El movimiento abolicionista exige terminar con la prostitución

Bajo el lema «Por los derechos de las mujeres, ley abolicionista ya», más de 175 organizaciones hacen un llamamiento a manifestarse el próximo sábado 28 de mayo en Madrid para exigirle al gobierno que legisle con el objetivo de terminar con la prostitución.

Por Oriol Sabata

En un comunicado hecho público este miércoles, la Plataforma de organizaciones de mujeres por la Abolición de la Prostitución (PAP) califica como innegociable la abolición del sistema prostitucional y convocan a una movilización para este 28 de mayo que iniciará a las 12:30 horas en Cibeles. Aseguran que la actual postura del Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos es cómplice con los proxenetas y los «puteros».

La PAP denuncia que la prostitución es una de las formas más execrables de violencia contra las mujeres, que se ven sometidas a la esclavitud y a la explotación. El movimiento abolicionista afirma que es imprescindible abordar esta cuestión con una ley que permita a las mujeres emanciparse y recuperar sus vidas.

Para ello han presentado la Ley Orgánica Abolicionista del Sistema Prostitucional (LOASP), que contempla campañas de sensibilización, prevención y educación así como sanciones para el proxenetismo y medidas de protección y reparación de las víctimas del sistema prostitucional.

Todas estas líneas de actuación van encaminadas fundamentalmente a desmantelar el proxenetismo y la industria de la explotación sexual y a desactivar la demanda de prostitución.

La PAP se constituyó en el año 2002 y desde entonces viene trabajando para terminar con la prostitución. La Plataforma se muestran totalmente contraria a cualquier reglamentación u ordenación del mercado prostitucional.

«La prostitución, en todos los casos y circunstancias, constituye una de las modalidades más antiguas en que se manifiesta, asegura y perpetua la violencia y la desigualdad entre hombres y mujeres», señala la PAP.

El colectivo considera imprescindible aplicar una ley abolicionista que sitúe en el centro a las mujeres en situación de prostitución. En ese sentido, remarcan que el Estado tiene la obligación de garantizar los recursos necesarios para la reparación integral de estas mujeres. «Las mujeres no somos mercancía», sentencian.

Se el primero en comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.