Obras son amores…

«La Sanidad Pública tiene una situación crítica que le impiden atender adecuadamente las demandas asistenciales, las listas de espera aumentan… y los seguros privados crecen en paralelo».

Carlos Sánchez Fernández, Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública

Varios refranes indican la diferencia existente entre las promesas de los gobernantes, de los políticos, etc y la realidad de los hechos: obras son amores y no buenas razones, una cosa es predicar y otra dar trigo, etc, son buenos ejemplos. Es frecuente que a los responsables públicos, y no digamos a los políticos en campaña se les caliente la boca y prometan lo que luego no están dispuestos a hacer, es un clásico las promesas en las campañas electorales que todos asumimos que ni se cumplirán ni existe la menor intención de hacerlo.

Ya se sabía que el apoyo mostrado por la población a la Sanidad Pública con los aplausos tenía mucho de emocional y disminuiría con el tiempo, pero los políticos, hicieron gala de una práctica unanimidad en sus declaraciones sobre  la necesidad de reforzar nuestro sistema sanitario. ¿Cuáles son los efectos prácticos?, pocos o muy pocos, mientras se han hecho numerosas declaraciones de apoyo, lo cierto es que más allá de homenajes, placas y agradecimientos públicos, que se aprovechan para hacerse las correspondientes fotos y aparecer en los medios, a la hora de la verdad, la de los presupuestos la realidad ha sido muy pobre.

Empecemos con el afamado Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en el que se dedica a la sanidad el llamado componente 18. En el el dinero dedicado al sistema sanitario es claramente insuficiente por no decir ridículo (el 1,58% del Plan), de hecho somos el tercer país de la UE que menos destina a Sanidad dentro de los planes de recuperación, por supuesto lejísimos del 22,68% de Italia, el 17,8 de Alemania o el 14,9% de Francia, e incluso del 8,3% de Portugal, es decir a la hora de dedicar dinero de la UE a reforzar el sistema sanitario estamos desaprovechando una situación de resolver problemas crónicos de infrafinanciación que se han visto tan claramente en la pandemia.

Otra cuestión llamativa es que las cinco reformas que se plantean (fortalecimiento de la Atención Primaria; reforma del sistema de Salud Pública; consolidación de la cohesión, la equidad y la universalidad; refuerzo de las capacidades profesionales y reducción de la temporalidad; y reforma de la regulación de medicamentos y mejora de su acceso), temas  imprescindibles y de que deben abordarse con urgencia, tienen una financiación 0, es decir no se les destina ni un euro, y aunque en el texto explicativo de las mismas se dice que se utilizarán fondos del Gobierno, de las CCAA y algunos fondos específicos de la UE, no se establece cuantificación alguna de los mismos, ni compromiso económico concreto, con lo que entra dentro de lo probable que se queden en una buena declaración de buenas intenciones con escaso efecto práctico sobre el sistema sanitario.

Lo mismo o aún peor es lo sucedido con los 1.089 millones de € que los presupuestos del Ministerio de Sanidad para 2021 dedicaban al desarrollo del Marco estratégico de Atención Primaria y de los que se sepa no se ha ejecutado un solo €, es decir la AP tan necesitada de un especial refuerzo durante la pandemia (especialmente de personal, pero también de medios) ha vuelto a verse postergada en las prioridades de gasto, el resultado lo conocemos todos los días, centros de salud cerrados a la población con demoras intolerables en las citaciones).

De nuevo las promesas se quedaron en eso, en promesas. La Sanidad Pública tiene una situación crítica que le impiden atender adecuadamente las demandas asistenciales de la población, las listas de espera aumentan de manera continuada… y los seguros privados crecen en paralelo.

Ahora van a negociarse nuevos presupuestos y es el momento de rectificar, de adecuarlos a las necesidades de reforzar la Sanidad Pública y de convertir las palabras en hechos. Ojalá que sea así.

1 Trackback / Pingback

  1. Obras son amores… - FADSP

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.