Literatura | El origen pagano de la Navidad

Por Carlos César Álvarez

En las últimas décadas, estudios realizados desde un punto de vista laico sobre la Biblia y otros antiguos textos históricos han permitido establecer la relación entre la Navidad cristiana y otras celebraciones paganas más antiguas. La influencia de otras religiones (celtas, germánicas, orientales, etc) sobre el cristianismo está más que probada y es sabido que en diversos periodos históricos la Iglesia absorbió o se apropió de elementos ajenos, cristianizando ritos y mitos paganos. Hoy día, hasta tu cuñado sabe –y seguramente te lo habrá explicado en la cena de Nochebuena- que a finales de diciembre lo que se celebra en realidad es el solsticio de invierno (aunque él no sepa bien por qué).

El libro “Navidades paganas. Raíces y sombras de una liturgia” (Editorial Hermenaute, 2017) recoge estudios de diversos autores en relación con la fiesta de la Navidad, estrechamente ligada hoy al nacimiento de Jesús de Nazaret pero que, por extraño que parezca, fue desconocida por los primeros cristianos, entre otras razones porque no celebraban los cumpleaños. Según explica Biel Figueras, para el cristianismo primitivo lo más importante era los signos mágicos que rodeaban a Cristo y que le conferían el rango de Mesías. Sería la Iglesia la que siglos más tarde desligaría la magia de la religión, o mejor, incorporaría la primera a la segunda. Hacia el siglo II, algunas sectas gnósticas daban como fecha de nacimiento de Jesús el 20 de mayo y en el siglo III el obispo Cipriano de Cartago determinó que tal acontecimiento se produjo el 28 de marzo. No está claro cómo se llegó a la fecha del 25 de diciembre, pero es probable que fuese por influencia del culto al Sol Invicto que practicaba Constantino, el emperador que legalizó la religión cristiana en 313 y a la que supuestamente se convirtió más tarde, aunque dicha conversión es también dudosa.

La relación entre el nacimiento de Jesús y la Navidad es algo tan cogido por los pelos que en 1647, tras la reforma protestante, en Inglaterra se prohibió su celebración por considerarse pagana. El ministro presbiteriano Joseph Hemming aducía hasta dieciséis razones para cuestionar la Navidad. Nos dice Marta Torres que para el tal Hemming “la Navidad era una invención humana sin ninguna base bíblica y una reliquia supersticiosa del papado. Argumentaba que la fecha de nacimiento de Cristo era incierta y que la Navidad era en realidad una versión cristiana de la fiesta romana de mediados de invierno de las Saturnales; además, los juegos de Navidad y los villancicos eran versiones cristianizadas de ritos paganos.” No obstante la prohibición no duraría mucho ya que el pueblo no estaba dispuesto a prescindir de las fiestas. Para la autora mencionada, el concepto de Navidad actual proviene de la literatura del siglo XIX y en especial de Charles Dickens. Qué duda cabe de que el “Espíritu de la Navidad”, tal como hoy lo entendemos, nace en la novela “A Christmas Carol”.

El concepto de Navidad más acertado quizá sea el de Francisco Jota-Pérez: “N.A.V.I.D.A.D. es un contenedor a rellenar  con lo que nos parezca más adecuado según el momento y el estado mental.”

“Navidades paganas” es un apasionante viaje intelectual que se inicia en los rituales agrícolas mesopotámicos y termina en la Navidad contemporánea vista como la exaltación del consumismo, pasando por las divinidades egipcias, las saturnales romanas y el puritanismo protestante. En el camino encontraremos otros dioses que nacen en el solsticio invernal de madres vírgenes y celebran ritos mágicos con el pan y el vino. No faltan referencias cinematográficas, como las películas de Tim Burton en las que “la Navidad está presente como telón de fondo disfuncional”, según Lluís Rueda.

Todo de la mano de un elenco de especialistas en la materia como son Andrea Roche, Biel Figueras, Jorge Cano Cuenca, Alberto Ávila Salazar, Marta Torres, Francisco Jota-Pérez y Lluís Rueda. Un libro recomendable tanto para quienes nunca se hayan aproximado al tema, como para quienes ya tengan conocimientos al respecto porque siempre podrán aprender cosas que no sabían.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies