Galiza | Representantes de Unidos Podemos se reunieron con el colectivo de mujeres conserveras y trabajadoras de productos del mar de Galicia

Javier F. Ferrero

La realidad de las mujeres que trabajan en la industria conservera y de productos elaborados del mar está marcada por la precariedad laboral. Para conseguir sueldos de apenas 800 euros han de trabajar jornadas maratonianas de 10 y 12 horas. Además, no disponen del reconocimiento de complementos de incapacidad y de las enfermedades propias del trabajo que desempeñan (lumbalgia, problemas cervicales, congelación de extremidades, etcétera).

Yolanda Díaz y Ángela Rodríguez, diputadas de En Marea en la Cámara Baja, y Carmen Santos, secretaria general de Podemos Galicia; junto con Irene Montero, portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, han mantenido este sábado una reunión en Pontevedra con trabajadoras de las empresas Galicia Processing Seafood, Cabo Mar, Fandicosta y Mascato, para escuchar sus demandas.

Las trabajadoras, en el transcurso de la reunión, han expresado la necesidad de dar un impulso político a la transformación de aquellos sectores laborales más feminizados, donde se hace más patente la brecha salarial y donde la precariedad laboral se ceba con las mujeres. España es, en este sentido, el país de Europa con más contratos temporales, la mayoría de los cuales son ocupados por mujeres.

La portavoz de Unidos Podemos, en declaraciones a los medios, ha explicado que “las mujeres en Galicia y en España ya no estamos solas, hemos decidido cuidarnos, hemos decidido apoyarnos entre nosotras, y ese es un mensaje fuerte para quien quiera seguir precarizando nuestros puestos de trabajo y seguir permitiendo que estemos en una situación de explotación”. Al finalizar el encuentro, Irene Montero ha agradecido una vez más a las trabajadoras gallegas su ejemplo de lucha y movilización: “Gracias por pelear. Pronto podremos ver que luchando se consiguen cosas”.

Yolanda Díaz, por su parte, ha recordado que España es “el segundo país, después de Tailandia, en la producción de conservas” y que, a pesar de que “los beneficios crecen cada año, estos no revierten en las trabajadoras”. Para Díaz “no hay excusas para no mejorar las condiciones laborales de este sector”, considerando además que es preciso invertir en I+D+i para “producir productos con valor agregado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies