Entrevista a Inna Afinogenova: “En el periodismo europeo hay un centralismo claro y un guión que se repite de forma reiterada”

Por Daniel Seijo | Ilustración: Javier F. Ferrero

En Nueva Revolución charlamos con Inna Afinogenova, periodista de RT, sobre fake news, la creciente rusofobia en Europa y el papel del periodismo occidental en la disputa global por el control de los medios de comunicación.

¿Qué se esconde tras el manido concepto fake news?
Yo creo que las “fake news” existieron siempre. Yo suelo decir que son los “chismes” de toda la vida. Lo que ocurre es que ahora existe Internet, la expansión a nivel global de esos “chismes” en determinadas redes. Pero resulta que con Internet también han aparecido nuevos medios, alternativos a los dominantes y tradicionales. En este contexto, las fake news han pasado a ser otra cosa: han pasado a ser un arma que unos medios emplean para desprestigiar y deslegitimar a otros.

De repente, las malas prácticas en periodismo, los errores, y el sensacionalismo, todo se ha metido en esta misma etiqueta, que, en principio, era algo muy diferente y se usó para referirse exclusivamente a las noticias falsas que se expandían a gran velocidad por las redes sin ningún tipo de verificación (esos bulos del tipo de “Fulanito ha muerto”). Pero volviendo al tema del uso, y sobre todo del abuso, que se ha pasado a dar de este concepto, lo que estamos viendo y viviendo en nuestra propia experiencia, es el uso del concepto con fines puramente políticos o comerciales.

¿Cree usted que Occidente comprende a la sociedad rusa?
Occidente, como poder, como potencia geopolítica (no hablo de los ciudadanos, de los pueblos), tampoco comprende la sociedad brasileña, la siria, la libia o la iraní. Y muchas otras, directamente les dan igual, como la somalí o la centroafricana. En general, Occidente no comprende a ninguna sociedad que no sea occidental y aún esas, tampoco tiene mucho interés en conocerlas (unos a otros). El problema no es tanto la falta de comprensión, como la falta de respeto y las ganas de interferir o destrozar todo aquello que no entiendes y que no te conviene geopolíticamente. La diferencia se respeta mucho a nivel nacional, pero a nivel geopolítico, parece que no tanto, o solo en los casos en los que les conviene. En este sentido, la relación del Occidente con Arabia Saudita es muy emblemática: respetan/toleran “su cultura” (aun cuando se trate de graves violaciones de los DDHH) mientras prevalezcan los intereses económicos y no haya conflicto de intereses geopolíticos. ¿Comprenden esa sociedad? Ni lo intentan, porque esto no es un problema.

¿Existe una persecución contra RT?
No sé si existe una persecución a RT, lo que sí parece claro es que están intentando entorpecer y dificultar nuestra actividad tanto como pueden. Y lo hacen de una manera muy poco ética, al menos en el caso del que yo puedo hablar, que es el de la página web de RT en español. Pero las estadísticas demuestran que no les está saliendo del todo bien: un reciente informe de IPSOS demostró que nuestra audiencia en Latinoamérica triplicó en los últimos dos años.

¿Es RT un medio de propaganda para el Gobierno ruso tal y como se apunta desde diversas autoridades europeas?
El término “propaganda” también se ha visto bastante manipulado últimamente. Ahora vemos a gente muy interesada en comparar a RT con la BBC y se nos dice que ellos, con frecuencia, critican al gobierno de Reino Unido. Es muy curioso, porque, si te pones a mirar, es una comparación muy poco procedente: nosotros no emitimos en ruso para Rusia. Y si ves a nuestro análogo, al que sería nuestro análogo, la versión en español de BBC, no encuentras muchas noticias sobre su gobierno. ¿Es esto criticable? Creo que no. La gente que se mete a la página de BBC en español, no es para leer noticias sobre las últimas decisiones tomadas por el gobierno británico, sino para conocer la información a nivel mundial que ofrece BBC. Creemos que RT tiene una función parecida. Eso sí, también creemos que nuestra misión como medio de comunicación es ofrecer perspectivas que no sigan con el discurso dominante de los medios mainstream occidentales, que parecen estar todos dictados por el mismo guion.

Las ‘fake news’ han pasado a ser un arma que unos medios emplean para desprestigiar y deslegitimar a otros

¿Qué opina de las declaraciones de David Alandete acusando directamente a RT de formar parte activa de una supuesta injerencia rusa en Catalunya?
Me parece muy interesante la forma de formular la pregunta, porque, efectivamente, el señor Alandete nos acusa de una injerencia “activa”… de formar parte de una campaña en favor de no se sabe muy bien qué (al principio era clarísimamente la independencia de Cataluña, presentando una imagen negativa del Estado español, y ahora es otra cosa, algo así como “agitar el avispero”… afortunadamente existen las hemerotecas y podemos ver lo que decían al principio y lo que dicen ahora). Mi opinión al respecto ya la he dejado clara en varias columnas audiovisuales, igual que el señor Alandete dejó muy clara su opinión en varias de sus informaciones y de las informaciones de algunos de sus subordinados. Lo que no podemos saber todavía son las razones por las que hace lo que hace, aunque tengo varias hipótesis al respecto. La diferencia entre lo que está haciendo parte de la prensa con este tema y lo que hacemos nosotros, es que nosotros no publicamos las hipótesis como noticias (ni como noticias, ni como opiniones: no podemos saber por qué hacen lo que hacen, que es mentir sobre nuestro trabajo, lo que sí sabemos es que lo hacen). Este es un gran problema sobre el que tendrá que cuestionarse El País. Nosotros, RT en español, no hemos hecho nada de aquello que nos acusa esta gente. Para nosotros ha sido una gran sorpresa (y una gran conmoción) encontrarnos con todo este tema a través de la prensa española y, posteriormente, del Congreso y de ciertos partidos y políticos, que parecen tener las cosas muy claras. Por otra parte, esto no deja de ser bastante cómico.

Ha llegado a señalar que la “obsesión” de David Alandete con usted le preocupa, por su parte el director adjunto de EL PAÍS ha declarado que sus acciones atienden únicamente a criterios éticos y profesionales. ¿Considera que en algún momento sus actuaciones han superado esos límites?

Bueno, en lo que se refiere a mí, yo he publicado columnas audiovisuales defendiendo el trabajo que ha hecho RT de acusaciones totalmente disparatadas y defendiendo mi propio trabajo. Nuestras intervenciones siempre han sido en respuesta a este tipo de ataques de muy difícil justificación. Por su parte, el señor Alandete, durante una temporada considerable, se dedicó a citarme a diario en Twitter, en ocasiones hasta dos o tres veces al día, por noticias que nada tenían que ver con mi actividad. Nunca le contesté. Después, el subdirector de El País, no contento con esto, se dedicó a animar a una persona que lanzaba mensajes ofensivos en mi muro, diciendo, además, mentiras sobre mi trabajo y sobre mi forma de actuar. Lo gracioso es que, según sus palabras, lo que decía lo tenían (usó el plural) “estudiadísimo”. Es curioso, porque si miente incluso en aquello que tienen “estudiadísimo”, no quiero ni pensar lo que hace en todo aquello que solo supone. Bueno… no es complicado tampoco saberlo, solo hay que leer lo que escriben. Solo hay que estudiar con cierto interés la actividad de David Alandete en las redes y en el medio para el que trabaja para descubrir su nivel de ética y de profesionalidad. Creo que no soy yo la que tiene que contestar a esta pregunta, sino sus lectores.

En repetidas ocasiones se ha llegado a acusar a RT por una supuesta falta de voces críticas con el gobierno ruso. ¿Existe algún tipo de censura política directa en su medio?

No existe. Volvemos a lo mismo: RT en español habla sobre los temas que le interesan a nuestros lectores y seguidores. Para informarse sobre lo que ocurre en Rusia (si es que realmente les interesa), tienen un buen número de medios, incluidos unos cuantos en ruso. Tanto críticos, como más oficialistas. Y no entiendo esa insistencia en acusarnos de ser más o menos críticos con el gobierno de este país, no sé qué sentido tiene ni con quién se nos quiere comparar. Ni por qué no se somete a este mismo escrutinio a cualquier otro medio, como he dicho ya del caso de BBC en español.

Y aún con todo, hablamos de Rusia, cuando nos parece pertinente. Y si alguien de los que nos acusa de no ser críticos, nos siguiera, vería que hay bastantes materiales que no son precisamente muy positivos. Lo que pasa que si no hablamos de lo que ellos quieren, cuando quieren y de la manera que ellos quieren, ya no les vale.

Estados Unidos y la Unión Europea han tomado diversas medidas activas contra los medios de comunicación rusos. ¿Han encontrado apoyos entre los compañeros de los diversos medios internacionales tras la ejecución de esas medidas?
Bueno, lo que esperábamos, más que apoyo, es un poco más de profesionalismo. Por ejemplo, cuando otros medios se hacen eco de determinadas acusaciones, tienen la opción de llamarnos y preguntarnos. Tenemos corresponsalía en Madrid, se les puede llamar también sin gastar mucho dinero llamando a Moscú. En fin… no tienen excusa y no parecen haber hecho su trabajo de forma muy metódica. La verdad es que, leyendo y analizando lo que publicaron sobre nosotros, cualquier periodista mínimamente riguroso, se habría hecho muchas preguntas, pero todos parecían reproducir el mismo guión.

Y después, curiosamente, estuvieron los medios más minoritarios que sí han ido mostrando más interés por conocer nuestra opinión sobre todo esto o que simplemente han desacreditado totalmente las informaciones aparecidas, con lo cual no han necesitado ni preguntar. Y bueno, en ese sentido, sí que nos gustaría agradecer, en mi nombre y en el de mis compañeros tanto aquí, en Moscú como en Madrid, y en el resto de ciudades donde tenemos gente, el apoyo y la comprensión que hemos recibido por parte de varios medios.

Estamos en una posición envidiable para ofrecer una información abierta, plural, contrastable, crítica y también criticable

¿Tienen medios como CNN o Fox News mayores garantías de independencia que RT?
Pues no lo sé, nunca trabajé para esos medios. Deberían contestarlo sus periodistas. Doy por hecho que defenderán su trabajo igual que yo defiendo el mío.

¿Cómo definiría la cobertura de las recientes elecciones en Rusia por parte de los medios occidentales?
Yo diría que ha sido incompleta y parcial. Pero tampoco voy a meterme en el trabajo de mis compañeros al respecto. Doy por hecho que intentan hacerlo lo mejor que pueden o les dejan.

¿Teme Occidente perder el control del discurso ante la irrupción de nuevas fuentes de información alternativas?
A mí lo que me parece claro es que hay un temor por parte de ciertos medios tradicionales a perder el monopolio de la información sobre algunos temas. Y creo que están especialmente agresivos con cualquier medio que presente buenos resultados en las redes, que son el nuevo campo de acción mediática. Eso es todo lo que yo puedo deducir del comportamiento de algunos medios.

Solo hay que estudiar con cierto interés la actividad de David Alandete en las redes y en el medio para el que trabaja para descubrir su nivel de ética y de profesionalidad

James Harding, exdirector de informativos de la BBC, ha acusado a RT de falta de independencia. ¿Considera que la BBC continua siendo el paradigma del periodismo libre?
Esas acusaciones genéricas no las entiendo. RT emite noticias, al igual que lo hacen ellos, y tiene una línea editorial independiente, también, igual que ellos. En cuanto a la propia BBC y su periodismo libre, es curioso el hecho de que la reguladora de medios británica, Ofcom, reciba más quejas sobre el trabajo de la BBC que sobre el de los demás medios que emiten en Reino Unido, juntos. Así que no le encuentro sentido a sus acusaciones. Este señor tiene que hacer su trabajo, y nosotros el nuestro.

¿Peca de etnocentrismo el periodismo Europeo?
La verdad es que no sé si yo hablaría de “etnocentrismo” en periodismo. Hay un centralismo claro y un guión que se repite de forma reiterada. Esto no sería demasiado preocupante si no fuera porque después se acaba demostrando que muchas de las cosas que se repiten en ese guion, no son ciertas o han sido manipuladas.

¿Puede Rusia competir con la influencia de la industria de la comunicación y el entretenimiento estadounidense?
Creo que no, cuesta imaginarlo de momento.

En líneas generales, ¿cómo definiría el periodismo en España?
Yo creo que está bastante claro que está muy polarizado. Por lo que me cuentan mis compañeros y amigos españoles, lleva unos años en una deriva preocupante, en lo referente a esta polarización. Yo leo medios españoles todos los días, pero la verdad es que la realidad política y social del país la voy conociendo por la gente que trabaja y convive conmigo. Y, según ellos, la cosa no pinta bien en lo referente a los medios. Yo lo que sí veo es que el medio más difundido del país se preocupa mucho por restar credibilidad y legitimidad a otros medios y pedir abiertamente que obstaculicen su actividad, esgrimiendo sobre todo la nacionalidad de esos medios, cuando no les es conveniente. A mí eso me parece muy significativo.

Leyendo y analizando lo que publicaron sobre nosotros, cualquier periodista mínimamente riguroso se habría hecho muchas preguntas, pero todos parecían reproducir el mismo guión

¿Qué echa en falta en el periodismo contemporáneo?
Bueno, yo soy muy joven, la verdad. El único periodismo que conozco es el contemporáneo. Lo que creo, por lo que cuentan compañeros más veteranos, es que estamos en una posición envidiable para ofrecer una información abierta, plural, contrastable, crítica y también criticable. Creo que eso tendría que aprovecharse más para fomentar esa diversidad y ese espíritu crítico, en lugar de para pedir que cierre todo medio que no diga lo que queremos, como queremos y cuando queremos. A estas alturas del partido, esto resulta muy extraño y retrata claramente a aquellos que lo hacen.

¿Han logrado finalmente en RT encontrar la entrevista a Pedro Altamirano?
La entrevista fue grabada por la agencia Ruptly, que forma parte del grupo mediático RT, pero que es una organización con fines de lucro que produce sus contenidos para que los difundan otros medios de comunicación. La entrevista nunca salió en ningún programa ni informativo de RT en Español.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies