Abel Aparicio

La Ciudad de la Selva: el refugio de la guerrilla antifascista

El cine documental se ha convertido en una síntesis muy adecuada del arte y la información. Supone una distracción y gozo en lo que se refiere a lo cultural y además eleva nuestro conocimiento sobre ciertas temáticas. Los documentales que están vinculados a la memoria histórica creo que están ocupando un lugar destacado dado que hay cierta demanda social en cuanto a clarificar todos los sucesos acaecidos en la Guerra Civil y durante la dictadura. […]

Abel Aparicio

Vallecas en Lucha

Por Abel Aparicio Preguntas a Pepe Molina Blázquez (autor del «Vallecas en lucha») El libro está estructurado en cuatro partes, Creando ciudad, Lucha por el metro, Plan 18.000 y Otras actuaciones destacadas. En todas ellas […]

Abel Aparicio

Entrevista a Pablo Batalla: «También nos roban el montañismo. Hay un montañismo neoliberal y uno anticapitalista»

la montaña se ha visto afectada, igual que otros campos, por una gran transformación general, y que esa transformación se llama capitalismo neoliberal y no es meramente un sistema económico, sino que trae consigo toda una cosmovisión; una manera, funcional al sistema y en la que se nos instruye por doquier, de subjetivarse, de entenderse a uno mismo y su posición en el mundo. Se nos convierte en empresarios de sí; en empresas unipersonales que compiten ferozmente con otras y tratan de imponerse sobre ellas en un contexto de darwinismo social despiadado. […]

Abel Aparicio

Violencia, y tú me hablas de violencia

Julio Anguita dijo en 1992 que “democracia no es solo votar cada cuatro años”. Tener por Jefe del Estado a un rey impuesto por un dictador genocida y fascista no entra en los límites de la democracia. Denunciar la (presunta) corrupción del Jefe del Estado y que esto traiga problemas judiciales a quien lo hace es la antítesis de una democracia plena. Sin embargo, insisto, esta corrupción parece no ser merecedora de condena. […]

Abel Aparicio

Un libro de historia en cada cuneta

Dejad las cosas como están, olvidad que aquí unos militares apoyados por los caciques y por la Iglesia Católica dieron un Golpe de Estado en julio de 1936 que fue planeado mucho antes, como mínimo, desde la derrota en las elecciones celebradas en febrero de ese año. Aceptamos la democracia siempre y cuando el poder esté custodiado por nosotros, debieron pensar. […]