Los leones no tienen género

Por María Sánchez Arias

Plan Internacional España ha lanzado una nueva campaña para reivindicar el potencial de las niñas y las jóvenes, una leona en el congreso. La ONG, además de prácticas laborales dudosas (subcontratas de trabajadores en precario), no ha tenido en cuenta que los leones no tienen género. Por tanto, están dando por sentado que ser mujer no es una categoría social y cultural, sino una categoría biológica definida por nuestros genitales. Volvemos, pues, a un feminismo esencialista, de la diferencia, que parece querer atribuir todo a una mera cuestión biológica. Además de transfóbico, obvia lo más relevante del sistema heteropatriarcal, que es una construcción cultural y no un simple sorteo biológico. Estas iniciativas posmodernas que solo buscan simbolizar una fuerza esencial a la mujer, única e inigualable, invisibilizan gran parte de los problemas que sufren las mujeres. Todas, las que tienen coño y las que no. Problemas, que no se deben a la biología, sino a la construcción cultural, que nos convierte en lo otro, lo ausente y nos cosifica. Plan Internacional, pues, parece más interesado en usar el feminismo para conseguir socios o cierta repercusión social que, si bien, tratándose de una ONG podríamos darlo por válido, es contraproducente para la lucha social.

Una vez más los grandes poderes tergiversan y confunden conceptos que invisibilizan el trabajo de muchas mujeres. No hace falta repetir una vez más que el género es un constructo social y que el Patriarcado es un sistema que genera dos clases: opresores y oprimidas. No suena bien y no queda tampoco bien de cara al público, pero, si no, solo se tratará de una campaña que naturaliza el sistema desigual de género. Las cosas tienen nombres, significados, significantes y referentes. El no-decirlo no hace que desaparezcan, sino que las oculta y dificulta los propósitos que supuestamente persigue la campaña. Ahora bien, la campaña no solo atenta contra uno de los principios básicos de la lucha, sino que se olvida, una vez más, de las personas que ya no menstrúan (o que nunca mestruaron), de las ancianas.

Plan Internacional España es una ONG que se dedica, en especial, al derecho de las niñas, pero esas niñas se convertirán en ancianas y, al fin y al cabo, sería tan sencillo como cambiar en el eslogan por las mujeres, en general. De igual modo, y ya no referido a esta ONG, sino a cualquiera, se nos olvida que las ancianas y adultas también existen y sufren, de la misma manera, las consecuencias del sistema patriarcal.

Obviamente no hemos de negar el poder de los niños para sacarnos una lagrimita y decir: “¡ay! ¡Qué mal está el mundo que corrompen la inocencia de los niños!”. Pero también sufren las mujeres trans, las ancianas, las mujeres violadas, que son más que un potencial. Esto es, solo hablamos de aquellas minorías que dan votos, dinero o poder social. Sin embargo, nos olvidamos de gran parte del género feminino, puesto que si no se puede obtener un determinado beneficio no interesa. Esto no ayuda, dificulta, y convierte a la lucha feminista en una burda estrategia de marketing utilizada por el capitalismo para sus intereses.

Sé que se trata de una ONG y puedo entender que en un mundo como el nuestro puedan llegar a ser necesarias, pero su existencia provoca, en gran parte, entender que lo único posible contra la pobreza es la donación o el apadrinamiento y no un cambio social. Esto es, esconden ciertas dinámicas que validan trampas ideológicas, como la anteriormente expuesta. No obstante, entrar en el debate sobre la solidaridad obrera frente a caridad no es el tema del artículo.

Por tanto, una leona en el congreso no es más que otra estrategia, otra técnica de venta, a la que probablemente no le interese mucho el futuro de las mujeres, quizá sí el de las niñas, pues la beneficencia siempre da mayor estatus social cuando se trata de chicas pobres de países del tercer mundo. Además, el feminismo es más que una banda rosa o morada y subrayar el potencial o la valía de las mujeres; es cuestionar las estructuras sociales y culturales que forman el sistema heteropatriarcal.

One thought on “Los leones no tienen género

  • 16/10/2018 at 7:21 pm
    Permalink

    estoy totalmente de acuerdo y para eso solo hay que ver a las personas y hablar con ellas para verlo

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Canal de Nueva Revolución

Síguenos en Telegram
Cerrar