Museos virtuales: ventajas e incovenientes

Por Susana Gómez Nuño

Los museos virtuales se erigen como una excelente opción que permite superar las barreras geográficas, es decir, hoy en día la facilidad de acceso a ellos y la comodidad que eso supone, es una buena motivación para los usuarios.  Todo ello posibilita un acercamiento entre el arte y el público interesado, tan solo disponiendo de acceso a la red y sin el gasto económico y de tiempo que supondría un desplazamiento hasta la ubicación real del museo. De esta forma, se amplía la franja de público que puede acceder a la web virtual del museo.

En mi opinión, los museos virtuales no son solo un recurso digital adecuado, sino también modélico, ya que pueden actuar como incentivo para acercar al público de forma presencial a sus instalaciones. Se alcanza, así, el objetivo principal de los museos que apuestan por las nuevas tecnologías, de complementar museo virtual y presencial.

Una de las ventajas de algunos museos virtuales es la visión a 360 grados, que proporciona una experiencia de realidad virtual muy satisfactoria

Entre las ventajas de los museos virtuales encontramos el acceso colectivo a la información y la visualización de piezas históricas, que pueden estar o no expuestas de forma física en el museo real; la gratuidad del servicio; las interactuaciones con el museo o con otros usuarios mediante fórums o chats habilitados especialmente para ello; y el acceso no destructivo a reproducciones de obras de arte. Algunos museos disponen de la tecnología necesaria para recibir visitas interactivas con visión a 360 grados, lo que proporciona una experiencia de realidad virtual de calidad y muy satisfactoria para los usuarios.

Como ejemplo de este último supuesto encontramos el Smithsonian National Museum of Natural History, en Washington, en cuya web se pueden visitar las exposiciones de historia natural y las de culturas occidentales antiguas, entre otras. Mediante una web un poco más sencilla podemos acceder al Museo del Louvre, en París. Actualmente con tres tours on line.

Una de las desventajas de los museos virtuales es la pérdida de la experiencia sensorial que genera una menor respuesta emocional en el usuario

Sin embargo, los museos virtuales no se encuentran exentos de algunas desventajas. La más importante es que el usuario debe manejar con cierta soltura las TIC, además de disponer de cierto bagaje cultural que le facilite el conocimiento que se desprende de su visita virtual; no todas las obras que están en el museo se encuentran disponibles en formato virtual; y, en muchas ocasiones, la experiencia sensorial que proporciona una visita presencial en la que el usuario puede acercarse al objeto físicamente, no es comparable a la virtual, que puede generar una menor respuesta emocional. Por otro lado, algunos museos no cuentan con tecnología suficiente y pueden proporcionar una baja calidad de las imágenes de las obras, lo que mengua la implicación del usuario y el disfrute de la experiencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Canal de Nueva Revolución

Síguenos en Telegram
Cerrar