Entrevista Tubacex: «Se quiere convertir los conflictos laborales en una cuestión de orden público, es algo que no podemos aceptar»

Por Daniel Seijo

¿En qué situación se encuentran ahora mismo los trabajadores de Tubacex?

Se ha presentado la lista con los nombres de las personas despedidas y la empresa tiene un plazo de 15 días para ejecutar los despidos. 95 personas despedidas, 22 bajas voluntarias y 12 prejubilaciones.

¿Cuáles son vuestras reivindicaciones?

Entendemos que se tienen que dar soluciones coyunturales ante la situación que tenemos ahora mismo sobre la mesa, medidas como un ERTE para que esta situación tuviese una salida que no pasara por despidos.

¿Existe unidad en la plantilla?

Se sigue dando una unidad en el conjunto de la plantilla, dando claro ejemplo, reivindicando un futuro industrial y empleo de calidad

¿Qué actitud os habéis encontrado por parte de la empresa? ¿Y por parte de los diferentes partidos políticos?

Nos hemos encontrado una actitud de constante intransigencia donde siempre defendían una política de despidos sin tener en consideración ningún tipo de alternativa. 

Con respecto a la actitud mantenida por los diferentes partidos políticos, es cierto que el apoyo a las reivindicaciones de la plantilla ha sido ampliamente defendida por los ayuntamientos de la comarca en su conjunto. Así mismo, ha quedado patente que han sido las fuerzas progresistas de este país las que han respaldado en todo momento dichas reivindicaciones, tanto en la calle como en las instituciones competentes.

¿Cómo definiríais las actuaciones del Ministerio de Trabajo durante esta pandemia?

Las medidas que se han puesto en marcha, como los ERTE´s han sido necesarias para no perder mayor cantidad de empleo y dar la una salida coyuntural a una situación coyuntural, actuando como un muro de contención ante una crisis de tipo sanitario pero también económico.

Desde Tubacex se alude a que la irrupción de la COVID-19 únicamente ha acelerado los cambios estructurales que ya se apuntaban, como la progresiva descarbonización de la economía o el impulso de las energías limpias, ¿temen que estos cambios a los que se encara el tejido productivo español de cara a conseguir un futuro desarrollo sostenible vuelvan a dejar de lado a gran parte de la clase trabajadora?

Esta situación se tendría que afrontar con una visión de oportunidades en vez de trabas, donde una transición energética / productiva justa y una apuesta por la recualificación de las personas trabajadoras fuesen de la mano. Así mismo, entendemos que es de vital importancia tener una mirada a largo plazo y no el cortoplacismo que algunas empresas vienen aplicando, mediante recortes en personal y en derechos salariales y laborales. Hay que hacer una apuesta decidida de futuro para el conjunto de la industria siga siendo motor de la economía de este país.

Durante la sentada en Llodio contra los despidos en la plantilla de Tubacex se produjeron incidentes que terminaron con 3 detenidos y 13 ertzainas “contusionados”. Se trata del segundo incidente durante una protesta de trabajadores ocurrido en Euskadi durante este mes de febrero, tras los vividos durante las protestas por los despidos en la empresa PCB en la margen izquierda de Bizkaia en los que Javier Gómez, sindicalista de CCOO, fue agredido por la Ertzaintza durante un piquete, ¿consideran que se está recrudeciendo la represión contra el
sindicalismo?

Estas actuaciones vienen a demostrar que lo que se quiere es convertir los conflictos laborales en una cuestión de orden público. Es algo que no podemos aceptar.

Hemos visto como durante las protestas por el encarcelamiento de Pablo Hasél los medios de comunicación generalistas hacían especial hincapié en la violencia de los manifestantes o en las imágenes de contenedores quemados, ¿consideran que desde los medios de comunicación se pretende crear un clima social favorable a condenar al manifestante de cara a conseguir sofocar posibles recrudecimientos en la conflictividad social?

Se está poniendo el foco en los desórdenes en lugar de ponerlo en la causa por la que se está luchando, ya sea por defender derechos de la clase trabajadora o por la libertad de expresión.

¿Suelen los medios prestar atención a los conflictos laborales o el foco únicamente se centra sobre vosotros cuando sucede algo excepcional?

Por desgracia, los grandes medios de comunicación no suelen poner el foco en la raíz del problema sino en las “anécdotas” o cuestiones excepcionales. Claro ejemplo de ello ocurrió en las masivas manifestaciones de la huelga del metal de Bizkaia, con un seguimiento abrumador de las trabajadoras y trabajadores del sector, donde los titulares eran dedicados a los containers quemados en vez de al seguimiento de la huelga o a las justas reivindicaciones que semanas después se plasmaron en realidad gracias a dichas movilizaciones.

¿Hasta dónde estáis dispuestos a llevar vuestra lucha?

Seguiremos peleando día a día por la defensa de los derechos laborales y construyendo un futuro basándonos en una industria fuerte con empleo de calidad. Si luchas puedes perder, si no luchas, estás perdida/o.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.