Entrevista a Nazanín Armanian: «Hay un amplio y profundo desconocimiento sobre la lucha de las mujeres en el “mundo musulmán” en Europa»

 

En su libro «No es la religión, estúpido» afirma que gran parte de las guerras y conflictos entre musulmanes responden a un laborado plan del Pentágono para reconfigurar el mapa político de Oriente Próximo, ¿considera que los intereses económicos se encuentran en el centro de ese plan elaborado por Washington? ¿Qué papel juegan las élites locales en el actual mapa político de Oriente Próximo?

El mapa actual de Oriente Próximo fue diseñado por Francia y Gran Bretaña sobre los restos del imperio Otomano hace un siglo. Recuerde que, la importancia de región en el tablero de ajedrez mundial reside en dos pilares: alberga cerca del 65% del petróleo y gas del planeta, y es vecina de China y Rusia. En 1991, como si de una Tercer Guerra Mundial se tratara, la Unión Soviética y el socialismo pierden (de forma provisional) en favor del capitalismo, que no en favor de EEUU, que será incapaz de administrar aquellos espacios que dejo el socialismo, sobre todo en la propia Rusia. A pesar de que la estrategia de Washington cambia, y pasa de instalar en el poder de los países estratégicos a hombres fieles mediante golpes de estado, a ocuparlos con miles de tropas, no consigue dominarlos. Pues, ya hay otros actores que desafían su poder: Rusia, Turquía, Irán , Arabia Saudi, entre otros. Es por ello que las guerras por Afganistán, Iraq, Libia, Siria o Yemen siguen abiertas, hasta que estas potencias acuerden un nueva reparto de zonas de influencia. En este marco, las élites locales  intentan no ser devorados por los peces grandes, y para garantizar su propia supervivencia dentro y fuera de sus feudos con mil y una artimañas, como: mantener sus lazos con el centro del poder capitalista, como el FMI, y presentarse como los guardianes de este orden; fortalecer sus lazos con uno bloques capitalistas contra otros, y aplacar con la mano dura la oposición en el interior, mientras se presentan como víctimas del imperialismo.

¿En qué medida la injerencia de la OTAN ha impedido el desarrollo y la plena implementación de la soberanía popular en los diferentes países de la región?

Mire, 1) en los países capitalistas no hay soberanía popular, y en Oriente Próximo, que la totalidad de sus gobiernos son dictaduras e incluso teocracias totalitarias, menos todavía. 2) Las brutales guerras organizadas por la OTAN han destruido la vida de al menos 100 millones de personas en esta región desde 1991, y me temo que esta tragedia continuará y con más intensidad, en un momento que EEUU está empeñado a contener la conversión de China en la primera potencia económica mundial: el petróleo y el gas de Arabia, Irán, Iraq son imprescindibles para el crecimiento de China, que incluso en el último trimestre de 2020, el año de la pandemia, fue de un 6,5% .

¿Existen actualmente ciertas raíces que permitan repensar o recuperar el panarabismo?

Hay que aclarar que el Panarabismo aparece en los nuevos estados diseñados por los colonialismos francés y británico con el claro objetivo de debilitar la influencia de los turcos otomanos. Luego, en su desarrollo, manifestó  dos dimensiones: 1) la anticolonial, en aquellos países árabes donde el movimiento socialista era inexistente o débil, y 2) la supremacista, despreciando a otras naciones en la región, como los turcos y los iraníes, o aquellos grupos étnicos no árabes en sus dominios nacionales como los kurdos, duramente perseguidos por los panarabistas en Iraq o en Siria. Hoy, ante la dura persecución de las fuerzas internacionalistas de izquierda en este espacio, los “Pan” han regresado: panturquismo, panislamismo, e incluso, con la aparición de la autonomía kurda en Siria, una especie de pankurdismo. El Panarabismo fracasó por vender la falsa idea de que es posible reconciliar los intereses de la burguesía, -además patriarcal y tradicionalista-, con los de los trabajadores que explotaba y oprimía.  Por eso, cuando el imperialismo fue a por los lideres del nacionalismo árabes, los encontró tan solos que puedo deshacerse de ellos sin encontrar resistencia de su “pueblo”.

 ¿Cómo definiría el papel del mundo árabe frente a la agresión sionista en Palestina?

Tal mundo no existe. Existen gobiernos árabes, que en su mayoría absoluta , no representan a sus propios pueblos, a los que oprimen duramente impidiendo que tengan una “opinión pública” respecto a los asuntos regionales o internacionales. ¿Ha visto alguna reacción en la sociedad de Arabia Saudi o de Emiratos? En un país como el Líbano, por ejemplo, que ha acogido a millón y medio de refugiados palestinos (y ahora otro millón de sirios), la incompetencia de la oligarquía corrupta y religiosa que dirige el país está enfrentando a los libaneses a estos refugiados, a los que niega el derecho de tener permiso de trabajo, de residencia, de alquiler una vivienda, condenados a malvivir en los campos de refugiados. Ya ve, que las identidades como ser “árabe y musulmán” son supeditadas a la pertenencia de clases sociales, al igual que ser “latino y cristiano”, por ejemplo.

En diferentes entornos occidentales se ha catalogado al régimen de Israel como la única democracia de Oriente medio e incluso se ha llegado a justificar la reciente agresión sionista contra Gaza como una operación contra el fundamentalismo musulmán, pese a que por todos es conocido el apoyo sionista a Al Qaeda en Siria, ¿puede realmente catalogarse a Israel como una democracia plena? ¿Supone la religión el verdadero eje central sobre el que gira la causa de su conflicto con Palestina o por la contra simplemente está siendo utilizada como una excusa para enmascarar su política colonial?

Israel es una estado semiteocracia «gobierno de Dios» que no Democracia, el del pueblo. Para empezar, justifica la creación del propio Estado judío como resultado de la voluntad divina, alegando unos textos “sagrados” que justifican un nacionalismo mesiánico además supremacistas, pero además:

  • La Ley Básica aprobada en 2018 que declaró “Israel, el Estado Nación Judío”, ensalza la supremacía judía por la venia de Dios, por lo que el Partido Comunista de Israel ha advertido de su “naturaleza fascista”, ya que reemplaza la “nación israelí” por la “nación judía”. El fundamento de la fundación de Israel en 1948 no fue el humanismo liberal, ilustración y los derechos humanos, sino un chauvinismo tribal religioso-étnico. Las religiones, al igual que los nacionalismos, siempre son excluyentes, antidemocráticas.

El Gran Rabinato, con representantes en el parlamento, pueden  vetar las leyes sobre los derecho de la mujer y la familia y si las consideran contrarias a los preceptos de la Tora, establecidos hace unos 2500 años. Las parejas judías, por ejemplo, que celebren bodas civiles son condenadas a dos años de cárcel. La Ley de Familia discrimina a la mujer por su género: ella, por ejemplo, no conseguirá el divorcio si el esposo se niega a dárselo, condenándole así a ser “agunah” (anclada, encadenada) de forma indefinida, y le impide que se case de nuevo o tener hijos “legítimos”, quienes  serán registrados como bastardos y no podrán contraer matrimonio  con judíos respetados. Las “Patrullas del recato” de los extremistas Haredi, acosan a las mujeres por su vestimenta e incluso por rezar en voz alta.

– Los fundamentalistas han impuesto la separación de género en los autobuses «Kosher» en unas 60 rutas, en los que obligan a las mujeres sentarse en la parte trasera. Una segregación espacial a lo talibán y todo un menosprecio hacia la mujer, que además va creciendo. 

  • La actitud del Estado israelí hacia las personas, al ser humano, se ve sin retoques en cómo trata a los habitantes de Cisjordania y Gaza: no tiene nada que ver con los valores humanistas de un Estado democrático sino con los principios de una teocracia totalitaria.

Hemos visto como el llamado feminismo islámico recientemente ha ganado peso en las sociedades europeas, ¿puede existir un feminismo islámico? ¿Cómo resulta posible que esta visión política gane terreno en sociedades en las que las mujeres parecen haberse desapegado de las imposiciones religiosas?

Creo que hay un amplio y profundo desconocimiento sobre la lucha de las mujeres en el “mundo musulmán” en Europa, donde piensan que las mujeres de este espacio son unas religiosas subdesarrolladas para las que este “feminismo islámico” ya un progreso. ¡Sí en Irán las mujeres marxistas consiguieron en 1935 que el gobierno prohibiera el velo como el símbolo del estatus de subgénero de la mujer (pues, hay una profunda relación simbólica entre el poder y la vestimenta), e hiciera importantes reformas, o en 1968 hubo una mujer ministra!  

Fue a través las mujeres de la derecha religiosa integrista, el feminismo Islámico apareció en el Irán del principio los 1990 cuando el  régimen prohíbe el veterano movimiento feminista iraní, liderado por la izquierda, creyendo que así acaban con la demanda de la igualdad de las mujeres.  Esta corriente , 1) despolitiza la opresión patriarcal sobre la mujer, y justifica el estatus inferior de la mujer “por su destino bilógico” y la venia de Alá. 2) Sólo pueden desarrollar sus planes en el marco de una teocracia, que no el sistema del gobierno por y para el pueblo. 3) Sus propuestas y pensamientos no solo no son progresistas, sino que pretenden resucitar las leyes de hace miles de años, nacidas además para y por un pueblo, el semita,- judío y árabe-, y aplicarlos hoy y al resto del planeta. No piden prohibir el maltrato de la mujer, la poliginia, el matrimonio con niñas de 7 o 14 años, la pena de muerte (en todas sus formas, incluida la lapidación), porque el propio Corán o reconocer el derecho de la mujer en moverse libremente, a vestirse como quiera, el poder trabajar, estudiar, hospedar en un hotel, ingresarse en un hospital, amar a quien quiera, sin el permiso de un tutor varón (que exige el Corán para la mujer, como discapacitada mental genéticamente)  No están en si sexo y la sexualidad pueden ser construcciones sociales que no naturales, sino en que la mujer ha sido creada para servir a la “quietud del hombre” (Corán, 30:21) o “para que Adán no esté solo” (Génesis II: 18 y 22); 3) La “feminización de la pobreza” no es un tema del que hablen: el 75%  de los 1.300 millones de personas del mundo que viven bajo la umbral de la pobreza son mujeres. Tampoco hablan de  la “feminización de las víctimas de las guerras (70%) o de la militarización de la prostitución. Su tema favorito es justificar el velo.

¿Cómo se explica que formaciones supuestamente de izquierda transmitan valores como la defensa del uso del hiyab entre las mujeres musulmanas?

Hay varios motivos: 1) ignorancia sorbe el significado profundamente discriminatorio y reaccionario del velo. 2) que la extremaderecha, en España se manifieste en contra los magrebíes musulmanes les lleva a tacharle de “islámofobo”, cuando esta corriente política en EEUU es anti mejicanos cristianos. O sea es APORÓFOBA…y la sorprendentemente la izquierda defiende , no al inmigrante musulmán y sus derechos como trabajador, sino al islam, a los imanes de las mezquitas, que son iguales que los curas y rabinos.  

Lo que en España se está haciendo con las mujeres “musulmanes” es exactamente lo que se ha hecho con las mujeres gitanas: entregar su destino a un Patriarca que aplica las leyes machistas de hace siglos e impide el progreso, la igualdad y la emancipación de sus mujeres atrapadas en la estructura de la “tribu”.

Los derechos de la mujer son universales y ninguna religión ni ideología tiene derecho a secuestrarlos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.