Entrevistamos a @sickstoppers: «Nuestro principal objetivo es acabar con la pornografía infantil en las redes sociales»

Por Daniel Seijo

Además de abusar de nosotras, nos hacía ver los abusos de otras niñas. Dejaba la puerta entreabierta y nos hacía sentarnos en primera fila y ver”. Estas palabras forman parte del crudo relato de una de las muchas víctimas de pederastia en el seno de la estructura educativa de los Legionarios de Cristo. Son palabras que reflejan el mal, pueden entender esto como mera depravación, una enfermedad o como esa esencia negativa, destructora e incomprensible para el común de los mortales que durante largo tiempo nos ha acompañado sin que como sociedad nos hayamos logrado librar definitivamente de ella. Cuando desde @sickstoppers pidieron ayuda a través de las redes sociales para desenmascarar el oscuro negocio del abuso de menores y la pornografía infantil en ese mismo espacio, no nos pudimos negar. El periodismo, pero también la sociedad en su conjunto, sin duda debe dar un paso en esta tarea largo tiempo silenciada. Necesitamos mayores recursos policiales y un compromiso firme de todas las empresas e instituciones para ahogar las vías de acceso a contenidos pedófilos. No existe mayor lucha que la de proteger a los menores, pues siguen siendo inocencia y futuro.

¿Cómo y con qué objetivo nace @sickstoppers?

Somos un grupo reducido de ciudadanos anónimos. Tal y como dice nuestro hilo fijado: » hemos surgido como una necesidad, ante una realidad atroz: la existencia de miles de cuentas pedófilas en Twitter con Pornografía infantil y una preocupante expansión de esta lacra en las redes sociales.» Todo comenzó, cuando me encontré con una denuncia de tuiteros argentinos: denunciaban una cuenta de Twitter con pornografía infantil. En principio no daba crédito a la denuncia, ya que en ese momento, ni siquiera sabía que había pornografía «legal» en cuentas de Twitter. Pero me encontré con pornografía infantil «dura» y me dí cuenta de algo terrorífico: no era una cuenta aislada, eran miles y miles de cuentas con estos contenidos. Además, cientos de miles , sino millones, de cuentas con pornografía legal, cuentas que hablan tranquilamente de intercambiar o vender material pedófilo, vídeos de zoofilia, y también podemos encontrar mucha prostitución.

Así que decidí hacer un hilo en mi cuenta personal de Twitter, para denunciar el problema y empecé a moverlo como un loco usando los hashtags de los Trending Topics, tuiteando en cuentas muy grandes: políticos, periodistas,medios, famosos de todo tipo, Twiter Stars… Con un éxito prácticamente nulo y fueron cientos y cientos de tuits y algunos emails. Sin embargo, algunos tuiteros con cuentas pequeñas sí que se implicaron en la denuncia y ayudaban a darle difusión. Así que surgió la idea de crear un grupo de trabajo y una cuenta de denuncia, con estos tuiteros implicados. Se creó la cuenta, nos organizamos de forma asamblearia y todo se decidía por votación. Sin embargo, un grupo de 5 personas, al menos 3 se conocían de antes, no aceptaban lo votado por la mayoría y decidieron robar el proyecto: cambiaron la contraseña y el nombre de la cuenta y eligieron a dedo a las personas que consideraron debían seguir en el proyecto. A mí me dejaron fuera.

Así que, los pocos que nos quedamos fuera, decidimos volver a empezar de cero y creamos el proyecto de sickstoppers

Nuestro principal objetivo es acabar con la pornografía infantil en las redes sociales. Creemos que es lo mínimo que podemos hacer y además pesamos que tiene fácil solución, siempre que haya voluntad política. También denunciamos cualquier tipo de abusos a menores, tratamos de dar información a nivel de prevención y brindamos ayuda a quienes nos lo piden, en la medida de nuestras posibilidades. Además, pedimos que los delitos de abusos sexuales y producción de pornografía infantil, no prescriban nunca. También pedimos una mayor vigilancia a pederastas y pedófilos condenados, una vez quedan en libertad, ya que la reincidencia de estos sujetos ha quedado ampliamente demostrada a lo largo de los años. No podemos permitirnos dejar a pedófilos y pederastas en la calle porque haya prescrito el delito, deben pagar sí o sí.

¿Con qué apoyos cuentan a la hora de denunciar el abuso de menores y la pornografía infantil en Redes Sociales?

Básicamente con el apoyo de tuiteros y no de los que tienen grandes cuentas precisamente, parece ser que hay cierto miedo a enfrentarse a Twitter y correr el peligro de perder sus valiosas cuentas. En cuanto a los medios de comunicación, solo Marisa Kohan de «Público» y Natalia Espinoza de «El Mostrador» (importante medio chileno) se han hecho eco de nuestra denuncia, con sendos artículos. El resto ha mostrado un nulo interés y créannos que lo hemos intentado, incluso algunos periodistas nos han remitido a la policía.

Por otra parte Beatriz Talegón se acaba de comprometer a echarnos una mano.

En cuanto a Fundaciones e iconos de la lucha contra el abuso de menores nos han cerrado totalmente las puertas, con la excepción de Catalina Perazzo de «Save the Children» que nos comentó que iba a estudiar nuestra denuncia. 

El tiempo dirá si han atendido nuestras demandas.

¿Toman algún tipo de medida para evitar la posible infiltración de personas que busquen aprovechar su labor para acercarse a contenidos pedófilos?

Por supuesto, no compartimos ese tipo de cuentas cuando nos llega, porque además es delito. Enviamos la info a la policía y aconsejamos que hagan lo propio y que no compartan nunca esas cuentas. De hecho, ya hemos detectado alguna cuenta pedófila que ha comenzado a seguir la cuenta de sickstoppers, la hemos reportado y bloqueado. Sería interesante ver, en un tiempo, si estas cuentas siguen activas.

Al ser un grupo reducido, no hemos tenido problemas de infiltraciones de momento.

¿Suponen las redes sociales una vía cada vez más habitual para que los pedófilos logren entrar en contacto con sus víctimas?

Sin lugar a dudas, redes sociales, aplicaciones de citas y mensajería y videojuegos online son un coladero para pedófilos y pederastas. Practican el grooming: se hacen pasar por menores para contactar con menores y practicar el «sexting»,  pidiendo fotografías de carácter sexual y aprovechando esas fotografías para extorsionar al menor, amenazándole con publicar las fotografías, enviarlas a su familia, amistades,etc.  y pidiéndoles así más fotografías, vídeos e incluso una cita en persona.

¿Son los vídeos e imágenes de contenido pedófilo utilizados como mercancía de intercambio entre usuarios de redes sociales?

Así es, se habla libremente de intercambio y  compra-venta de este tipo de material y muchos otros como la zoofilia, el gore, etc… en cuentas de Twitter, por poner un ejemplo.

¿Resulta posible verificar la identidad real tras una cuenta que comparte contenidos pedófilos? ¿Qué lo dificulta?

No somos expertos en la materia. Entendemos que tratan de camuflar las IPs utilizando redes como TOR. Aún así, parece ser que el problema es otro, como explicamos en esta publicación: 

El último informe elaborado por la Europol sobre cibercrimen y desinformación en medio de la pandemia de COVID-19, concluye, entre otras cosas, que los menores están más en peligro que nunca porque la explotación sexual infantil se ha incrementado a raíz de la emergencia sanitaria, ¿qué consejos daríais de cara a evitar que los menores puedan llegar a convertirse en víctimas de pedofilia?

En realidad, son unos consejos que no difieren mucho de los que se les podría dar a un adulto:

– Cuidar mucho la privacidad, utilizando perfiles privados en las RRSS: solo tus amistades pueden ver tu perfil, info, publicaciones, etc… Nunca se deben aceptar solicitudes de amistad, de personas desconocidas. En el caso de hacerlo, no se debe compartir ningún tipo de información sensible con esos perfiles: datos personales, localización, centro de estudios, imágenes privadas, etc… y se debe comprobar mediante videollamada, la veracidad de la cuenta.

– Nunca se deben enviar imágenes de carácter sexual, ni siquiera a amigos/as, ya que estos amigos podrían compartir esas imágenes con otras personas.

– Colocar una pegatina en la cámara del dispositivo utilizado, quitándola solo cuando se vaya a utilizar. Evitaríamos así una posible extorsión que, en el peor de los casos, podría provocar que el menor se encontrarse en persona con su depredador. Y utilizar software para proteger los dispositivos de estos ataques, utilizando además contraseñas seguras y diferentes en cada red social, correo electrónico, etc..

– No intimar con otros jugadores online (gamers). En el caso de hacerlo, comprobad siempre mediante una videollamada quién está detrás de esa cuenta gamer.

– Nunca, nunca se debe comenzar una relación de amistad con un adulto desconocido.Y si es un adulto conocido, los padres deben estar informados de esa relaciónen todo momento.

Sexting, Grooming, ¿supone la brecha digital entre generaciones una fisura en la protección de los menores?

Es un hecho, ocurre cada día y a todas horas. Como decíamos anteriormente, utilizan el grooming y sexting para llegar a los menores, conseguir imágenes y, en el peor de los casos, para quedar en persona con ellos.

En un reportaje reciente, el New York Times hablaba de grupos online dedicados a abusos extremos con niños cada vez más pequeños y en plataformas de difícil acceso para las autoridades, ¿tienen constancia de que esto pueda estar sucediendo también en nuestro país?

Imagino que te refieres a la famosa Deep Web/Dark Web. Esto siempre ha sucedido a nivel mundial, desde mucho antes de la era Internet, tanto la producción como el consumo, aunque Internet ha facilitado su distribución y por tanto, su expansión.
En España, pensamos que ha ocurrido durante muchos años. No sabemos hasta qué punto seguirá ocurriendo actualmente, lo que es seguro que no como ocurría desde finales de los 70 hasta bien entrados los años 90, solo hay que tirar de Hemeroteca para ver una realidad ocultaredes de pornografía operando en el levante durante décadas: 

Casos como el de Cristina Llorca, Gloria Martínez Ruiz, las niñas de Aguilar de Campoo: Virginia y Manuela, Caso Macastre, Caso Alcásser y muchos casos más. Algo ocurría en España en esos tiempos, especialmente en la zona del levante, también está el tema de los menores tutelados es algo escalofriante. Pero hoy día ya no hace falta adentrarse en la Deep Web, tienes todas estas aberraciones en cuentas de Twitter.

La legislación actual obliga a las RRSS a informar a las autoridades solo si se encuentran con contenidos pedófilos, pero no a buscarlos, ¿en qué sentido debería avanzar la legislación del estado español de cara a lograr garantizar la erradicación de la pornografía infantil en redes sociales?

La legislación debería exigir a las RRSS un estricto control de este problema, poniendo todos los medios a su alcance para eliminar todo contenido ilegal: medios humanos y medios tecnológicos, como la aplicación de algoritmos. ¿Por qué pensamos que no lo hace Twitter? Porque si aplicase un algoritmo que eliminase toda publicación con desnudos, no solo eliminaría la pornografía infantil, zoofilia, etc. si no que también eliminaría millones de cuentas con contenidos pornográficos «legales». Actualmente, Twitter no se hace responsable de los contenidos subidos por los usuarios y por ende, deja en manos de los usuarios la denuncia de estas cuentas pedófilas… ¿Quién busca este tipo de cuentas? Además, hemos comprobado como Twitter es capaz de suspender una cuenta por una opinión política en apenas una hora pero no tiene la misma eficacia para eliminar cuentas con contenidos pedófilos, como hemos demostrado en el hilo fijado.
Marcelino Madrigal lleva denunciando este problema desde 2011 y estamos en 2020, así que la legislación necesita avanzar urgentemente. La situación es dramática y lejos de mejorar , el problema crece exponencialmente

¿Se implica lo suficiente el sector privado en la lucha contra la pornografía infantil?

No tenemos la suficiente información como para contestar a esa pregunta, aunque creemos que no. Te ponemos un ejemplo:
https://www.20minutos.es/noticia/4287333/0/un-juez-de-pamplona-archiva-una-investigacion-de-pedofilia-por-la-nula-disposicion-de-google-para-cooperar/
Debemos recordar que Google patrocina a Save the Children.

¿Cómo podrían colaborar las diversas redes sociales para poner fin a la difusión entre usuarios de esos comportamientos claramente delictivos?
Youtube sí lo hace, no puedes encontrar esta basura en esa plataforma, por lo que redes sociales como Twitter e Instagram podrían hacer mucho más de lo que hacen, que es más bien poco o nada.

El pasado año YouTube fue acusado de estarse convirtiendo en un paraíso para los pedófilos, lo que llegó a provocar que los anunciantes abandonasen la plataforma, ¿supone hoy un sitio libre de pedofilia? De ser así, ¿cómo lo han logrado en tan poco tiempo?

Lo que había en YouTube era algo light, digamos imágenes legales pero con comentarios muy fuera de tono, por decirlo suave. Eso sigue sucediendo, eso me imagino. Si lo han logrado, debe haber sido usando un algoritmo que detecte desnudos.

Se habla de más de 6.000 pedófilos, impunes en España por la falta de policías y recursos,  ¿resulta suficiente la nueva ley de protección de la infancia y la adolescencia frente a la violencia para combatir eficazmente la pornografía y el abuso infantil?

Parece ser que hay mucha policía para algunas cosas y para otras cosas no tanta, curioso cuanto menos.

Los recursos son totalmente insuficientes, ahí están los datos. En cuanto a la nueva Ley, pensamos que es insuficiente:


1. Es necesaria una ley que obligue a las RRSS a vigilar sus contenidos estrictamente, a poner todos los medios a su alcance para eliminar todo contenido ilegal de inmediato.

2. Los delitos de abuso sexual y producción de pornografía infantil no deben prescribir NUNCA. También pedimos un endurecimiento de las penas para abusadores y consumidores de pornografía infantil, así como los que compartan dicho material.

3. Una mayor dotación de recursos y presupuesto, para las policías encargadas de perseguir el abuso de menores en general y la pornografía infantil en RRSS en particular

4. Mayor control del acceso de menores a la pornografía.

5. Inversión en programas educativos, charlas, conferencias, etc para centros de enseñanza. La información y prevención es absolutamente necesaria y urgente: 1 de cada 5 menores ha sufrido abusos sexuales. Una gran mayoría de estos abusos se dan en el núcleo familiar y círculo más próximo.

Al bucear en las redes pedófilas para denunciarlas bordean una delicada línea en términos jurídicos, ¿son conscientes de ello? ¿Han contactado con la Policía para comunicar la labor que están llevando a cabo?

Sí,  el primer paso fue denunciar todo en la policía española, Europol e Interpol. Y tenemos claro que según está la legislación, podrían llegar a acusarnos de promoción. Pero es un riesgo que hemos decidido correr, creemos que merece mucho la pena correr ese riesgo. Alguien tiene que parar esto ya o mañana será tarde
Aunque nosotros no nos dedicamos a buscar cuentas, por salud mental sobre todo. Pero si es verdad que nos llegan denuncias de nuestros seguidores y les aconsejamos cómo deben proceder.

¿Se nutren «iniciativas como «Movimiento de Orgullo Pedófilo» de la hipersexualización de los menores en diferentes campañas comerciales y la anarquía en redes sociales para expandir sus postulados favorables a la pedofilia?En cuanto a la hipersexualización de la sociedad en general es un hecho, no hace falta ni argumentarlo, aunque es una pregunta  a la que deberían contestar expertos en la materia.

Y claro que se aprovechan, podemos encontrar cuentas MAP (Minor-Atractted person) en Twitter, exigiendo su derecho a su sexualidad, así de fuerte. Utilizan hashtags propios para dar difusión a su «movimiento»

¿Supone Jeffrey Epstein la constatación de la profundidad de las raíces de la pedofilia en torno al poder político y económico?

Para nosotros, es un hecho constatado hace muchos años ya. El caso de Epstein solo es un ejemplo más, solo que se le está dando un «mayor bombo» , quién sabe qué intereses habrá de por medio. Que unos casos tengan una enorme repercusión y otros pasen prácticamente desapercibidos, llama poderosamente la atención.

El documental de Netflix sobre Epstein, aún siendo fuerte, mucho nos tenemos que es una versión muy edulcorada de la realidad, por no decir totalmente alejada. Pero a esto ya nos tiene acostumbrados Netflix y te pongo un ejemplo que nos toca muy de cerca, a varias generaciones de españoles: la serie documental sobre el caso  Alcasser,  donde Bambú Producciones y Netflix hacen un gran ejercicio de sesgo informativo, que debería ser estudiado en toda Facultad de Periodismo… obviamente como ejemplo de lo que nunca se debería hacer.

Como decía, el caso Esptein es solo un caso más. Tenemos muchos ejemplos donde los implicados son gente poderosa e influyente: caso Jimmy Savile, Caso Dutroux, Caso X que no puedo nombrar pero q es tan cruel y real como la vida misma, Roman Polansky, Kevin Spacey,  y un largo etc. Recomendamos, de la última entrega de los globos de Oro (2020) , el monólogo introductorio de Ricky Gervais. No deja títere con cabeza.

Desaparecen millones de menores cada año, el tráfico de menores es un hecho, no una opinión. ¿Quién puede pagar este tipo de «servicio»?

Si sospechan o son testigos de comportamientos pedófilos en las redes sociales, pónganse inmediatamente en contacto con @policia o también pueden denunciarlo desde este enlace.


Tú eres nuestra única fuente de financiación. Con tu ayuda podremos seguir ofreciéndote nuestros artículos:

Ayúdanos a seguir con Nueva Revolución

2 Comments

  1. Se. Anónimo, reconozco la labor de sickstoppers. Reconozcala ustedes; dejen atrás rencillas personales y únanse para combatir este grandísimo problema del siglo XXI. El Sr. «Alberto» sólo ha apuntado un hecho no difamatorio, sin otorgar nombre propio, no como sí lo ha hecho usted. Es lamentable venir a comentarios y encontrarse un reproche, en lugar de esperar que hubiesen los que apoyan esta dura y, a veces tan infructuosa labor, pero tan necesaria de parar como una hemorragia que nos desangra a todo el conjunto de la sociedad poco a poco. Sr. Desconocido, no se deje invadir por acontecimientos pasados y le exhorto a ponerse «manos a la obra», sea por su cuenta o bien en colaboración con esta entidad. Reciba un saludo.

  2. Sr. Alberto, si usted continua difamando, y públicamente contanto medias verdades o incluso mentiras, me veré en la obligación de hacer públicos los audios y las conversaciones en donde se demuestra su incompetencia y su nula capacidad de trabajar en equipo, aprenda a luchar sin señalar a nadie, dando pena no ganan las batallas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.