¿Libros de papel o eReader?

Manuel López Arrabal

Antes de empezar, una breve aclaración entre los términos eBook y eReader. El eBook, también llamado libro electrónico, es el propio libro convertido a un formato digital para permitir su lectura en dispositivos electrónicos (ordenador, eReader, móvil, tablet, etc.). Sin embargo, el eReader, o lector de libros electrónicos, es el dispositivo específico desarrollado para la lectura de los eBooks. Para aclarar, podríamos decir que el eBook o libro electrónico es el contenido del libro, mientras que el eReader o lector de libros electrónicos es el continente, con capacidad de conectarse a internet para descargar y almacenar muchos libros electrónicos.

Como somos herederos de una cultura dual, necesitamos discernir entre bueno o malo: libros de papel o libro electrónico a través del dispositivo eReader. La polémica está servida. El papel y la impresión de un libro puede dejar una huella de carbono de 0,250 a 0,950 por libro, según su tamaño. Para un dispositivo de lectura de eBook todavía no se tiene claro cuáles son todos los factores de su huella de carbono, pero, para hacernos una idea, Apple informa que su iPad, que permite leer libros electrónicos, tiene una huella de carbono de 130 por aparato, sin contar los efectos de la recarga o el consumo de las baterías cambiables. Estos datos sitúan al lector de eBook con una huella ecológica muy superior al libro, teniendo en cuenta que la durabilidad del aparato eReader puede oscilar entre los 3 y 4 años.

Otros aspectos que tenemos que valorar son los residuos que dejan, es decir, las posibilidades de reciclaje tanto del papel como de la microelectrónica. De los aproximadamente 140 kg de papel consumidos de media al año por cada español, ASPAPEL indica que reciclamos el 71%. En cuanto a la microelectrónica convertida en residuos tóxicos por cada español se cifra entre 2 y 5 kg por persona, de la que finalmente se recicla menos del 30%. Por tanto, no solo hay que considerar la huella de carbono, sino también la toxicidad de algunos componentes (arsénico, zinc, cobre, etc.) y del uso de materiales estratégicos de alto impacto no solo ecológico, sino también humano para el control y explotación de los yacimientos de casiterita, coltán, o el litio de las baterías, en países pobres, mediante la explotación de mano de obra barata, incluida la infantil.

Otro factor a tener en cuenta es que la celulosa extraída de los árboles para fabricar papel es un material renovable, especialmente si se gestiona el bosque adecuadamente. Sin embargo, los materiales del libro electrónico son casi todos no renovables (metales, plásticos, minerales, cristales, etc.) que dejarán una profunda huella en nuestro planeta. Pero, por otro lado, tampoco está libre de impacto ambiental la edición impresa de los libros, debido al uso de tintas con pigmentos tóxicos, colas, disolventes, plastificados, etc. La denominada ecoedición, es todavía incipiente en nuestro país, incluido el uso de papel reciclado en la edición de libros.

En este debate, no sólo hay que considerar el impacto ambiental del producto, sino también la energía permanente que supone mantener operativo un lector de eBook. Por tal motivo, sería bueno decidirse por los aparatos que usen un mayor número de recursos renovables y que en su proceso de fabricación y reciclaje causen el menor daño al medioambiente. Según he podido averiguar a través de internet, ya estamos muy avanzados en las tecnologías biomiméticas (tecnologías que se inspiran en la Naturaleza y que trata de emularla para una mayor eficiencia y sostenibilidad), y que dependiendo de los intereses de los fabricantes tecnológicos llegarán a implantarse, antes o después, como principal modelo de producción tecnológica e industrial. En este caso, seguro que el coste ambiental de un eReader (o de cualquier otro aparato tecnológico) sería mucho menor que el actual y su durabilidad mucho mayor.

Otra reflexión de fondo que podemos plantearnos se basaría en el altísimo y creciente número de publicaciones nuevas a nivel mundial (87.272 títulos sólo en España en 2017) y en nuestro deseo de estar al día en las publicaciones que nos más nos interesan.  ¿Podríamos asumir mantener un parque de aparatos lectores de libros electrónicos parecido al de los móviles actuales? Teniendo en cuenta que los móviles, hoy en día, no duran más de dos años de media (en España sólo 20,5 meses en 2016), supondría un enorme impacto ambiental sobre recursos naturales no renovables, difícilmente asumible.

Para los que deseen adquirir un eReader o ya lo tengan, que piensen en lo siguiente: Un estudio del Royal Institute of Technology de Suecia afirma que el eBook leído en un dispositivo eReader compensa medioambientalmente al libro de papel, cuando se han leído un mínimo de 33 obras digitalizadas de unas 360 páginas cada una en el plazo de tres años. Es decir, tendríamos que leer como mínimo a un ritmo aproximado de un libro por mes. Teniendo en cuenta que, según la OCU, un lector de eBook tiene una vida útil de unos tres años, esto nos hace comprender que para lectores ocasionales el papel sigue siendo la mejor opción. No obstante, una buena idea sería compartir el eReader entre todos los miembros de la familia, o entre amigos, estableciendo turnos u horarios de uso, para así maximizar su utilidad y minimizar el consumo de papel.

Para finalizar y desde mi punto de vista, lo más recomendable, en cuanto a la ecología se refiere, sería buscar los títulos de los libros que queremos leer en las bibliotecas públicas bajo la modalidad de préstamo, en el mercado de segunda mano (a través de plataformas como Amazon o Casa del Libro se pueden encontrar muchos a mejor precio y en perfecto estado de conservación), en mercados de trueque de libros, en gratiferias (ferias donde todo es gratis), a través del BookCrossing (libros liberados en lugares públicos),  descargándolos por internet para leerlos a través de la pantalla de nuestro ordenador, o bien, no buscar títulos sino simplemente recibirlos en intercambio, préstamo o regalados de entre los que hayan leído nuestros amigos y familiares, escogiendo entre los títulos disponibles. Seguro que encontraremos algunos que nos interesen.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico.

Nueva Revolución no tiene ánimo de lucro, pero sí tiene gastos. No queremos depender de nadie ni tener publicidad. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos.
Ayúdanos a seguir ofreciendo Nueva Revolución.

One thought on “¿Libros de papel o eReader?

  • 02/03/2019 at 6:50 pm
    Permalink

    Los dispositivos duran muchísimo más en sitios de ventas puedes comprar lectores de más de 5 años a mupor internet y bajo costo en excelente estado y consumen mucho menos energía que un movil

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies