Kurdistán | Ilham Ehmed: es necesaria una fuerza fronteriza para protegernos de Turquía

Por Rojava Azadi Madrid

“Nos gustaría ver una fuerza internacional en la frontera como observadora para asegurar que Turquía no ataque”.

Ilham Ehmed

Ilham Ahmed dice que los kurdos quieren aliados de la coalición anti-Isis en la frontera para asegurar que Turquía no ataque.

La copresidenta del Consejo Democrático Sirio, Ilham Ahmed, encabeza actualmente una delegación kurda en Washington DC, París y Londres. Fotografía: Hussein Malla/AP

La líder de los kurdos sirios ha pedido que se envíe una pequeña fuerza internacional de observadores a la frontera entre Turquía y Siria para proteger a los kurdos de lo que, según ella, es una amenaza de crímenes contra la humanidad cometidos por las fuerzas turcas.

Ilham Ahmed es copresidenta del Consejo Democrático Sirio, el brazo político de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), respaldadas por Estados Unidos y lideradas por los kurdos, que han sido responsables de liberar gran parte del nordeste de Siria del Estado Islámico.

Señalada como una de las mujeres más influyentes de Siria, Ahmed encabeza una delegación kurda que viaja por Washington, París y Londres para persuadir a los países occidentales de que no traicionen a los kurdos dejándolos expuestos a la amenaza de un ataque turco.

Ahmed dijo que un ataque final de las Fuerzas de Autodefensa (YPG/YPJ)
erminaría en pocos días con el último reducto de ISIS. Se están elaborando planes que requieren “tiempo y paciencia” para erradicar las células durmientes, dijo.

Hablaba tras la conmoción provocada por el anuncio de Donald Trump de que 2.000 soldados estadounidenses abandonarán el noreste de Siria sobre la base de que ISIS había sido derrotado.

 

Las tropas estadounidenses apoyaban a los combatientes kurdos contra ISIS en el norte de Siria. Fotografía: Delil Souleiman/AFP/Getty Images

Ankara considera a las fuerzas kurdas en Siria como una amenaza terrorista y una extensión del movimiento separatista kurdo dentro de las fronteras de Turquía.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan, ha advertido repetidamente a los Estados Unidos de que se avecina una operación militar turca contra las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG) en Manbij, apoyadas por los Estados Unidos. “Nuestra paciencia no es ilimitada”, dijo durante el fin de semana. “Si los terroristas no son sacados de Manbij dentro de unas semanas, nuestro período de espera terminará.”

Ahmed ha declarado: “Después de todo lo que ha ocurrido, si se produce un ataque, consideraremos culpables de crímenes de lesa humanidad a los que guardan silencio frente a esas amenazas.”

No se trataría sólo de que ya no habría confianza en las fuerzas de la coalición con las que hemos luchado, y que su credibilidad se habría perdido para siempre. Significará la aparición de enfrentamientos mayores en esta zona.

Cualquier intento del Estado turco por establecer una zona segura en el norte de Siria será una ocupación, y no importa que el Estado turco quiera convencer a otros de que será una fuerza para la pacificación de la región, esto no es lo que sucederá.

Lo vimos en Afrin el año pasado cuando trataron de borrar nuestra cultura y sacar a la gente de sus hogares. Los turcos han cometido enormes masacres. Un nuevo ataque sólo traerá más guerra, desplazamiento, ocupación y un intento de destruir nuestra cultura.

Una fuerza internacional de protección proporcionaría defensa aérea, dijo, pero “nos gustaría ver una fuerza internacional en la frontera como observadora para asegurar que Turquía no ataque”.

La fuerza estaría compuesta por “Estados que han participado activamente en la guerra contra ISIS, y la ONU también debería desempeñar un papel”, dijo. Añadió que ahora proseguían las deliberaciones sobre el tamaño y la composición de la fuerza, pero que podría tratarse de un número simbólico.

También dijo que los kurdos estaban dispuestos a juzgar a los combatientes extranjeros en la zona kurdo-siria si se les daba un apoyo internacional importante en los procedimientos legales. “Sería mejor que fueran juzgados en sus propios países”, añadió.

Dijo que entre 800 y 900 combatientes extranjeros de ISIS están actualmente encarcelados por los kurdos y alrededor de 4.000 esposas y niños en los campos de refugiados. Añadió: “No hemos dicho que dejaremos ir a los combatientes, pero si los turcos atacan, es cierto que lucharemos por nuestra propia existencia y es posible que no podamos mantenerlos bajo control y que regresen a Europa. Eso también está en juego cuando hablamos de un ataque del Estado turco”.

Ahmed negó que los kurdos estuvieran discutiendo activamente la formación de una alianza de seguridad de conveniencia con el presidente sirio, Bashar al-Assad, si Occidente decidiera que no puede proteger a los kurdos de un ataque turco.

“El régimen no ha mostrado ningún interés en un diálogo significativo con nosotros sobre el futuro de Siria”, dijo.

Cualquier diálogo de este tipo requeriría un cambio por parte del régimen, incluido el acuerdo sobre una solución política para el futuro de una Siria federada y unificada.


Este artículo fue publicado primero en https://rojavaazadimadrid.org/


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico.

Nueva Revolución no tiene ánimo de lucro, pero sí tiene gastos. No queremos depender de nadie ni tener publicidad. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos.
Ayúdanos a seguir ofreciendo Nueva Revolución.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies