta el enriquecimiento ni el beneficio personal a costa del trabajo ajeno. No se apropia de su tiempo ni de su trabajo, sino que entiende que eso le pertenece y, por tanto, le es legítimo.

Ya hemos comentado que no se trata de una posición metafísica —aquella que establece la existencia de un ser sobrenatural— sino material, es decir, humana, y existente. En resumidas cuentas, podríamos enumerar lo que considero que son los principios básico del satanismo moderno, como filosofía de la liberación y emancipación humana:

  1. Acepta tus capacidades. No niegues lo que realmente eres, e intenta por todos tus medios superar aquello que te propongas.
  2. La resignación es una forma de dominación y opresión humana. El ser que se resigna a conseguir algo acepta que es incapaz de conseguirlo y cae en un estado de anomia y autocomplacencia.
  3. La libertad y la igualdad entre seres humanos son los principios rectores del satanismo. No coartes la libertad de nadie a menos que actúe en contra de tu interés o el interés general.
  4. La crítica y la autocrítica son las mejores herramientas para superar todas tus debilidades. Es optar por la vía del desarrollo y el crecimiento personal, es dar cuenta de la realidad y elegir el camino más conveniente para tu bienestar.
  5. La imposición de una visión del mundo es la herramienta de opresión de la vida humana. El conformismo, es la actitud individual a esa opresión. Las personas que no practican el conformismo buscan siempre mejorar su condición como personas, en aras del crecimiento y en busca de la felicidad.
  6. La resignación y la represión de los cuerpos y de la sexualidad humana solo ha establecido una forma de ejercer el control sobre nuestras vidas y nuestra felicidad. El satanista busca, ante todo, la libertad sexual de su cuerpo, y en especial, la liberación de la mujer que se ha encontrado en una posición de dominación frente al varón a lo largo de toda la historia de la humanidad. El satanismo es un aliado de la igualdad y de la libertad.
  7. La lucha por la justicia social es el principio rector de la humanidad. El dolor y el sufrimiento del otro nunca nos es ajeno, pues solo los narcisistas serían capaces de ignorar el dolor del otro. Practicar la lucha social y la solidaridad es una forma de liberación y emancipación humana.
  8. La separación entre Iglesia y Estado. La religión en las escuelas públicas supone una forma de adoctrinamiento entre los niños que, pese a su edad, carecen herramientas que le permiten desarrollar un pensamiento crítico. A los niños se les deben educar en los valores científicos que permitan desarrollar la crítica y la autocrítica.
  9. La defensa por las minorías y los derechos LGTBI, como formas de expresión y de vida humana.

Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico.

Nueva Revolución no tiene ánimo de lucro, pero sí tiene gastos. No queremos depender de nadie ni tener publicidad. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos.
Ayúdanos a seguir ofreciendo Nueva Revolución.

6 thoughts on “Satanismo, o el nacimiento de una filosofía de la liberación

  • 04/06/2019 at 2:49 pm
    Permalink

    He visto estatuas d buda cn ls mismos mudras ( gestos d mano y brazo ) que el bafomet d la foto

    Reply
  • 31/05/2019 at 12:46 pm
    Permalink

    ecuanimidad…budismo…= pedagogia d sentido comun / “i shin de shin” ( d corazon a corazon )

    Reply
  • 31/05/2019 at 12:40 pm
    Permalink


    no confundir catolicismo cn cristianismo :
    ls catolocos se cargaron a ls cataros hace 5 siglos en Montsegur
    aunque el mensaje dl cristianismo tbn esta pervertido,
    ya no vale

    no confundir a Lucifer cn satan qe solo son lo mismo desde hace 16 siglos
    cuando en el concilio d Toledo siglo 4º, dijeron qe era asi
    pero llevaban siendo ds entes distintos miles d años
    . segun la biblia, lucifer queria para toda la humanidad lo que yave solo pa ls judios,
    ls elegidos, segun ellos mismos…vendria a ser el vulcano dl olimpo,
    qe dio a ls humanos el fuego etc

    dios es la energia : esta en todo lo crea todo y no s puede demostrar
    Y si la materia es enegia cn una determ vibracion d onda,
    al tener cuerpo ya somos dios,
    Lo dijo Buda y lo pone en el genesis d la biblia cuando
    esta era un verdadero libro d iniciciacion metafisica anclado en el extremo oriente
    y no un compendio moral sionista a su conveniencia )
    Cncepto d ios oriental
    = terapia d regulacion bioenergetica oriental
    = acupuntura shiatsu macrobiotica meditacion zen
    Solo mantener esa armonia cn :
    . buenas acciones-pensamientos-emociones- modales-etc
    .asertividad empatia
    . razon reflexion estudio analisis
    . autocritica
    . ecuanimidad ( saber que cuando como cuanto segun cada caso y cadacual ),
    qe se trabaja cn la meditacion zen
    = pedagogia
    = el budismo e sla metafisica de la terapia biuoenergetica oriental

    pero si se rompe ese equilibrio , se crea karma = la enfermedad
    Karma tbn es dar mal ejemplo y extenderlo, etc
    Si s puede evitar no es karma y se debe intentar pqe
    karma no es misticismo masoquismo sumision ni resignacion
    pero si para evitarlo hacemos daño sin ecuanimidad = karma
    y casi siempre se hace daño pqe no somos budas
    qe sanan solo cn amor mirar y palabras

    el karma no juzga lo justo o injusto, puede ser injusto y por eso hay que intentar evitarlo
    el karma es un concepto va directo a la experiencia.
    para que no nos manipule nº ni ajeno odio
    si era justo por que hicimos mal y nos lo devuelven pero para evitarlo añadimos mas engaños, atraemos peor karma :
    el karma es tambien el ponermos a nos mismos velos de mezquindad que nos impiden ver lo bueno que pasa dlte nº : salimos perdiendo.
    “la enfermedad es la escoba que barre el ego”
    mahamudra/ iluminacion satori – budista = tao
    cuando ya no nos descoloca el devenir
    Ni bien ni mal ni si ni no
    asi como el agua fluye y se arrastra pero arrastra

    la mente original esta tapada por el ego =
    velos d ignorancia = tupidez mental = es-tupidez =
    de ls venenos. ira miedo odio-soberbia obsesion-angustia-ansia autocomplacencia-vanidad

    lo qe mas necesitamos y lo que cada vez hay menos en este mundo es amor
    todo es dinero todo es prisas, cada vez se trabaja mas por menos y ls dos d la familia…

    en realidad no se dondeentra stan en esto…¿ en queYO me deje llevar por la es-tuPPidez ?

    Reply
    • 31/05/2019 at 12:43 pm
      Permalink

      en el genesis d la biblia pone : ls humanos a imagen y semejanza d dios son ”
      es raro qe no lo hayan ocultado, pero d todosd modos lo callan…

      Reply
      • 01/06/2019 at 4:09 pm
        Permalink

        respecto a lo de la enfermedad etc
        fijaos qe el bafomet en la tripa,
        lleva el caduceo d la farmacia qe es un yin yang

        . Segun el budismo esoterico el karma se limpia cn :
        el mantra de sempa 111.111 veces
        tbn repitiendo o escuchando o leyendo o escribiendo “Milarepa”
        tbn cn la transmigracion budica en qe se repite nombre+2 apellidos dl muert@
        se le dice que no tenga miedo qe esta muert@ y qe siga ls luces qe llegan
        a su corazon rechazando lo demas para llegar al paraiso
        ( No he terminado ls sempa asi qe no se si vale )
        Respecto a lo esoterico ¿ qué es ? ( ceremonias , mantras, sonidos , visualizaciones, etc ) :
        . puede ser pqe nadie se ha molestado en demostrarlo cientificamente
        . puede ser pqe no se puede demostrar cientificamente pero la experiencia y
        sensacion sentimoento etc ns diga qe hay algo
        . puede qe sea una mandanga pa ilus@s

        Meditar ns devuelve al aqui ahora pqe al estar en qietud-silencio y respirando ns damos cuenta que lo que ns agobia no esta sucediendo y ns calmamosiendo asi y dejando de someter a nº cuerpo a esa tension que es consumo de energia y trabajo y disfuncion, puede que no rejuvenezca pero deja de envejecer
        https://nutritionfacts.org/es/video/flashback-friday-afecta-la-meditacion-al-envejecimiento-celular-y-telomeros-rematalo-con-la-dieta/?utm_source=NutritionFacts.org&utm_campaign=5bc3ed08de-RSS_VIDEO_DAILY_SPANISH&utm_medium=email&utm_term=0_40f9e497d1-5bc3ed08de-25635601&mc_cid=5bc3ed08de&mc_eid=ea2b71e8d3
        https://www.eldiario.es/consumoclaro/cuidarse/beneficios-meditacion-ciencia_0_864414392.html
        Pero dios al ser energia, está en nos ya que todo es energia etc
        y dado que cuerpo corazon y mente es uno, se puede cultivar esa energia con
        pensamientos , acciones y cuidando la salud .
        la divinidad no es mas que mantener esa energia eqyuilibrada y regulada fluyendo :
        concepto de salud bioenergetico =
        ” la enfermedad es la escoba que bare el ego ”
        Proverbio oriental
        asi somos dios ya que somos materia y
        la materia es energia con una determinada vibracion
        ( lo dijo tambien buda y está en el génesis , cuando aun conservaba conceptos mas arcaicos orientales que luego fueron borrados por el judaismo, que semos a imagen y semejanza de dios ).
        y solo hay que mantener esa vibracion-equilibrio a traves de la etica,  meditación,
        alimentacion, actitud y pensamiento correctos, trabajo.
        Cuerpo corazon y mente son solo una tambien  por que cuando nos dicen algo
        saltamos corremos
        gritamos reimos lloramos
        nos podemos bloquear mentalmente :
        ” la enfermedad es la escoba que barre el ego” ( Proverbio budista )

        y esto lo trabaja tbn la meditacion : ni dlte ni detras ni drecha ni izda :
        ecuanimidad y empatia pedagogicas a traves de ver las evidencias en la realidad por estar en el aqui ahora
        en que entramos meditando ya que al estar parados y en silencio,
        aparecen nuestras angustias y ansias
        pero al estar respirando como es natural y de modo natural,
        nos damos cuenta que ya no suceden
        asi tbn centra recarga relaja concentra energetiza
        La meditacion lo que hace es crear prespectiva al retraernos al aquiahora :
        al estar en quietud y silencio aparecen ansias y angustias miedos, etc etc
        pero al estar respirando y en quietud etc
        nos damos cuenta que realmente no suceden.
        ASi al desaparecer, la postura se yergue de tierra a cielo y
        el cuerpo corazon y mente se alinean en la ecuanimidad : ni drcha ni izda ni dlte ni detras,
        que desarrolla empatia y pedagogia.

        la energia está en todo, la materia tbn
        nº cuerpo es materia y por tanto energia con una deterrminada vibracion de onda
        somos energia y la bioenergetica y su terapeutica son ciertas : acupuntura shiatsu etc
        Esta demostrado por Wilheim reich que el prana orgon ki chi existen

        asi como el diamante no deja d serlo a pesar de adoptar el color del paño donde se pose
        asi como el espejo refleja fuego y agua sin quemarse ni mojarse
        asi como el reflejo es nº pero no nosotros
        asi como el agua fluye y se arrstra pero arrastra

        Reply
    • 02/06/2019 at 2:52 pm
      Permalink

      el satori-mahamudra -iluminacion etc,
      es cuando el karma no nos importa pqe hemos acabado cn el ego
      (= ” ni bien ni mal ni si ni no ” )
      y se fluye tbn en la adversidad como si nada
      ocupandose de hacer ( no es lo que pasa sino lo que hacemos cn ello etc)

      Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies