Naomi Klein: «Las élites entienden que los momentos de crisis son su oportunidad de impulsar su lista de deseos»

Javier F. Ferrero

Naomi Klein, periodista, escritora y activista canadiense, conocida por su crítica a la globalización y el capitalismo, es una de esas voces que necesitamos escuchar en estos tiempos de crisis a todos los niveles. Alguien con la capacidad de enfocar lo importante y la claridad para ver más allá de lo evidente.

Klein habló con el medio VICE sobre cómo el «shock» del coronavirus está dando paso a la cadena de eventos que describió hace más de una década en The Shock Doctrine, uno de sus libros más celebrados.

«La forma en que defino el capitalismo de desastre es realmente sencilla: describe la forma en que las industrias privadas surgen para beneficiarse directamente de las crisis a gran escala», analiza Klein en referencia a lo que ella considere «doctrina de shock». «La especulación por desastres y la guerra no es un concepto nuevo, pero realmente se profundizó bajo la administración Bush después del 11 de septiembre, cuando la administración declaró este tipo de crisis de seguridad interminable, y al mismo tiempo la privatizó y la subcontrató, esto incluyó lo interno, el estado de seguridad privatizado, así como la invasión y ocupación [privatizada] de Irak y Afganistán», remachó.

«La ‘doctrina del shock’ es la estrategia política de utilizar crisis a gran escala para impulsar políticas que profundicen sistemáticamente la desigualdad, enriquezcan a las élites y debiliten a todos los demás. En momentos de crisis, las personas tienden a centrarse en las emergencias diarias de sobrevivir a esa crisis, sea lo que sea, y tienden a confiar demasiado en quienes están en el poder. Quitamos nuestros ojos de la pelota un poco en momentos de crisis», analiza la periodista.

Klein señala que «cuando los mercados fallan, se presta a un cambio progresivo mucho más orgánico que el tipo de políticas desreguladoras que favorecen a las grandes corporaciones». «La doctrina del shock se desarrolló como una forma de evitar que las crisis den paso a momentos orgánicos en los que surgen políticas progresistas. Las élites políticas y económicas entienden que los momentos de crisis son su oportunidad de impulsar su lista de deseos de políticas impopulares que polarizan aún más la riqueza en este país y en todo el mundo».

«En The Shock Doctrine hablo sobre cómo sucedió esto después del huracán Katrina. Los think tanks de Washington como Heritage Foundation se reunieron y crearon una lista de deseos de soluciones de «mercado libre» para Katrina», continuó la periodista y escritora. «El coste real de eso vino en forma de austeridad económica. Por lo tanto, no se trata solo de lo que está sucediendo en este momento, sino de cómo van a pagarlo en el futuro cuando venza la factura de todo esto».

Klein ha destacado la importancia de cuidar de quien nos cuida, algo extrapolable a nuestro país y casos como las enfermeras sin los EPI adecuados: «Podríamos pensar que estaremos seguros si tenemos una buena atención médica, pero si la persona que hace nuestra comida, o entrega nuestra comida, o empaca nuestras cajas no tiene atención médica y no puede permitirse el lujo de hacerse la prueba, y mucho menos quedarse a casa desde el trabajo porque no tienen licencia por enfermedad, no estaremos a salvo. Si no nos cuidamos el uno al otro, ninguno de nosotros es atendido. Estamos enredados.»

«Diferentes formas de organizar la sociedad iluminan diferentes partes de nosotros mismos. Si está en un sistema que sabe que no está cuidando a las personas y no está distribuyendo recursos de manera equitativa, entonces su parte de acaparamiento estará iluminada. Así que tenga en cuenta eso y piense cómo, en lugar de atesorar y pensar en cómo puede cuidarse a sí mismo y a su familia, puede pasar a compartir con sus vecinos y controlar a las personas más vulnerables», finalizó la periodista.


Tú eres nuestra única fuente de financiación. Con tu ayuda podremos seguir ofreciéndote nuestros artículos:

Ayúdanos a seguir con Nueva Revolución

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.