Entrevistamos a David Couso: «Tenemos muchas pruebas de que el caso Couso se intenta acallar, se intenta tapar y se intenta silenciar.»

Por Daniel Seixo

Entrevistamos a David Couso, hermano del cámara asesinado en Irak por el disparo de un proyectil estadounidense contra el Hotel Palestina el 8 de abril de 2003.

Resultado de imagen de jose couso

¿Cuál ha sido la actitud del gobierno estadounidense a lo largo de estos años?

La actitud del gobierno Yanqui ha sido como si estuviésemos tratando con gente que todavía vive en el Salvaje Oeste. Ha consistido en un desprecio constante, con un mensaje claro a la prensa en la mañana del 8 de abril del año 2003 bombardeando la sede del Al Jazeera, ametrallando la de Abu Dhabi y disparando un proyectil de 120mm de alto explosivo (HEAT) contra el Hotel Palestina en el que se encontraba la otra señal que emitía en directo, Reuters. Con esto logran un apagón informativo y por tanto lanzan un mensaje claro de que no quieren testigos. Así que lo que nos hemos encontrado ha sido una actitud chulesca, imperialista y de desprecio total ante lo que nos venden como errores y desmanes, pero que claramente fue un ataque selectivo contra la prensa que no controlaban, lanzando con ello un claro mensaje para que se atuvieran a las consecuencias todos aquellos que no fuesen empotrados

¿Se ha intentado desde el estado español dificultar la posibilidad de sentar en el banquillo de los acusados a los militares norteamericanos que dispararon contra el Hotel Palestina?

Totalmente. Totalmente y tenemos hechos documentados en este aspecto. Cuando nosotros como familia, el 27 de mayo de 2003, tenemos que interponer la querella criminal, pese a que se supone que los estados están para defender a sus nacionales, aquí ya tenemos un claro ejemplo de como se está intentando torpedear todo esto. Hemos visto como se han modificado en dos ocasiones, año 2009 con el Partido Socialista y año 2014 con el Partido Popular, un artículo de la ley orgánica para intentar limitar y erradicar el concepto de justicia universal, hemos visto como por primera vez en la historia, una orden de búsqueda y captura contra militares norteamericanos, Interpol se niega a cursarla, hemos visto como una vicepresidenta primera del gobierno, varios ministros y el fiscal general de la Audiencia Nacional, se reunía en una embajada extranjera para torpedear la causa… Pues sí, tenemos muchas pruebas de que el caso Couso se intenta acallar, se intenta tapar y se intenta silenciar.

¿Conocía el ejército estadounidense que en ese edificio pernoctaban reporteros?

Sí, totalmente. En estos 17 años, lo hemos podido comprobar a través de los periodistas y amigos de José que se encontraban en el Hotel Palestina y que certificaron como horas después del ataque, entraron militares norteamericanos con planos 3D detallando planta por planta del hotel y quién se encontraba en cada habitación. Un día antes, el día 7 de abril, mi propio hermano José graba carros M2 Bradley, que son carros un poco más pequeños que el M1 Abrams que es el que disparo sobre el Hotel Palestina, estos carros M2 Bradley son carros de reconocimiento que no llevan un cañón tan grande como el M1 Abrams, sino que llevan un cañón más pequeñito, con un ametralladora y tropas. Hay unas imágenes en las que se ve como militares de la Guardia Republicana del ejército de Irak se despojan de sus trajes y se tiran al río Tigris. Ahí existe un contacto visual con tropas norteamericanas y bueno, si conocemos un poco como es el funcionamiento de tropas militares en el siglo XX y XXI, cuando estas tienen un contacto visual con población civil, al llegar a sus bases informarían a inteligencia de que han tenido un contacto visual con tropas civiles en un escenario de guerra. Por tanto, sí, sabían perfectamente a que disparaban.

Está la operación en la que un cazabombardero, si no recuerdo mal un A-10, dispara un misil contra la sede de Al Jazeera, que había enviado sus coordenadas de GPS al Pentágono con dos meses de antelación, habiendo sufrido ya un ataque por parte de ingenieros militares americanos en Kabul, el ametrallamiento de la sede de Abu Dhabi o el disparo al Hotel Palestina… Sabían perfectamente que en el Hotel Palestina había periodistas, está también la ex sargento que presentamos como testigo y con la que pudimos contactar a través de una intervención en el programa de Amy GoodmanDemocracy Now! Esta ex sargento de inteligencia monitorizaba las conversaciones que salían desde el Hotel Palestina y al escuchar que el hotel iba a ser un objetivo militar, levantó su voz y avisó a su superior, este le dijo que se callara y que se dedicase a su trabajo. Así que sí, sabían perfectamente de lo que se trataba.

No tenemos un aire revanchista, buscamos sentar a los culpables en el banquillo de los acusados y sentar un precedente

Podemos observar como desde el comienzo de la guerra a todo periodista no empotrado se le ponían dificultades, todo apunta a una estrategia coordinada para acallar a la prensa díscola

Es así. Por aquel entonces, Donald Rumsfeld, el secretario de Defensa, diseña una campaña y retoma la figura del periodista empotrado que no se usaba desde Vietnam. Contrata para ello a Victoria Clarke en Hill & Knowlton y ellos diseñan retomar esa figura del periodista empotrado. Pero les sale mal, entre 250 periodista y 300 periodistas logran entrar a Irak a través de la frontera con Jordania o por otras vías para documentar la invasión ilegal. Menciono a esta empresa, Hill & Knowlton, porque esta empresa es la que nos engañó en la Segunda Guerra del Golfo, diciéndonos que Sadam Husein había bombardeado sus propios pozos de petróleo y la que nos mostró la foto de un cormorán lleno de petróleo y a una chica diciéndonos que habían entrado militares iraquíes en Kuwait dejando a los neonatos en el suelo. Pues bueno, con el paso del tiempo, vimos que todo esto era una medida de presión para que la población apoyase el ataque sobre Irak y sobre Sadam Husein. El cormorán era de una catástrofe que se produjo en la Alaska y esa mujer que lloraba, era la hija del embajador kuwaití en Londres. Esta campaña se retoma para la invasión de Irak en 2003, pero les sale mal porque hay señales que emiten en directo y no están supeditadas al control americano. La importancia de la guerra se basa en parte en contra el relato para poder contar quienes son los buenos y quienes son los malos, por eso deciden montar una operación en la mañana del ocho de abril para silenciar las tres señales que emitían en directo, esas señales eran Al JazeeraAbu Dhabi y la agencia Reuters. Con ello, consiguen un apagón informativo total, cuando la conexión se retoma el 9 de abril en horario de máxima audiencia, la imagen que se emite es la de el derribo del busto de Sadam Husein

«Casualidad» que ese retorno se produzca justo para ofrecer la imagen que se pretendía vender de la guerra

Claro, es una imagen icónica, al igual que el alzado de la bandera en Iwo Jima o el de la bandera comunista en el edificio del Reichstag. Querían repetir ese momento con la caída de la estatua de Sadam y la bandera americana encima de su busto.

¿Qué papel ha jugado la fiscalía?

Nosotros lo calificamos como un papel de abogada defensora de los militares y la administración americana. En todo momento se ha posicionado en contra de nuestra querella, nuestros recursos, nuestros testigos, nuestro argumentario… Y bueno, en dos ocasiones llego a archivar la causa y en dos ocasiones el Tribunal Supremo ordenó que se reabriera. Todos los autos que se han publicado los han echado por tierra, han negado que no tuviésemos una tutela judicial efectiva, han negado que no fuésemos iguales ante la ley…

Desde el señor Javier Zaragoza, jefe de fiscales la Audiencia Nacional, hasta el papel del Tribunal Constitucional, diciendo que la legislación de este país no es competente… Sorprende que un tribunal de este país, sea capaz de tolerar esa falsa separación de poderes entre legislativo y judicial, algo gravísimo. Perdida la justicia en materia de jurisdicción universal, simplemente han actuado como defensores de los yanquis

¿Qué siente años después, cuando observa que diversos personajes de la derecha, incluso el propio José María Aznar, niegan la participación de España en la guerra de Irak?

Bueno, por un lado… Claro, nosotros tenemos un pasado militante y de estar en las calles, precisamente antes del asesinato de José, estábamos preparándonos y trabajando para salir el 10 de abril en esa huelga general contra la guerra. No nos coge con el pie cambiado la actitud de estos gobernantes, estos supremacistas o iluminatis que se embarcan en este tipo de sangrientas batallas, por quedar en los anales de la historia como aquellos que salvaron a la población o terminaron con las armas de destrucción masiva. Este negacionismo no nos sorprende, lo vemos siempre en estos personajes de la extrema derecha o los socialliberales… Seguir negando esto y esa frase que dijo: «yo por aquel entonces no tenía esa información». Todo basado en mentiras, recuerdo a Colin Powell con ese frasquito en Naciones Unidas, a ver, no me sorprende, es otra mala decisión de un mal estadista, un pésimo gobernante que de momento se va de rositas. Pero yo lo considero un criminal de guerra, un terrorista internacional, un personaje mediocre de este país.

Leyendo la reciente sentencia de la Audiencia Nacional, en la que se condena al Estado español por abandonar a su familia en la batalla contra EE UU por exigir justicia, uno puede llegar a intuir una cierta acusación de sumisión política contra el estado español, ¿les proporciona la formación de este nuevo gobierno cierta esperanza?

La esperanza es algo que nunca se pierde, nos agarramos a ella principalmente porque no tenemos un aire revanchista, buscamos sentar a los culpables en el banquillo de los acusados y buscamos sentar un precedente. Creo que tiene que haber una presión en la calle, un mantenimiento de la memoria y bueno, que se produzca una reparación para que se tenga justicia.

Tenemos tres puntos donde sí que tenemos esperanzas para confiar en este gobierno. Uno es el compromiso en noviembre de 2018 cuando acudí de portavoz de la familia a una reunión con todos los grupos políticos basándose en una proposición de ley que había presentado ERC en el año 2016 para tumbar las reformas de 2009 y 2014.

Pues bueno, trabajando con esa proposición de ley espero que por aritmética parlamentaria al menos podamos tumbar la reforma del Partido Popular para obtener justicia, especialmente para los nacionales. Afeé entre otros a la diputada del Partido Popular que estaba en la comisión, diciéndole que si a José lo hubiese matado ETA, ellos hubiesen estado con nosotros desde el primer momento, también si el carro de combate hubiese sido Iraquí, ¿cómo hubiese cambiado la historia? Salimos de allí con un compromiso del PP, Unidas Podemos PDeCATERC y PNV para ponerse a trabajar en las enmiendas y tener un texto legislativo de cara a la modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial, pero con el adelanto electoral, todo este trabajo previo se vino abajo, «no sirvió para nada» y se tiene que volver a empezar de nuevo

El segundo punto por el que confío, es que el PSOE tiene en su programa electoral la reforma de la jurisdicción universal y en el tercer punto, el actual ministro de justicia, el segundo de abordo de Dolores Delgado, la ex ministra de justicia, fue uno de los que se reunió con nosotros en el Congreso y creo que él ha mencionado que quiere atajar la jurisdicción universal. Confiamos, pero como buenos gallegos que somos, hasta que lo veamos no nos lo creeremos. En cuanto se constituyan las diferentes comisiones del congreso sabremos.

Somos lacayos y sigo sin entender este amor al Imperio Yanqui o la administración estadounidense y sobretodo como se doblan en actitud genuflexa militares españoles ante Estados Unidos

A través de WikiLeaks pudimos conocer que el gobierno del partido socialista trabajó en su momento de forma directa con la embajada de Estados Unidos para tratar de cerrar el caso de su hermano, ¿supone José Couso una víctima incómoda?

Esto viene a lanzar el mensaje de que no somos un estado soberano, no existe una separación de poderes… Podemos calificarnos como el estado 51 de Estados Unidos, mientras nos están vendiendo otras cosas. No se entiende que un estado aliado en el espectro OTAN, albergando una gran base militar como la de Rota, teniendo destructores y elementos que nos hacen ser un objetivo militar, seamos simples vasallos. Somos lacayos y sigo sin entender este amor al Imperio Yanqui o la administración estadounidense y sobretodo como se doblan en actitud genuflexa militares españoles ante Estados Unidos. Es algo que me sorprende muchísimo a día de hoy

Tenemos el caso de Pedro Baños que ha pagado cara su línea alternativa en este sentid.

Conozco el caso, iba a ser director de Seguridad Nacional y lo acusaron de proruso o incluso de ser un agente infiltrado para intentar cargarse su carrera, acallarlo y poner a alguien más pro OTAN como el general Ballesteros.

¿Han llegado a perder la fe en la justicia de nuestro país a lo largo de todo este proceso?

Es fácil decir que se pierde la fe en la justicia, pero si se pierde la fe en la justicia, ¿lo siguiente qué es?, ¿la irracionalidad?, ¿el ojo poro ojo?, ¿la ley del talión? Creo que hay que defender una justicia independiente, sin injerencia, separada de los otros poderes del estado y confiar plenamente en ella. Evidentemente afear esas intromisiones en el campo jurídico, pero a las víctimas lo último que nos queda es la justicia, porque en mi caso sé que a José no me lo van a devolver nunca, pero si las victimas pierden la justicia, lo siguiente es que cada uno se tome la justicia por su parte y a día de hoy es algo que ni defiendo, ni creo en ello. No somos revanchistas, lo que defiendo es sentar un precedente, ver sentados en el banquillo a militares y juzgar a los culpables.

¿Cómo definiría el papel de la prensa en todo este tiempo?

A ver, no podemos hablar de una globalidad, existe un gris, periodistas que han denunciado todo esto, pero la mayoría de los medios de comunicación o el lobby maestrean, pues vamos, se ha callado, ha pasado de puntillas por este hecho que yo creo que es de los más graves, volver un país a la edad de piedra a través de la invasión militar ilegal, buscando el petroleo, la implantación de bases militares, generación de odio sectario… Esto es muy grave y el papel del periodismo es como siempre servilista, acostumbrándonos a las fake news y a las noticias rápidas para que no pensemos, no nos indignemos y no nos levantemos. Pero bueno, podríamos hablar de que entre un 70 y un 80 % de la prensa no solo de este país, sino a nivel europeo e incluso mundial, pues es servilista y podríamos calificarlos de colaboracionistas, al pasar de puntillas sobre estos temas. Podríamos hablar de Libia o Siria, pero centrándonos en el caso de Irak, porque si hablamos de José Couso hay que hablar de Irak, creo que el papel de la prensa ha pasado de puntillas.

Hemos visto como se ha modificado en dos ocasiones un artículo de la ley orgánica para intentar limitar y erradicar el concepto de justicia universal

En Irak precisamente se da ese cambio de percepción, en el que la prensa por su papel en la guerra pasa definitivamente a ser un objetivo militar

Sí, claro, es que a raíz de la invasión a Irak, si uno se fija a penas existen ya corresponsales de guerra. La información llega o bien de los mandos militares o de freelance con unas inseguridades y unas condiciones en las que el corresponsal puede estar a miles de kilómetros, en un hotel en Jerusalén.

Han buscado militarizar al periodista para que no se cuestione el estatus de lo que pasa en la región. Por suerte, nos queda todavía mucha gente en las redes sociales que escapan a ese férreo control, no tienen la luz y taquígrafos de otros medios, pero si tienes curiosidad, te puedes informar. Te llevará más tiempo, pero es lo que tienes que hacer.

¿Hasta dónde están dispuestos a llegar?

Disparar contra un Hotel lleno de periodistas no puede pasar desapercibido, es un claro crimen de guerra. Seguiremos batallando y exigiendo que se reabra la causa, son los gobiernos y los estados los que deben perseguir un crimen que no prescribe nunca, como los crímenes de lesa humanidad.

Estamos dispuestos a llegar hasta donde nos de la fe y los años, si en vez de ser europeos y blancos, hubiésemos sido venezolanos, colombianos o mexicanos y nuestra piel hubiese sido negra, pues seguramente hubiésemos acabado como eses lideres sindicales asesinados en Colombia o los lideres revolucionarios asesinados en América Latina. Lo que pasa es que vivimos en Europa y no se atreven, pero bueno, hemos sufrido el silencio informativo, desprecio, modificación de leyes, traición por parte de partidos políticos y olvido de los gobiernos, pero nosotros seguiremos, estamos ahora en Estrasburgo, presentamos el informe para ver si se admite a trámite y la calle no lo abandonaremos, nos volveremos a concentrar frente a la embajada de Estados Unidos que es lo que venimos haciendo desde hace 17 años.


Tú eres nuestra única fuente de financiación. Con tu ayuda podremos seguir ofreciéndote nuestros artículos:

Ayúdanos a seguir con Nueva Revolución

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.