Entrevista a Pablo Hasel: “No podemos decir que la izquierda española esté en el bando democrático sin una firme oposición al imperialismo”

Por Daniel Seixo
Subdirector de Nueva Revolución


Ha pasado algo más de un año desde nuestra última entrevista y el panorama partidista ha cambiado mucho, pero ¿podemos hablar un año después de libertad de expresión en el Estado español?

En absoluto. Los tribunales que nos condenan siguen existiendo con idéntica función, Valtonyc no ha podido regresar, ha habido más condenas, la policía sigue investigando y abriendo nuevas causas, a mí en cualquier momento pueden encarcelarme, etc. El gobierno del PSOE sostenido por Podemos no ha hecho nada para que eso no sea así.

¿Qué temas son los intocables para el estado español?

Los que denuncian los pilares de su régimen y los que ponen en peligro su tiranía: monarquía, presos políticos antifascistas, brutalidad policial, autodefensa armada, etc.

¿Pensarías el presentarte en la listas de algún partido?

La ley de partidos se encarga de que cualquier partido revolucionario que de palabra y hechos realmente nos defienda, sea ilegalizado. El Partido en el que creo por su programa y consecuencia es el PCE (r) y es ilegal, así que difícilmente podría presentarme en sus listas.

¿Qué diferencia a Vox de la derecha que conocíamos hasta ahora en España?

VOX estaba dentro del PP, no es nada nuevo, es una escisión con diferencias muy sutiles, esconden menos su fascismo. El enemigo cuanto más de cara venga, mejor. Mucho más peligrosos me parecen quienes se disfrazan de izquierda y en la mayoría de cosas acaban actuando como y con la derecha. Hay cosas que PP y PSOE llevan haciendo décadas pero que solo cuando las hace VOX escandaliza. VOX sirve al régimen para que no aumente la abstención con el cuento del voto “útil” para “frenarlos”. Por algo los sacan a todas horas por todos los medios, con el cuento de que hay que votar la mierda más perfumada el régimen se lleva perpetuando demasiado.

Hoy no necesitan dispararnos porque apenas hay lucha

¿Ha desaparecido en algún momento el fascismo de nuestra sociedad?

No, siguen ostentando el verdadero poder. El fascismo es un método de dominación de la burguesía que aquí pasó a ser encubierto cuando se dieron cuenta de que el fascismo abierto de la época de Franco se les estaba volviendo en contra por las importantes luchas que se desarrollaban y por el contexto europeo. Para no poder perderlo todo, hicieron concesiones que costaron muchos muertos, pero no pasaron de ser reformas superficiales, en esencia el régimen seguía igual sin recuperar todas las libertades y derechos democráticos que el fascismo arrasó. Por eso estamos como estamos con la libertad de expresión y tanto más. No hubo ruptura, nadie puede negar con hechos que los pilares del Estado (oligarquía, cuerpos represivos, monarquía, ejército, tribunales, etc) siguieran controlados por los mismos dejándolo todo “atado y bien atado”. El problema es que muchas personas creen que el fascismo no se adapta a los nuevos tiempos, no evoluciona y sólo conciben el fascismo abierto más clásico de partido único, fusilamientos masivos, etc. Hoy no necesitan dispararnos porque apenas hay lucha (cuando hubo bastante en los 80-90 asesinaron a numerosos militantes antifascistas), han seguido torturando, las cárceles siguen llenas de presos políticos antifascistas y todos los partidos del Congreso sirven a la oligarquía como han reconocido el presidente de la patronal o el dueño de Mercadona.

¿Considera que el estado español se muestra en disposición de ofrecer un juicio justo a posibles disidentes políticos?

Si hubiera justicia no habría juicio, partamos de esa base. Por lo tanto es imposible, son juicios-farsa en los que se violan las libertades políticas más fundamentales y aunque te defiendas bien como ha sido en mi caso, te condenan igual sin ni siquiera intentar desmontar tus argumentos probados.

¿Se persigue en el estado español del mismo modo a la ultraderecha que al resto de supuestos extremismos políticos?

Primero habría que recordar a quienes nos califican a los comunistas de extremistas, que si querer acabar con la miseria, la guerra imperialista, etc, lo es, entonces ser “moderado” es criminal. Somos radicales porque significa ir a la raíz del problema. La ultraderecha, como argumentaba antes, controla el Estado, no tiene ningún auge ahora. ¿Están en auge ahora la Audiencia Nacional o la impunidad de la brutalidad policial incluidos torturadores condecorados? Lleva siendo así muchos años.

En cuanto a los más abiertamente nazis salen a menudo de rositas hasta por asesinar, son los cachorros del régimen así que no van a encarcelarlos como a nosotros por sus canciones intolerables difundiendo odio a los homosexuales, inmigrantes, antifascistas, etc. Cuando el propio Estado ha homenajeado a la División Azul y mantiene calles a criminales fascistas, queda todo muy claro. Fascistas no persiguen a fascistas, lo digo para quienes no entienden que Losantos por ejemplo, pueda decir que hay que bombardear Barcelona o cervecerías alemanas con impunidad. Los jueces piensan igual o parecido, no irán a por ellos.

¿Considera que se presta en la actualidad mayor atención a los presos independentistas catalanes que a los presos gallegos o vascos por ejemplo? ¿A qué considera que se debe?

Los líderes processistas han ocultado a conciencia la existencia de muchísimos otros presos políticos, muchos para ellos son terroristas. Pero tampoco mencionan a quienes están encarcelados exclusivamente por militancia política no armada como el PCE (r). Pero si no están dispuestos a luchar de verdad ni por sus propios presos, cómo van a preocuparse por el resto…Hablar del resto también implicaría hablar de cómo Convergència y ERC han apoyado durante mucho tiempo la represión contra los revolucionarios catalanes y de otros lugares. No podemos olvidar eso aunque sus políticos estén injustamente encarcelados, como tampoco que por librarse de sus condenas nos están condenando criminalizando luchas, a quien se tapa la cara, llamando a obedecer al régimen, etc.

Nadie puede negar con hechos que los pilares del Estado siguen controlados por los mismos dejándolo todo “atado y bien atado”.

¿Qué debe defender la izquierda en Catalunya?

Todos los derechos y libertades democráticas, como mínimo. Desde el derecho a la autodeterminación, pasando por la libertad de reunión, manifestación y expresión, oponerse a la falsa izquierda que prometió frenar los desahucios y que los ha perpetuado, la solidaridad con los represaliados y la reivindicación de la amnistía total, el apoyo a las luchas obreras, la salida de la OTAN y la UE, no llamar al respeto a la legalidad criminal e ilegítima del régimen, etc.

¿Es demasiado blanda la izquierda parlamentaria española en materia internacional?

No llegan ni a izquierda, son demasiado blandos en todo, aunque eso sea una descripción excesivamente generosa. Sin una firme oposición al imperialismo y, por tanto, a la UE-OTAN, no podemos decir que están en el bando mínimamente democrático. Que el genocida Julio Rodríguez que dirigió la participación del Estado español en la invasión de Libia que arrasó el país, ocupe un puesto relevante en Podemos, ya es motivo de sobras para despreciar a este chiringuito, si ya sumamos otras cosas de igual gravedad ya… Tienen la falta de escrúpulos de solidarizarse con el fascista sicario del imperialismo Leopoldo López, mientras silencian el exterminio de presas antifascistas aquí.

¿Ha dado la cara la izquierda española por Venezuela?

Más allá de la farsa parlamentaria, falta mucha solidaridad y denuncia, como con todo. Aún así hay honrosas excepciones, pero para la gravedad de la situación es muy triste que no haya mucha más.

El Partido Popular se ha ido y la Ley Mordaza sigue amenazando la libertad de expresión ¿ha llegado para quedarse?

PSOE-Podemos ni siquiera han derogado la ley mordaza como prometieron, ¡ni siquiera eso que sólo es una ínfima parte de la represión! Pero a nosotros no nos condenan con la ley mordaza sino con el viejo código penal. Podemos mintió a conciencia diciendo que nos aplicaban esta ley cuando sabían que no, pero así le echaban la culpa solo al PP y pintaban que con un gobierno del PSOE apoyado por ellos, todo iba a cambiar. Una vez más ha quedado demostrado que mentían y es muy grave jugar con algo tan serio como la represión.

¿Puede hoy Pablo Hasel expresar todo lo que quiere en su música?

No, tengo que imponerme cierta autocensura, pero no estoy dispuesto a callar cosas importantes, así que es mínima. No tengo ni tenemos libertad para hacerlo, pues cada vez que saco una canción o tuit señalando al régimen y sus esbirros, se que pueden abrirme más causas y que es ilegal. Conozco muchos artistas que me dicen que piensan como yo o parecido y que no lo dicen por miedo, en esos casos la autocensura por el terror de la represión, calla demasiado y gana el Estado.

¿Izquierda Unida y Podemos forman parte de la solución? ¿Cuál es la solución?

No, todo lo contrario, por lo citado anteriormente. Condenan a los revolucionarios y respetan la legalidad que nos ahoga, eso lo resume todo. Basta ver cómo el régimen nos persigue a unos mientras a ellos les dan un altavoz y el rey los recibe entre risitas en la Zarzuela. La raíz del problema es el capitalismo y suponen un freno para desarrollar una lucha que nos permita acercarnos a ponerle fin. Basta ver cómo siempre han alejado la combatividad de las calles prometiendo falsas soluciones en las urnas. Son socialdemócratas y los comunistas siempre recordamos que “la socialdemocracia es la pata izquierda del fascismo”.

No hay soluciones fáciles y milagrosas, los derechos jamás se han regalado y han costado lucha muy dura. Ellos venden lo contrario, por eso no solo no elevan la conciencia, sino que la retrasan. La solución pasa por organizarse al margen de los sindicatos y partidos del régimen, llevar la lucha a las calles y elevar la conciencia de la clase obrera y los sectores populares para acumular fuerzas y un día poder realizar la revolución sin la que son imposibles los cambios profundos y conquistar una vida digna para todos nosotros.

¿Ha valido la pena todo esto?

Por supuesto. Me siento orgulloso de que tantas personas me hayan contado que empezaron a luchar después de escucharme o conocer mi caso represivo. Aunque solo fueran unas pocas ya hubiera merecido la pena, pero han sido, son y serán muchas. Este camino tiene cosas muy duras, pero la parte positiva por la que se inicia lo compensa.

Para terminar te pedimos una descripción breve de…

Eduardo Inda: Otro mercenario manipulador de la peor calaña, aunque se centran muchos ataques en él como si el resto de mal llamados periodistas mercenarios del poder, fueran mucho mejores.

C. Tangana: Un producto del capitalismo, Albert Rivera haciendo canciones. Una influencia nefasta para demasiadas personas.

Valtonyc: Un artista exiliado con la gravedad que ello implica y cuyo exilio se ha normalizado demasiado. Viendo su caso tuve aún más claro que el exilio se normaliza mucho más que la prisión y genera menos lucha en este contexto, eso me confirmó que tenía que quedarme aquí.

Rafa Hernando: Otro señorito fascista de los que llevan 80 años frenando el progreso para la inmensa mayoría. Merecedor de una larga condena sirviendo a la comunidad que hoy perjudica.

Iñigo Errejón: Un trepa muleta del PSOE como todos los dirigentes de Podemos. Un cobarde aburguesado que con promesas falsas ha jugado con la ilusión de muchas personas desesperadas.

Juan Guaidó: Un títere del imperialismo que sin intervención militar extranjera no tomará el poder porque no tiene todo el apoyo popular que necesita. Debería estar fusilado o en prisión hace mucho tiempo junto al resto de golpistas fascistas. Su libertad atenta contra la vida de los venezolanos antiimperialistas.

Felipe González: Un mafioso criminal (valga la redundancia). Uno de los dirigentes de los GAL, culpable de miles de torturas, encarcelamientos y asesinatos. Además de haber llevado a cabo políticas enemigas de la clase obrera, también asesinas. Amigo de lo peor a nivel internacional y uno de los farsantes que más daño han hecho al movimiento revolucionario y por tanto al pueblo.


Tú eres nuestra única fuente de financiación. Con tu ayuda podremos seguir ofreciéndote nuestros artículos:

Ayúdanos a seguir con Nueva Revolución

2 thoughts on “Entrevista a Pablo Hasel: “No podemos decir que la izquierda española esté en el bando democrático sin una firme oposición al imperialismo”

  • 31/03/2019 at 8:56 am
    Permalink

    Me parece que es una evidencia anti-imperialista ser atacado espiado etc como le hacen a UP

    Reply
  • 29/03/2019 at 1:10 pm
    Permalink

    No es un buen análisis poítico y creo que no conoce el origen y pael del partido |
    “VOX sirve al régimen para que no aumente la abstención con el cuento del voto “útil” para “frenarlos”. Por algo los sacan a todas horas por todos los medios, con el cuento de que hay que votar la mierda más perfumada el régimen se lleva perpetuando demasiado.”

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies