Reflexiones de verano

Por Joan Jordi Abentín

Cánticos, reflexiones, y temas inútiles.

Estos días he estado sin publicar nada ya que he decidido descansar de toda la política que me venía. La verdad es que hay un momento que te replanteas todo y te quedas pensando si vale la pena seguir luchando por un hito que sabes que es una utopía.

No sé si os pasa pero cuando llegan vacaciones e intentas desconectar un poco es imposible. Y os explico el porqué:

Vas al Café de siempre y por la calle no paras de ver esteladas o banderas españolas en los balcones.

Cuando llegas la noticias puestas: Un día Antena 3 y ves como cargan de forma exagerada contra los independentistas . Otro día TV3 y ves como la publicidad a favor de estos también lo es.

Los recortes en todo lo que da justicia no los ha hecho solo el PP, también los ha hecho Convergencia y Unió.

El día siguiente coges y vas a ver una actuación de “castells” en una plaza llena de gente (algo bastante tradicional aquí) y de repente te ponen el Himno Nacional de Cataluña (no lo veo mal, lo canté con el resto). El problema es que lo usan como himno altavoz para el independentismo. Y yo no lo digo por mí, me da igual y más en estas épocas del año, pero ¿de verdad hacia falta esa representación “como” de fuerza? Mira que he ido veces a esa actuación y nunca se había hecho eso que yo recuerde.

Hay un momento que el intento de desconectar se vuelve inútil. Vayas dónde vayas hay política. Vayas dónde vayas está politizado. Pero dentro de todo este show hay un hecho que para mí es peor. Está únicamente politizado para el “temita”. Solo hablan de política para hablar de la bandera catalana o de la bandera española. Solo hablan de política para decir “Viva España Unida” o “Visca Catalunya lliure”. Solo hablan de política para decir que han sacado “lacitos amarillos” o para decir que han pegado a alguien de Societat Civil. Solo hablan de política para la entrevista a Puigdemont y Torra o para las palabras de Rivera o Casado. Solo hablan de política para poner como se pelean los de la CUP con los de SCC en el día del homenaje para los atentados. Solo hablan de política para dividir y poner más mierda al asunto.

El otro día, mientras en el público de esa actuación la gente gritaba independencia, me venían a la cabeza unas reflexiones que seguramente son políticamente incorrectas:

¿Qué pasaría si la plaza entera, en vez de decir independencia de dijera que hay que mejorar la sanidad?

¿Qué pasaría si la plaza entera en vez de gritar todos con el objetivo de una bandera, se gritara para el objetivo de la igualdad?

¿Qué pasaría si la plaza entera, en vez de poner Els Segadors como himno “indepe” se usara como símbolo de unión de las clases populares y trabajadoras?

¿Que pasaría si la plaza entera, en vez de hacer un llamamiento a gritar himnos independentistas se hiciera un llamamiento para acabar con el desastre de pensiones?

¿Qué pasaría si la plaza entera, en vez de poner a España como enemigo, se pusiera a las clases dominantes y burguesas como tal?

¿Qué pasaría si de una vez dejamos de darle la culpa a países o administraciones y le damos a quien la tiene? Compañeros, la culpa de lo que estamos viviendo es de algunos independentistas y de algunos que no lo son. ¡¡¡LA CULPA DE NO TENER LIBERTADES, DE NO TENER IGUALDAD Y DE NO TENER NINGUNA FRATERNIDAD ES DE LAS CLASES DOMINANTES ESPAÑOLAS Y CATALANAS!!!

Los recortes en todo lo que da justicia no los ha hecho solo el PP. También los ha hecho Convergencia y Unió. (Y da la casualidad que estos forman parte de todos aquellos que les interesa que ahora no se hable de nada más que de unas banderas).

Esas autopreguntas que en general son políticamente incorrectas me han hecho pensar mucho sobre la inutilidad del procés. Un procés que solo ha servido para consolidar de escondidas los recortes más bestias en Cataluña. Un procés que en 8 años no ha hecho nada para nosotros y estoy seguro que muca gente que pueda leer esta última frase lo sabrá.

Todo esto empezó cuando tenía 12 años y no he notado nada. De hecho estamos peor. Y el problema es que creo que en general, hay una equivocación muy grande sobre quien es el rival. Sobre quién es el problema.

Hay un momento que el intento de desconectar se vuelve inútil. Vayas dónde vayas hay política. Vayas dónde vayas está politizado. Pero dentro de todo este show hay un hecho que para mí es peor.

Y mirad, voy a poner un par de ejemplos de quien es el enemigo real:

¿Sabéis por qué me molesta que Puigdemont viva en un chalet?

Pues a mí me da lo mismo quién lo pague o si es “independentista, Unionista o Humanista”. Me da igual. Lo que sí me da es que no veo justo que alguien viva en un palacete mientras todas las clases populares sufrimos para pagar el IBI o los impuestos. Y me da igual que sea Puigdemont, Pablo Iglesias, Albert Rivera o Pedro Sánchez. Que compañeras y compañeros, con un pisito haces.

¿O sabéis por qué me molesta que M. Rajoy este enchufado en su trabajo?

Pues a mí me da lo mismo si es “independentista, Unionista o Humanista”. Me da igual. Lo que sí me da es que las clases populares estamos condenados a vivir como podamos y con mucho esfuerzo, mientras este chorizo esta puesto a dedo mientras va consiguiendo premios por llamarse como se llame.

Sí, en este escrito me he alargado. Pero por eso está el verano. Para reflexionar y de vez en cuando para decir alguna cosa más políticamente incorrecta. Y de verdad, creo que la única manera de cambiar algo es dejar los temas inútiles y empezar a luchar por todo aquello que de verdad nos afecta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Canal de Nueva Revolución

Síguenos en Telegram
Cerrar