Entrevista a Ismael López Fauste: “En el caso de La Manada se dieron todos los elementos del lenguaje pornográfico”

Por Daniel Seijo

¿Cómo llegaste a entrar en contacto con la industria del Porno?

Entrevisté a Amarna Miller y al lobby editorial pornográfico le encantó mi forma de presentarla, por lo visto. Ella todavía no era famosa, estaba a punto de empezar porque ya le habían preparado la portada en Interviú. Después de aquello empecé a trabajar como escritor fantasma para ellos.

¿Existen abusos en la industria pornográfica en España? 

Existen en todas las industrias pornográficas del mundo. Empezando desde la ocultación de la verdad, las dificultades para salir de ella y eliminar los vídeos o las propias coerciones una vez dentro. Luego tienes los abusos de los compañeros, que se eliminan con un buen montaje final, y si te vas al porno “ético” o “feminista” tienes los sueldos bajísimos, los rodajes larguísimos y los mismos abusos que en lo “mainstream”, solo que cortan un poquito más de cara al producto final.

¿Cómo es el rodaje de una escena porno?

Depende mucho de la productora y del tipo del público al que vaya destinada. Pero sacado de Escúpelo en palabras de uno de los productores más importantes, las chicas solo tienen que ser muy guapas y dejarse follar.

¿Existe un negocio de prostitución tras los grandes nombres del porno?

Y tras los pequeños. Te doy una frase: “no conozco a ninguna compañera que no se dedique a la prostitución”, es de una actriz porno. Si haces cuentas, el porno, con toda la piratería que tiene detrás, no da para vivir. Es un escaparate para prostituirse y subir el caché de la chica en cuestión. Las redes sociales ayudan mucho en eso para contactar con los puteros.

¿Tiene un control sanitario efectivo en la industria pornográfica?

El último periodista que me preguntó eso intentó desmentirme y lo único que encontró fue el certificado de un análisis de sangre de 2016 que le enseñó una actriz porno en activo. Nada más. Lo que yo he visto son análisis de sangre capilares, que no demuestran nada. En dos años colaborando con el lobby jamás he visto a nadie haciéndose análisis efectivos contra ETS cada dos semanas como se nos ha vendido. Sin ir más lejos, se tapaba mucho tener gonorrea y otro tipo de infecciones, y en el último evento al que acudí todos se fueron a sus casas con herpes.

¿Paga impuestos el porno español?

Desde mi experiencia, no. Existe la posibilidad de declarar impuestos, pero no se hace. Una compañera me comentó que consiguen evadir mucho al cobrar a través de empresas como Payoneer, o haciendo contratos no válidos o contratos comerciales en eventos que nunca llegan a declararse. Eso en España. Por supuesto, todo lo que funciona fuera de el país, que es la mayoría, es mucho más fácil de ocultar. Hablo de Budapest, Los Ángeles y demás zonas calientes de rodaje. Y luego tienes la prostitución a través de distintos contactos, que es lo que se oculta detrás de tanto viaje. Eso por supuesto funciona en B.

¿Es posible un porno feminista?

Si el porno fuera ético o feminista estarían atendiendo a todas las compañeras explotadas que no pueden retirar sus vídeos, que han sido abusadas, violadas o tratadas. Me gustaría muchísimo ver a alguien con la camiseta de “puta feminista” yendo a los polígonos a pasar frío y a ayudar a compañeras en lugar de reclutar muchachas en redes sociales. No soy quien para decir qué es feminista y qué no lo es. Pero si el feminismo es acaparar cámara para ocultar la realidad del 95% de las mujeres que venden su sexo, entonces no he entendido el feminismo.

¿Tiene cabida el activismo feminista desde la pornografía?

No lo tengo claro. Ahora mismo la única forma de activismo que se me ocurre ahí dentro es que esas “activistas” empiecen a dar la cara y a señalar a quienes cometen los abusos. Pero por otro lado esas “activistas” también son cómplices y están ahí colocadas para taparlos o evadir la atención. Existe gente muy valiente, eso sí puedo decirlo. Piensa que yo no he grabado porno, toda esta información me viene de gente que está ahí dentro y que se la está jugando a que les pillen. No sé si lo que hago ayudará a mejorar la situación, pero desde luego lo que motiva a mis fuentes es eso. Lo que está claro es que el empoderamiento de algunos nombres depende de guardar silencio o explotar a las de abajo. Al final se nos ha vendido como una vocación y en realidad se está explotando una necesidad. Hay gente muy lista sacando provecho.

Solo diré lo que leí hace tiempo en un tuit, que los títulos de vídeos porno cada vez se parecen más a los titulares de sucesos relacionados con violencia machista

Escribías columnas para diferentes actrices porno. ¿Que clase de mensajes debían transmitir tus artículos?

Feminismo y lujo. Trabajar poco y cobrar mucho. Acostarte con quien quieras y disfrutar un montón. Estoy salida todo el día y te haré lo que quieras. Soy insaciable. Es muy básico. El porno sigue teniendo argumentos muy de revista de gasolinera aunque se haya sustituido el soporte impreso por Risto Mejide o Erika Lust.

Has convivido durante varios días en un casting con actrices y aspirantes a actores porno ¿Qué destacarías de su actitud fuera de cámara?

Aquello no era un casting, era un evento de prostitución encubierta y la gente iba a hacer valer su dinero con todo lo que ello implica. Se vivió muy poca empatía esos días y a la “empresa” le importaba muy poco. ¿Cómo puedo resumirtelo? las chicas hablaban mucho de “pasar por el aro”. Digamos que tenían una tolerancia especial tanto para atragantarse y recibir golpes como a sentarse y comer junto a la persona que acababa de agredirlas. La publicación de tu libro “Escúpelo” ha tenido que esquivar bastantes zancadillas antes de poder publicarse

¿Has sufrido presiones por parte del entorno de la industria pornográfica?

He sufrido alguna amenaza, sí. El mayor bache fue cuando antes de eliminar la descarga gratuita del libro desaparecieron las reseñas, entrevistas y menciones en los pocos medios que me apoyaron. Querían que el título desapareciera, no solo que no estuviera disponible, también que no se supiera que había existido.

¿Te han respaldado compañeros de la prensa?

No. Antes de publicarlo por mi cuenta ofrecí todos mis documentos de forma desinteresada a prácticamente todos los medios de comunicación que no tuvieran un compromiso con la derecha conservadora. No por nada, pero mis tiros no van por el lado moralista. Nadie me hizo caso, por supuesto, pero a la vez publicaban entrevistas de gente a la que había conocido en el porno y no hacían referencia alguna a irregularidades. Se debe a que son amigos, por supuesto. Te he mencionado varios ejemplos y te pongo otro: imagina que me entrevista Andreu Buenafuente, sería muy problemático que lo hiciera en septiembre porque seguramente estará preparando la promo del siguiente Salón Erótico. Están todas las entrevistas en Youtube, si no desaparece. No falla un solo año. Hace no mucho una periodista de Eldiario.es llegaba a increparme con información privada sobre mí, lo cual no me explico porque a este periódico también le ofrecí la información y les pedí ayuda durante el periodo de las amenazas. Pero no lo achaco a una complicidad total. A veces también es ignorancia. Yo mismo no hacía demasiado caso al discurso que habla de corrupción hasta que no lo vi con mis propios ojos.

Los eventos del porno los financian empresas de prostitución y las productoras facilitan el contacto con las chicas en privado para, como ellas dicen, “alquilarlas”

¿Suponen actrices como Amarna Miller un intento de renovar la cara del porno?

Los anuncios de prostitución están desapareciendo. Casos como el de Miller son una forma de renovar esa propaganda para hacer atractivo el consumo y esa actividad para una nueva generación. Ahora ya no se anuncian fotos de chicas en las páginas de contactos. El método ha cambiado, ahora dicen “métete a puta” y te cuentan una historia muy bonita que omite partes de realidad, precisamente las más crueles. No soy partidario de centrar toda la atención en un personaje porque consiguen la promoción que buscan. Prefiero entenderlo como un fenómeno; han puesto a una chica con la que se identifica una generación entera, con toda una estructura de apoyo detrás, funcionando en redes sociales, apelando a un público menor de edad, para lavar la cara de un negocio. Me asusta más que nadie se haya planteado las consecuencias de respaldar este tipo de discurso sin investigar lo que puede haber detrás. Hay chicas suicidándose, siendo tratadas, y ellas no tienen un hueco en los medios de comunicación. Además de renovar la industria, también están plantando un árbol que oculta el bosque. Pablo Iglesias e Ínigo Errejón han llegado a defender a Amarna Miller

¿Consideras que Podemos cuenta con todas las versiones de la historia tras el Porno?

Lo desconozco por completo. Dos veces he conseguido acceder a dos personas de la cúpula de Podemos nacional, una de ellas responsable de feminismos. En ambos casos se me ha colgado el teléfono a media entrevistas o se ha cortado la comunicación al tratar información muy puntual. Esto es lo que puedo responderte al respecto. Pregunté, por cierto, si era cierto que en las últimas elecciones plantearon introducir en el Congreso a una representante del lobby. No obtuve respuesta. También te digo que he recibido apoyo a título personal de personas que forman parte del partido, pero siempre de una forma privada y como informantes.

¿Se ha interesado algún partido político por tu trabajo?

Una parte de Izquierda Unida me ha prestado apoyo activo para la difusión a través de medios independientes y también me han ayudado mucho personalmente. No he recibido apoyo de más partidos, pero tampoco deseo, por ejemplo, recibir apoyo del Partido Popular. Vale que considero que Podemos ha tenido un papel importantísimo en el lavado de cara de la pornografía durante su última campaña, pero considero que gastar dinero público en “volquetes de putas” es una declaración de intenciones igual de potente.

¿Estaría dispuesto a dialogar con ellos sobre su experiencia?

Estoy dispuesto a dialogar con cualquier persona o agrupación siempre que se enfoque mi información desde un punto de vista no conservador, moralista, religioso o politizante. Tengo una inclinación a la izquierda, por supuesto, pero cuando hay vidas en juego me agarro a un clavo ardiendo, honestamente. No olvidemos que me siento cómplice de todo el fenómeno.

¿Cómo definirías la industria pornográfica de los países del Este de Europa?

Son las minas de coltán del porno, allí todo vale, pero sabemos muy poco. A una compañera le dio una sobredosis por unas sustancias que le facilitó la propia productora allí para mejorar el rodaje. Sin Europa del Este en Europa no sería rentable hacer porno.

¿Es el porno un trabajo a largo plazo?

Es una de las pocas cosas de las que podemos tener cifras. No lo es. O te jubilas antes de los 30 o te conviertes en proxeneta y explotas a otras mujeres. Cuando hablo de proxenetismo me refiero a la definición de la RAE.

El polémico productor de cine para adultos Torbe ha llegado a “defender” a los miembros de La Manada. ¿Está el porno español en las mejores manos atendiendo a este tipo de declaraciones de una de sus caras más visibles?

Llámalo porno, por favor. Yo veo cine para adultos y también soy “prosex” porque me gusta el sexo. Estos términos, aunque parezca exagerado, acabarán apropiándose del debate. Precisamente quienes más cine para adultos consumen no son tan adultos. Con respecto a tu pregunta, no creo que el porno español esté en manos de Torbe. Pero mientras se hable de él no se hablará de otros personajes. Nos estamos olvidando de que Nacho Vidal estuvo vinculado con la mafia china y fue denunciado en 2012 por maltrato. Que Torbe parezca el diablo hace que el resto del sistema se presente como un mal menor. Sí, es terrible, no tiene escrúpulos, pero hay gente pagando por ese contenido, y ha tenido que ser la Policía Nacional quien destape el caso. ¿Dónde estaban todos esas pornógrafas feministas dando la cara por sus compañeras?

¿Existe abuso de menores en la industria pornográfica?

Existe. También desde la explotación de la figura del menor de edad. A muchas actrices porno actuales les ha venido muy bien poner vocecita cuqui y parecer niñas cuando en realidad son lo suficientemente fuertes como para ver a 20 compañeras hacinadas en un piso de mierda en Budapest y no decir nada. He visto niños por allí. También he sido contactado por menores de edad de 16 años que habían visto una entrevista en Antena 3 que decía que el porno era muy empoderante y buscaban una forma de contactar con las productoras. A quien me lea, le propongo buscar “Pablo Lapiedra menores de edad” en Google, para no alargarme demasiado. Soy un “one man army”, no tengo todas las respuestas y mis recursos son muy limitados. Hay una estrategia de captación de jovenes y hemos visto varias veces a pornógrafos que se han ido de rositas tras intentar comerles la cabeza a través de redes sociales a chicas menores de edad. Aún así no he tenido contacto directo con ninguno de estos casos.

El porno sigue teniendo argumentos muy de revista de gasolinera

¿Has consumido alguna vez porno?

Antes te habría dicho que no tanto. Ahora cada vez veo más. Hay una cantidad considerable de mujeres que se acercaron a la pornografía atraídas por los cantos de sirena y al cambiar de idea no consiguieron borrar los vídeos. Veo mucho porno como documentación. A veces es sorprendente como cuando cambias el chip incluso en un vídeo porno editado puedes ver todas estas cosas de las que hablo.

¿Se puede consumir pornografía de forma “ética”?

Yo pienso que cuando se consume pornografía producida en las condiciones que te expongo en esta entrevista se es cómplice en menor medida. ¿Existe alguien que no produzca en estas condiciones o no guarde silencio sobre las mismas? No conozco ningún caso, y mis fuentes tampoco. No, no creo que actualmente al menos pueda consumirse de forma ética.

¿Qué cambios ha traído internet a la industria de la pornografía?

Han conseguido una difusión tremenda. No la ha creado, desde luego. Ya existía pornografía desde hace tiempo. El abuelo del actual rey era una especie de productor porno de hecho. Pero bueno, de momento ha conseguido crear una generación de porno nativos adictos. El lenguaje audiovisual de la pornografía ha marcado nuestras relaciones y nuestra forma de entender el sexo. Lo estamos viendo todos los días, con casos extremos como el de la manada.

¿Consideras que puede existir relación entre el aumento en el consumo de porno extremo y el aumento de agresiones sexuales grupales?

Considero que debería haber más estudios traducidos al respecto. Personalmente, creo que existe una dependencia hacia productos cada vez más extremos como varios consumidores de porno han reconocido. ¿Tiene que ver con las agresiones? Bueno, en el caso de La Manada se dieron todos los elementos del lenguaje pornográfico, y si buscamos “five guys” en páginas porno nos encontramos con unos vídeos muy semejantes al hecho que tuvo lugar.
Pero yo me preguntaría si no es problemático también presentar a personajes como Nacho Vidal, Rocco Siffredi, Amarna Miller, Sasha Grey y todo lo que representan como unos “putos amos” para una generación de niños en plena formación de su sexualidad.

¿Intenta la industria del porno adueñarse de todos lo relacionado con la sexualidad?

Intentan colarse en nuestra forma de entender las cosas y estar presentes para fomentar el consumo. Cuando me hacen esta pregunta siempre propongo a los chicos que me escuchan/leen que prueben a dejar de consumir porno durante dos semanas y escuchen lo que les está diciendo su propia mente.

¿Qué consecuencias puede tener el dejar la educación sexual en las nuevas generaciones en manos de la industria pornográfica?

Hablamos de algo parecido. Tal y como se está produciendo porno, incluso eso que han llamado porno ético o feminista o la etiqueta que le quieran poner, es lo mismo. Es un producto de consumo, y pretende generar consumidores. No lo sé, ¿queremos dejar nuestra sexualidad en manos del libre mercado y el neoliberalismo más crudo? Si es así, vamos a enseñar a nuestros jóvenes que todo puede comprarse y a nuestras jóvenes que todo puede venderse. Y con dinero de por medio, quien no lo tiene, roba por necesidad. De nuevo saco el tema de las violaciones. No digo ninguna tontería, la categoría “teen” que representa escenas con chicas que aparentan una minoría de edad ahora han evolucionado a la etiqueta “forced” donde unos machos de más de 40 años hacen lo que quieren con colegialas que ponen caras de desagrado ante la cámara. Hay gente consumiendo esto.

Desde tu experiencia. ¿Puede suponer la pornografía o la prostitución una liberación para la mujer?

No soy teórico, así que no sé si “puede”. Sé que actualmente no lo supone en ningún ámbito. Tienes casos todo el día, aunque no salgan en España, de antiguas prostitutas que cuentan su experiencia, y de repente ves a estos supuestos sindicatos como Ammar Y Conxa Borrell, la presidenta de Aprosex, negándome la ayuda Y Hetaira en esta página de Anela Estos son los que se supone que liberan mujeres. Te he dado esa información, ¿te parece que estén liberando a alguien o están camuflando intereses.

¿Existen diferencias en el trato a hombres y mujeres dentro de la industria pornográfica?

Sí, ellos no tienen una caducidad tan temprana y tienes a espaldas plateadas como Nacho Vidal o Rocco Siffredi empoderando a muchachas con los 18 recién cumplidos. No quiero ser desagradable, así que lo dejaré en que el papel masculino es, de lejos, mucho más dominante que el masculino por mucho que quieran vendernos lo contrario. Existe la falacia de que ellas cobran más que los hombres. En este argumento no se tiene en cuenta que todo este negocio está en manos masculinas.

¿Supone la pornografía un retrato distorsionado de la sexualidad humana?

Dejo esas respuestas a especialistas, yo solo soy periodista. Solo diré lo que leí hace tiempo en un tuit, que los títulos de vídeos porno cada vez se parecen más a los titulares de sucesos relacionados con violencia machista .

Los anuncios de prostitución están desapareciendo. Casos como el de Miller son una forma de renovar esa propaganda para hacer atractivo el consumo y esa actividad para una nueva generación

¿Es habitual el uso de drogas en el porno?

Es muy habitual. Facilita las situaciones incómodas y hace más llevaderos los rodajes. También se consumen mucho en fiestas. Consumir cocaína o anfetas tiene muchos sentidos, así que imagino que depende de cada cual, pero no solo se consume antes de los rodajes. Hay mucha gente dependiente de estas sustancias en el porno y en otros muchos negocios. Hacerte una interpretación de ello sería muy arriesgado porque existen muchos factores que te llevan a engancharte a ello.

¿Existen grandes diferencias entre prostitución y pornografía?

Ninguna. Muchas teóricas comentan similitudes cuando en realidad es lo mismo. Forma parte del mismo entramado y solo es un escaparate para una prostitución más cara. Los eventos del porno los financian empresas de prostitución y las productoras facilitan el contacto con las chicas en privado para, como ellas dicen, “alquilarlas”.

¿Qué es el postporno?

Creo que es un giro todavía más supuestamente alternativo a la pornografía. Jamás he conocido ningún proyecto postporno que no dependa de la rama mainstream del porno, así que dudo que exista algo comercialmente independiente en este ámbito. La verdad es que con tanto término nuevo acabo confundiendo. Ahí dentro no se usaban esos términos, la gente alternaba los rodajes con productoras grandes con grabaciones más pequeñas para mantener el flujo de dinero, pero no había una parte “activista” o “artística” en ello.

¿Seguirá investigando en relación a la industria de la pornografía en España?

En vista del poco apoyo mediático que he recibido y de los vínculos que he descubierto, dudo que mi situación vaya a mejorar. No, me temo que va a ser imposible investigar, al menos en primera persona. Entiendo que estoy vetadísimo. Sin embargo, he conseguido mucho apoyo con actrices porno de Los Ángeles y Budapest. Voy a seguir ayudando a gente con todo lo que pueda y apoyando que salgan verdades a la luz, pero con un alcance tan limitado mi única opción es seguir trabajando en inglés. El mercado informativo español no aceptaría pegarse un tiro en el pie y reconocer su complicidad con la realidad que he denunciado en “Escúpelo”. Ojalá me equivoque, pero tengo una visión demasiado optimista al respecto.

Te pido unas breves definiciones 

  • Amarna Miller: Influencer. Cara pública de la industria pornográfica actual con el apoyo del Grupo Z. Hace atractivo el negocio del sexo para cambiar la visión de la generación millenial. Tiene un entramado detrás que se beneficia de su mensaje, porque gana consumidores y les acerca a nuevas chicas con las que grabar.
  • Torbe:  El cabeza de turco. Representa una visión del porno muy casposa y cruda, pero no demasiado distinta de cualquier otro porno por mucho que el maquillaje, la producción y la iluminación estén más cuidados.
  • Clara Serra:  Te voy a responder con las preguntas que hice y que nunca se me respondieron: ¿Sabía que estaba apoyando un sector que abusa de mujeres? ¿Nunca ha dudado al tener contacto directo y privado con representantes del lobby de lo que tenían a sus espaldas? ¿De verdad puede ser responsable de feminismos de un partido anticapitalista alguien tan cercano a un negocio que funciona como una mafia y es puro neoliberalismo? La única respuesta que tengo es que es fantasía femenina el sexo con violencia y la violación, como dijo en las mismas charlas en las que le abrió las puertas de la universidad al lobby del porno. Me resultaría terrorífico alguien así como ministra de igualdad, considerando su cercanía con el lobby, la verdad.
  • 50 sombras de Grey:  Respondí una entrevista en nombre de una actriz porno sobre este libro. Me parece un best seller orquestado, pero no va mucho más allá.
  • Pablo Iglesias:  Esta es la persona que colaboró en la difusión del Salón Erótico en 2016, ¿no? De nuevo, tuve muchas preguntas y ninguna respuesta. No sé lo que conoce ni lo que no.
  • Rosa Cobo:  Creo que Rosa me ha salvado la vida. Fue una de las pocas personas que me prestó atención cuando recibía amenazas y ha sido absolutamente amable conmigo. Me ha apoyado y animado mucho sin ningún interés personal. Es muy probable que me hubiera rendido sin el apoyo de esta mujer.
  • Erika Lust: Es otra Amarna Miller, y está muy vinculada a Ammar en lationamérica1, la misma asociación que tiene a varias personas imputadas por trata. Otro nombre que oye, ve y calla. También es mala pata siendo feminista no encontrarse con casos de compañeras abusadas y colaborar con la policía para solucionarlo.

1 Erika Lust está vinculada con Ammar a través de María Riot. Riot es integrante y representante mediática en Ammar y en Erika Lust Films ha trabajado como actriz. Esta matización por parte del entrevistado, se da tras un contacto de la propia Lust con el Salto para hablar con Ismael López

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies