Felipe VI, el rey que no sabía nada

«Felipe VI ha pretendido que no sabía nada de lo que hacía su padre y eso no es creíble»

Por Javier F. Ferrero

Felipe VI  ha creado a su alrededor un escudo de protección en el que, a pesar de que está manchado por la figura de su padre, los representantes del Gobierno prefieren hablar de compromiso con la realeza en lugar del sinsentido que supone mantener a una Casa Real señalada desde distintos frentes.

Y es que Sánchez insiste en defender la Corona y en declaraciones a los medios de comunicación ha rehuido de una pregunta sobre la posible vuelta del emérito y sí que ha reafirmado el «compromiso» del Gobierno con la Corona. «Me complace ver cómo el actual jefe del Estado también está comprometido con la actualización y transparencia de la Casa Real», aseguraba.

No importan los desmanes y los escándalos, durante su intervención, Sánchez ha señalado que durante este último año «han cambiado muchas cosas» y desde que el rey emérito se marchara del país rumbo a Emiratos Árabes, pero lo que no ha cambiado, según las palabras del presidente del Gobierno, es el compromiso del Ejecutivo con «las instituciones constitucionales».

«Lo que les he dicho, el Gobierno está comprometido con todas y cada una de las instituciones constitucionales. Nosotros lo que hacemos es valorar muy positivamente ese ejercicio de transparencia, de actualización que a lo largo de su reinado, Felipe VI ha venido desarrollando en la Corona», ha respondido Sánchez.

«No es creíble»

A pesar del enroque de Sánchez, miembros de su Gobierno sí están siendo duros y claros con este tema. La secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, ha criticado abiertamente los escándalos de «corrupción e impunidad» del Rey emérito Juan Carlos I, ya que aseguraba que su «huida» produce un «enorme descrédito» para las instituciones españolas que salpican también a Felipe VI.

En esta línea también se ha manifestado el periodista Ernesto Ekaizer en entrevista con NAIZ, autor del libro recientemente publicado ‘El Rey al desnudo’ donde habla claramente de la posición de Felipe VI y su «poco creíble» desconocimiento de lo que hacía su padre, ya que fue parte integrante de algunas de las cuestionadas e investigadas fundaciones.

«Felipe necesita mostrar que es la contracara del padre, porque un sector del establishment español es lo que cree que hace falta para para salvar la monarquía. Pero todas las explicaciones son poco creíbles», ha señalado Ekaizer.

«Él figura como segundo beneficiario de la fundación Lucum. Es un poco peligroso lo que hace…en fin, un rey que habla más como capitán de los ejércitos de España que como monarca, siendo beneficiario de sociedades, tiene poca credibilidad. Con respecto a las diferencias con su padre, creo que Juan Carlos era mejor actor, más dúctil, y su hijo lo es menos», sentenció el periodista.

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.