Entrevistamos a Pablo Hasél: «De Unidas Podemos sólo he recibido complicidad con la represión»

Por Daniel Seixo

¿Qué sientes cuando ve a este gobierno defendiendo a personajes como Leopoldo López o Alekséi Navalny mientras te enfrentas a una pena de prisión?

Su hipocresía es repugnante, mientras se llenan la boca de antifascismo no dejan de apoyar a fascistas de esta calaña. Para colmo Leopoldo López vive a todo lujo aquí con su ayuda. Mientras la Guardia Civil asesina a inmigrantes que intentan llegar como en el Tarajal después de que multinacionales europeas saqueen sus países y encima nos condenen a prisión por contarlo (parte de mi condena contar estos sucesos), acogen y tratan con semejante delicadeza al terrorismo fascista con el que colaboran como en estos casos. Si esto es progresismo el rey emérito es virgen. Mientras dan lecciones de democracia a otros países tienen las prisiones llenas de presos políticos en lamentables condiciones, niegan derechos fundamentales y un largo etc. Ni mal menor ni nada, engañan mucho más que VOX y sucedáneos.

¿Has recibido algún tipo de apoyo por parte de Unidas Podemos? ¿Algún otro partido te ha mostrado su apoyo?

De UP sólo he recibido complicidad con la represión como tantos otros represaliados, no han movido un dedo contra esta y basta como ejemplo que no sólo no han derogado la ley mordaza como prometieron hasta la saciedad, la ampliaron aprobando la «ley mordaza digital». Ha habido muchos partidos y organizaciones al margen del circo electoral que sí me han apoyado.

La voz no puede encerrarse, en todo caso resonará más

¿Cómo definirías el estado actual de la izquierda?

Los principios históricos que ha defendido la llamada izquierda no son a menudo defendidos ni por algunos partidos que se dicen comunistas, con eso lo digo todo. Lo que hay es mucho domesticado en nombre de la izquierda que padece un derechismo preocupante, pero sin quitar importancia a su nefasta influencia, prefiero ver el vaso medio lleno y quedarme con la esperanza que suponen organizaciones que defienden principios revolucionarios.

Se te ha condenado por injurias a la Corona, pero mientras tanto el rey emérito se encuentra huido de España esquivando de ese modo la sombra de la corrupción sobre su persona y la monarquía continúa evitando tener que dar explicaciones ante el pueblo con el apoyo directo de gran parte del arco parlamentario, ¿supone la monarquía una institución claramente antidemocrática? ¿Quiénes considerarías que son hoy sus grandes soportes?

Hay que partir de la base de que no son injurias, son hechos sobradamente probados. Pero lo que hace especialmente peligroso para ellos mi mensaje, es que propongo una República Popular donde la clase trabajadora tomemos el poder. Si no se propone una alternativa al régimen monarco-fascista, no temen igual la denuncia de sus fechorías. La monarquía representa la ausencia de ruptura con el fascismo y en todo caso siempre es una institución antidemocrática al heredarse por parentesco. La monarquía se ha perpetuado y perpetúa por el blanqueo de los grandes medios mercenarios, la débil organización revolucionaria y la ayuda de la «izquierda» del régimen domesticada. También ha sido apoyada por la oligarquía y demás pilares del Estado, pero en un momento dado y ante revueltas populares podrían quitársela del medio para intentar calmar las cosas, no es imprescindible para ellos aunque les haya servido hasta el momento para vender la farsa del paso a la «democracia» gracias a la colaboración del emérito con el montaje del 23F y demás parafernalias.

¿Te convence la aparente apuesta republicana de Pablo Iglesias?

No tiene ninguna apuesta republicana. Han ayudado a proteger al emérito, han hablado bien de miembros de la familia real, son serviles y no proponen plan alguno para poner fin a lacras como la monarquía. Igual que el PCE ayudó a imponer y perpetuar la monarquía, hoy sus herederos como Iglesias hacen exactamente lo mismo mal disfrazados.

Te han dado un plazo de diez días para ingresar en prisión, ¿qué pasos te planteas dar en este momento?

Darlo a conocer allí donde se pueda, no presentarme de forma voluntaria en prisión y una vez encarcelado, que la cárcel sea otra trinchera de lucha desde la que seguir aportando y evolucionando.

¿Consideras que te has enfrentado a un proceso justo? ¿Qué opinión te merece la «Justicia» española?

Sus tribunales sirven para todo lo contrario: imponer las injusticias. Los juicios políticos son una farsa en la que dicen que tienes derecho a defensa pero aunque desmontes las acusaciones como en mi caso, te condenan igual. No podrán existir jamás cambios profundos mientras no se ponga fin a esos instrumentos de opresión. En el caso de la Audiencia Nacional, es un tribunal fascista herencia directa del TOP franquista con idéntica función, sólo le cambiaron el nombre. También representa la ausencia de ruptura con el fascismo que explica casos como el mío y tantos más.

¿Podría suponer el indulto una solución?

No voy a suplicar indulto alguno, no he hecho nada de lo que deba arrepentirme, todo lo contrario. Si me liberan antes de finalizar la condena no será porque me arrepienta o colabore, será si la presión de la solidaridad lo conquista. La solución es poner fin a un régimen que niega derechos y libertades fundamentales como la libertad de expresión, para que así además de conquistar estas libertades, se conquiste una verdadera Amnistía total que libere a todos los presos políticos sin que exista la posibilidad de que vuelvan a ser encarcelados al desaparecer las causas.

La monarquía representa la ausencia de ruptura con el fascismo

En «Dictadura de la estupidez» describes una sociedad inculta que abraza un sistema que los oprime, ¿se ha visto esta situación reforzada en los últimos años? ¿Cómo cambiar las cosas?

Invierten muchísimos millones en manipular y entretener a la clase trabajadora porque sin esa brutal ignorancia generalizada, no podrían sostenerse. La crisis capitalista cada vez más agudizada ha facilitado la toma de conciencia de más sectores y por eso a menos ignorancia, más terror represivo. Por eso también invierten más en manipular por nuevas vías como Netflix y sucedáneos. Hoy tienen más medios que nunca para inyectar ideología burguesa pero su sistema en decadencia nos permite aprovechar las condiciones objetivas para crear conciencia y que la abismal diferencia en medios, pueda combatirse mejor si trabajamos de forma disciplinada para que sea así. Eso tiene mucho que ver con mi encarcelamiento: mis canciones, escritos y militancia combaten esa ignorancia dando a conocer la realidad que tratan de ocultar creando así conciencia, por eso soy peligroso como reconoció la Fiscal.

¿Puede acallar la prisión las letras de Pablo Hasél?

No, la voz no puede encerrarse, en todo caso resonará más. Por eso no me he exiliado aunque pague un precio mucho más caro, para desenmascarar al Estado y que el mensaje que tratan de silenciar por ser realmente revolucionario, sea más difundido. Si aprovechamos esta oportunidad para hacerlo, quedarán más debilitados y ellos también pagarán un precio.

1 Comment

  1. El régimen del 78 tiene terror a mensajes como los que contiene las canciones de Hásel; por eso se recurre a la violencia, al encarcelamiento político, a la puesta en marcha de políticas que sustentan represión.
    Por eso, el régimen se renueva y camufla detrás de una (in)»cultura» de enajenación y subordinación que persiste entre sus instrumentos mediáticos, al servicio del capital.
    Mientras se encarcelan a quienes demandan derechos esenciales, justicia social e igualdad_ lo que debe darse en democracia_ se permiten a fachas pululando agresividad por las calles, alardeando de un antepasado fascista, mientras mantienen una actitud actual de fascistas.
    Lamentablemente, la realidad es que existe una izquierda extraviada, calada con vicios o dinámicas proburguesas, que conlleva a desvaríos, conformismo, inclinada al reformismo, a veces institucionalizada…finalmente, a coquetear con la derecha.
    Esta «izquierda» se acoge a la moderación y el conservadurismo (aunque utilice un discurso «agudo» por momentos: el paripé).
    Da mucha vergüenza esa «izquierda» que se fragmenta por dentro y por fuera, por culpa de sus propios y mezquinos egos, llenos de personalismos…lo que la convierte en traicionera de los principios que dice defender.
    Pero como dice Hásel, un revolucionario no pierde la esperanza, se reafirma en sus principios y mantiene su camino en la batalla.

1 Trackback / Pingback

  1. Entrevistamos a Pablo Hasél: «De Unidas Podemos sólo he recibido complicidad con la represión» | INFORME CONAICOP

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.