Indalecio Prieto, luces y sombras

Después de que el general Miguel Primo de Rivera llegó al poder en 1923, Indalecio Prieto fue un oponente decisivo de su dictadura

Por Ana GT

Indalecio Prieto Tuero nació el 30 de abril de 1883 en Oviedo y falleció el 11 de febrero de 1962, en la Ciudad de México. Fue un periodista y político español, uno de los líderes del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Cuando tenía 6 años murió su padre, y en 1891 su madre llevó a Indalecio a Bilbao. De niño, se ganaba la vida vendiendo periódicos en las calles. Estudió en un centro religioso protestante, se educó y consiguió trabajo como taquígrafo en el diario La Voz de Vizcaya. 

Inicios.

Luego trabajó como editor y periodista para otro diario, El Liberal, y eventualmente se convirtió en su director. En 1899 se incorporó al PSOE, fue una figura destacada del movimiento socialista en el País Vasco. 

Partidario de la interacción en las elecciones con los republicanos, fue elegido diputado local en la provincia de Vizcaya (1911) y diputado del Ayuntamiento de Bilbao (1917). En agosto de 1917, fue uno de los organizadores de la huelga general revolucionaria, tras su fracaso, sin esperar arresto, emigró a Francia, de donde regresó en abril de 1918, siendo elegido diputado a las Cortes (parlamento) por el PSOE.

Guerra del Rif.

Criticó duramente la Guerra del Rif, que la monarquía española libró contra las tribus marroquíes. Tras la derrota militar de los españoles en Marruecos en 1921, acusó al rey Alfonso XIII de responsabilidad por las acciones precipitadas e irrazonables del general Fernández Silvestre, cercano al monarca, que provocó el desastre de sus tropas (esta versión es bastante probable, pero no hay evidencia exhaustiva). 

Después de que el general Miguel Primo de Rivera llegó al poder en 1923, fue un oponente decisivo de su dictadura, en desacuerdo con otro líder socialista, Francisco Largo Caballero. 

Fue miembro del comité ejecutivo del PSOE, se opuso a la entrada del partido en la Internacional Comunista. En agosto de 1930, firmó el Pacto de San Sebastián, que supuso la creación de una amplia coalición antimonárquica (el líder de la derecha del partido Julián Besteiro se opuso a esta decisión, pero Prieto consiguió el apoyo de Largo Caballero). Luego fue elegido miembro del Comité Revolucionario.

En gobierno y oposición.

Después de que España fuera proclamada república, fue ministro de Hacienda (abril-diciembre de 1931) y ministro de Obras Públicas (diciembre de 1931-septiembre de 1933). Continuó y amplió la implementación de proyectos hidroeléctricos iniciados bajo la dictadura de Primo de Rivera. 

Durante su mandato como ministro, se desarrolló un ambicioso plan para mejorar las infraestructuras de Madrid, que incluía la construcción de un túnel bajo la ciudad. Al mismo tiempo, Prieto, como socialista, no contaba con la confianza de los empresarios y el Banco de España se resistía al fortalecimiento del control gubernamental. 

Tras la llegada al poder del gobierno de centroderecha en 1933, se pasó a la oposición, sin embargo, a diferencia de Largo Caballero, se opuso a la huelga general.

A pesar de esto, participó activamente en la actuación, que luego consideró un error. Ya en la emigración mexicana, Prieto dijo: Me declaro culpable ante mí mismo, ante el Partido Socialista y ante toda España por mi participación en este movimiento revolucionario en octubre de 1934. 

Lo considero culpa, pecado, no gloria. ‘No fui el iniciador de este movimiento, pero participé plenamente en su preparación y desarrollo’. Con la ayuda del Mayor de la Fuerza Aérea Ignacio Hidalgo de Cisneros, huyó a Francia en el maletero de un automóvil para evitar un posible enjuiciamiento. 

Encabezó la facción centrista de «prietistas» del PSOE, que se oponía tanto a los socialistas de derecha, liderados por Besteiro, como a la izquierda, cuyo líder era Largo Caballero. 

A su regreso a España, continuó dedicándose al periodismo. 

Ministro durante la Guerra Civil.

Al inicio de la guerra civil en 1936-1939, Prieto fue ministro de Marina y ministro de Aviación (septiembre de 1936-mayo de 1937) en el gobierno de Largo Caballero, formado tras una serie de derrotas de los republicanos frente a las fuerzas nacionalistas avanzando sobre Madrid. 

Durante la crisis política de mayo de 1937, su facción, junto con los comunistas y republicanos de izquierda (y con el apoyo de la URSS), propugnó la dimisión del primer ministro. 

El nuevo gobierno estaba encabezado por Juan Negrín, y el propio Prieto asumió el cargo clave de ministro de Defensa. Sin embargo, Negrín, así como otra figura destacada del PSOE, Álvarez del Vayo, y el comandante de la aviación de la república, Hidalgo de Cisneros, que asistió a Prieto en 1934, evolucionaron hacia una estrecha alianza con el Partido Comunista. 

Esto era inaceptable para Prieto, que se oponía a la interacción activa con los comunistas y, además, no creía en la victoria en la guerra civil, aunque no lo decía abiertamente. 

Durante su liderazgo del Ministerio de Defensa, el ejército republicano no logró un éxito significativo, pero sufrió una derrota importante en el norte de España en el otoño de 1937. 

Durante este período, el suministro de armas soviéticas al ejército republicano se vio prácticamente interrumpido debido a que las comunicaciones marítimas fueron atacadas por submarinos italianos y se cerró la frontera con Francia. 

En abril de 1938, hubo otra derrota, esta vez en Aragón, y el creciente conflicto con los comunistas provocó su dimisión del cargo de ministro. Pronto partió hacia América Latina, oficialmente en nombre de las autoridades de la república como su representante, pero en realidad en una especie de exilio. 

El periodista soviético Mikhail Koltsov dio el siguiente retrato de Prieto en su Diario en español: ‘Está sentado en un sillón, un bulto enorme y carnoso con un rostro pálido e irónico. Los párpados están adormilados, pero los ojos más atentos de España miran por debajo de ellos. Tiene una reputación sólida y permanentemente establecida como un político empresarial, muy astuto e incluso inteligente. «¡Don Inda!»‘. 

El futuro Almirante de la Flota de la Unión Soviética Nikolai Kuznetsov, ex asesor militar soviético en España, escribió sobre Prieto: ‘Don Indalecio, o como solían llamarlo Indo, daba la impresión de ser un torpe y un holgazán. Pero valió la pena hablar con él durante unos minutos, y quedó claro: la primera impresión fue incorrecta. Hay mucha energía almacenada en este bloque. Prieto poseía una mente aguda, aunque algo cínica. Era un político experimentado que había trabajado en la arena política durante más de treinta años. Más de una vez fue elegido a Cortes. Todos sabían que Don Inda era un hombre hábil y astuto. Se dijeron varias cosas sobre la vida de Prieto. Era bien sabido que Don Inda era muy aficionado a las mujeres, y sobre esta base le sucedieron diferentes historias. Se dijo que en una reunión del Partido Socialista le hicieron una pregunta directa sobre esto. Prieto pareció levantarse de la mesa y dramáticamente pasó la mano por su inmensa figura a la altura del pecho: – Todo lo que es más alto es para la fiesta, el resto es para mí’. 

Emigrante.

En 1939 se trasladó a México, donde creó el Consejo de Ayuda a los Republicanos Españoles, que se dedicaba a la asistencia directa a los refugiados republicanos (suministrando alimentos y necesidades básicas). 

Con el consentimiento del presidente mexicano Lázaro Cárdenas, los valores evacuados de Europa por el gobierno de Negrín pasaron al control del Consejo, lo que debilitó drásticamente la posición de este último. 

En 1945, Prieto fue uno de los impulsores de la creación del gobierno de la República Española en el exilio bajo el liderazgo de José Giral. En 1946, en el congreso del PSOE en Toulouse, ganó la condena de los socialistas al curso político de Negrin, encaminado a una alianza con los comunistas. 

Hasta 1950 dirigió el PSOE. Fue partidario de un acuerdo con la oposición monárquica al régimen de Francisco Franco sobre una plataforma democrática general. Residió en México, donde escribió varios libros.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.