Paro Nacional en Colombia contra un nuevo paquetazo liberal

Por Oriol Sabata

La clase trabajadora colombiana se echó a las calles este 28 de abril en el marco del Paro Nacional contra el proyecto de reforma tributaria y el paquetazo liberal que pretende imponer el Presidente Iván Duque y que fue presentado la semana pasada en el Congreso. Las principales ciudades del país fueron escenario de manifestaciones, bloqueos de avenidas y acciones de protesta en repudio a estas políticas. Las organizaciones convocantes advierten que se trata de un paquete anti-obrero que en realidad busca satisfacer los intereses patronales y del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Las medidas del paquetazo

Este proyecto contempla, por ejemplo, subir el IVA a productos de primera necesidad, a los combustibles y a los servicios públicos, algo que afecta directamente al bolsillo de los trabajadores del país suramericano. Los sindicatos y organizaciones que integran el Comité Nacional de Paro denuncian que Duque pretende hacer recaer todo el peso de la crisis económica y sanitaria sobre las espaldas de los más pobres a través de nuevas cargas impositivas sin tocar a aquellos sectores de la población con mayor renta.

Otra de las medidas que ha puesto en pie de guerra al pueblo colombiano es la congelación del salario de los trabajadores públicos hasta 2026, así como la supresión de organismos y entidades estatales. Esto último anticipa una ola de despidos en el sector. En el campo, el campesinado también ha mostrado su indignación ante los planes de gravar los insumos agrícolas, una decisión que encarecerá la producción y los precios de los alimentos.

Crisis social y humanitaria

Esta jornada de movilización viene marcada por una crisis humanitaria fruto de la represión, la violencia y los asesinatos masivos de líderes sociales, sindicales y campesinos en Colombia. Un reciente informe del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) ofrece datos escalofriantes: cada dos días, un líder social es asesinado en el país a manos de grupos paramilitares y del narco. En lo que va de 2021, han matado a 43 defensores de Derechos Humanos y líderes sociales.  Desde que en el año 2016 se firmaron los Acuerdos de Paz entre el Estado colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), han sido asesinados 944 ex-combatientes o dirigentes sociales.

País quebrado

El Presidente Iván Duque enfrenta un difícil clima social. Actualmente su popularidad se ha desplomado al 33%. A nivel económico, los datos tampoco resultan nada alentadores: en 2020 el Producto Interno Bruto (PIB) se hundió un 6,8% y el desempleo a día de hoy alcanza el 18%. Se estima, además, que la mitad de la población se ve forzada a trabajar en negro para poder salir adelante. Colombia es uno de los países de América Latina donde más ha crecido la pobreza en 2020, alcanzando el 38,7%, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.