La perversa cooptación institucional

La cooptación pone en cuestión un valor esencial en la democracia: la lealtad es a la Constitución. Es decir al conjunto de los españoles. No a la Monarquía. Tampoco a una Religión. Menos aún por la pertenencia a un grupo sectario, sea este confesional, filosófico o económico. Esto es el centro del debate acerca del control de la gestión de los recursos y valores públicos. Esto se traduce en cómo, cuánto y a quién, se beneficia en la distribución de las cargas y los beneficios de los recursos financieros del Estado

Read more

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies