Manuela Vargas, 83 días acampada frente al Hotel Tierras de Jerez que no le paga.

Yo solo quiero que me pague lo que me debe

WhatsApp Image 2018-12-18 at 16.05.30

Teresa Domínguez

Actualización: 15 de enero de 2019, 111 días de lucha.

Manuela Vargas, la kelly jerezana, lleva 83 días acampada frente al Hotel Tierras de Jerez. El pasado 6 de diciembre contamos su historia. Mientras todos disfrutamos de las fiestas navideñas, probablemente junto a los seres queridos, Manuela Vargas pasará las navidades acampada a las puertas de la empresa que no le paga lo que le debe.

El martes 18 hemos tenido una cita con ella, con el buen pretexto de una zambomba, quedamos para vernos, abrazarnos y reivindicar lo que por derecho le corresponde a esta trabajadora, ex-camarera de piso del Hotel Tierras de Jerez.

La concentración, ha estado acompañada en todo momento de lemas, y gritos de lucha, “En las tierras de Jerez no quieren pagar a Manuela”, “Ande ande ande, paga ya tus deudas, mientras que no pagues, todas con Manuela”, “Queremos cobrar“, a ritmo de villancicos. No han faltado los abrazos, el café, los dulces navideños, incluso el anís, para dejar claro que Manuela no está sola. Allí estaban sus amigos, su familia, sus compañeras las Kellys de Málaga, mis compañeras de Marea Violeta Jerez. Y otras muchas amigas que estuvieron desde la distancia, como Mónica García, Presidenta de Kellys Tenerife, que emocionada me dijo por teléfono que su corazón estaba en Jerez. Además, el programa de Julia En La Onda se ha hecho eco de la historia de lucha de Manuela, Julia Otero la ha entrevistado ayer en directo.

Manuela Vargas lleva desde el 27 de septiembre a las puertas del hotel que le debe 20.000€. Manuela era camarera de piso, o como las conocemos, una Kelly. Dejó de trabajar en Hotel Tierras de Jerez en el mes de junio de 2018, tras muchos meses sin cobrar su salario. Cada día acude desde las 9 de la mañana, hasta las 5 de la tarde. No me voy a mover de la puerta del hotel hasta que cobre mi dinero”.

Manuela afirma que el empresario está manteniendo un pulso con ella. Se siente maltratada. Y ninguna institución va a exigirle que le pague lo que le debe. Pero ella no se va a cansar. “Ese dinero es mío y voy a cobrar hasta la última peseta.” Se queja de que no puede mostrar ni una foto del mismo, porque “él tiene derecho a su intimidad” y no se le puede molestar, ni mencionar siquiera su nombre y “sigue haciendo su vida tan campante“, afirma. Y sin embargo, ella, se queja amargamente, no tiene derecho a cobrar, a estar con sus hijos, ni ellos a tener a su madre en casa.

El empresario de Alojamientos Jerezanos, que se hizo cargo de Hotel Tierras de Jerez, en 2016, dejó de pagar a sus empleados las nóminas. Manuela llevaba 15 años trabajando, desde 2003. En el vídeo le lanza una pregunta: “Qué es lo que quiere de mí“. Ella era una buena trabajadora, pidió su extinción de contrato por impago de nómina. “Yo solo quiero que me pague lo que me debe. Afirma contundente. A Manuela le debe 20.000€, a sus compañeros que siguen en plantilla, siete nóminas. Mientras que el negocio sigue funcionando a pleno rendimiento, en un destino turístico de primera. “Si no tiene para pagar, que cierre“.

Escúchenla, pierdan siete minutos, merece la pena ver a esta mujer en lucha, necesita gritar lo que le pasa. Con lágrimas en los ojos nos pide que no la dejemos sola, que no nos olvidemos de ella.

No me cuentes cuentos, de Navidad

Facebook de Manuela

“No seré una mujer libre mientras siga habiendo mujeres sometidas”

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Canal de Nueva Revolución

Síguenos en Telegram
Cerrar