Entrevista a Agustin Otxotorena: “Sobre Venezuela interesa más la visión de Carlos Baute o Miguel Bosé que la de Fernando Casado”

Por Daniel Seixo

¿Cómo era la Venezuela antes de Chávez? 

Yo llegué a Venezuela en el año 1999, prácticamente acababa de llegar Chávez al poder. La Venezuela que yo conocí entonces era una Venezuela del Cuarto Mundo, un país con una pobreza brutal y una segregación notable, los blancos vivían en las zonas ricas y según la clase social iba bajando el color de la piel se iba oscureciendo evidentemente. No se trataba simplemente de la pobreza del país, sino también de la segregación. La gente de color no tenía apenas derechos.

Debo decir que me costó cinco años conocer a un chavista. Yo al poco tiempo de llegar al país me di cuenta de que lo que me estaban contando mis conocidos no cuadraba con lo que yo veía. Entonces comencé a escuchar a Chávez por la televisión y le dije a mi hermano que deberíamos conocer a un chavista, nos costó cerca de cinco años sentarnos con una persona que nos dijese abiertamente que era chavista en un país en el que gobernaba el chavismo. Esa era la realidad, una Venezuela rica encapsulada en sí misma y un chavismo al que públicamente todavía le costaba reconocerse como tal. Debemos tener en cuenta que venían de una represión brutal y de la constante amenaza de los golpes de estado.

La gente era muy cauta, algo que en cierta medida se sigue manteniendo. Los que hoy hablan con total libertad en los espacios públicos de Venezuela siempre son los antichavistas. Tú en una cola puedes ver a un antichavista protestar y vociferar sin ningún tipo de problema, mientras que en la mayor parte de las ocasiones las personas que defienden al gobierno, aunque quizás sean mayoritarios en la cola, prefieren guardar silencio y no significarse abiertamente.

El miedo va por barrios y la oposición siempre ha dominado esto, esa es la Venezuela que se encontró Chávez y eso hoy sigue sucediendo. Si tu eres chavista te pueden quemar  vivo, significarte como chavista en un centro comercial del Este te puede costar la vida. Esto la gente en Venezuela lo tiene presente.

Resulta curioso que en Occidente hablemos de una dictadura y tú nos hables de que es el chavismo el que puede sufrir la violencia

No nos vayamos tan lejos, en Vigo mismo. Durante nuestra acto en la ciudad unas veinte personas intentaron reventar una charla en la participaban cientos de personas. De manera organizada personas cercanas a la oposición venezolana aquí en España intentan reventar una charla sobre la situación en Venezuela y se les desaloja sin decirles nada, está gravado en mi Facebook. Pues bien, las noticias al día siguiente en Galicia hablaban de venezolanos agredidos por chavistas, hablaron de heridos, agresiones y no aportaron ningún parte médico o prueba para demostrarlo. Yo tengo las imágenes en las que se muestra lo sucedido, pero los periodistas prefirieron no comprobar nada. Emiten la versión de la parte agresora que únicamente quería reventar una charla e impedir con ello que nos expresemos y los convierten a ellos en los agredidos.

Eso mismo pasa en Venezuela, los agresores son presentados como agredidos. Esas personas que queman colegios, hospitales y asesinan a chavistas son los buenos para occidente, pero si uno observa el número de muertos durante las guarimbas, puede observar claramente que sobre el ochenta y cinco por cierto de las víctimas en esas protestas son chavistas. Esto es lo que pasa en Venezuela, una auténtica perversión de los medios de comunicación. Unos medios que son sicarios de la información.

¿Ningún medio se ha puesto en contacto contigo para conocer tu versión sobre los disturbios en esta gira de charlas por Galiza?

La TVG se puso en contacto conmigo porque les interesaban unas imágenes, les comunique que su crónica sobre los hechos había sido manipulada y se negaron en todo momento a entrevistarme para conocer mi versión de lo sucedido. En la TVG se negaron en todo momento a conocer otra versión de los hechos.

¿Qué cambios llegaron a Venezuela tras la  primera victoria chavista en 1999?

Lo primero que notó Venezuela con la llegada de Chávez al gobierno fue la inclusión. La inclusión del 25% de Venezolanos que antes de su gobierno no tenían cédula,  no eran ni siquiera oficialmente venezolanos.

Chávez les dio identidad como venezolanos y tras eso hizo que sus hijos pudiesen ir al fin a la escuela, garantizó a ese 25% de ciudadanos excluidos hasta entonces del Estado venezolano su derecho a la educación, se integró a esa gente. También eliminó la Ley de Vagos y maleantes, una ley que permitía a la policía agarrar a cualquier persona de las clases populares que se pasease por los barrios ricos del país sin un permiso y llevarlo directamente a una especie de campo de reclusión. Esto permitía que las clases altas del país pudiesen sostener una especie de apartheid en sus barrios. La gente fea, como ellos llaman a los trabajadores, los negros, los pobres… No se atrevían a ir a esas zonas salvo para trabajar. Esas cosas tan básicas fue por las que comenzó Chávez a cambiar Venezuela.

Recuerdo que mi padre me hablaba de que gran parte de los venezolanos no podían ejercer su derecho a voto dado que ni siquiera tenían cédula de identidad, vivió durante algunos años de joven en La Guaira y es algo que recordaba claramente. Siempre me ha hablado de una Venezuela muy segmentada en clases sociales, incluso a la hora de tener acceso a los derechos más básicos.

Totalmente, 1 de cada 4 Venezolanos en el año 1999 no podían ni tan siquiera votar.

¿Qué clase social se benefició principalmente de esos cambios?

La clase social que estaba sufriendo, las clases populares. La gente venía del Caracazo y diez años posteriores de horrores con una crisis bancaria en 1994 que casi liquida al país.

A Chávez le costó levantar aquella Venezuela. Los primeros cinco años fueron muy duros, pero su gobierno siempre tuvo claro que debía gobernar para las clases populares. Venezuela siempre ha estado con la espada al cuello o dentro, se le han dado golpes, se han realizado paros patronales y en definitiva en ningún momento la han dejado gobernarse en paz. Aún así siempre el gobierno ha pensado en las clases populares del país.

¿Es Venezuela un país socialista?

No, en absoluto. Venezuela es un país en el que todo es privado, existe un sector público como puede existir en España o en Galicia, pero el 76% de la economía venezolana es privada.

¿No sería en su opinión difícil por tanto encontrar supuestas socialdemocracias europeas con unos servicios públicos garantizados mayores que los venezolanos?

Para nada, el País Vasco por ejemplo está infinitamente más cercano al socialismo que Venezuela.

¿Cómo clasificaría la cobertura mediática de los medios españoles sobre Venezuela? 

Bastarda. Por ejemplo el periodista de El Mundo, Daniel Lozano, su cobertura sobre Venezuela es vergonzosa. No tienes más que leer sus crónicas hace seis meses, ahí te das cuenta de las barbaridades que dice, pero nadie le pide explicaciones por sus palabras. Son auténticos sicarios de la pluma. Yo empiezo mis charlas con cortes de un programa de Ana Rosa en los que se miente abiertamente, pero es que sobre Venezuela todos mienten, no solo Ana Rosa, son todos. Ninguno ha tenido que dar explicaciones por mentir abiertamente.

¿Conoce a Fernando Casado?

Lo conozco, pero ese tipo de periodismo no interesa. Interesa más la visión de Carlos Baute o Miguel Bosé

¿Existe libertad de prensa en Venezuela?

En Venezuela uno puede decir la mayor barbaridad sobre el gobierno y no pasa nada. Todo el mundo tiene derecho a Intercable que es la televisión más barata y ofrece cerca de 120 canales, todos pueden ver las noticias españolas o gallegas, la información internacional está a su alcance, está a un solo click. 

¿Se mira a Venezuela con etnocentrismo desde el estado español?

Sí claro, no solo a Venezuela, a toda América Latina. Hay mucha gente, incluso entre la izquierda, que se piensa que pueden tratar a otros de provincianos. Tienen un pensamiento de posesión y por tanto se creen que los españoles son importantes allí. Pero allí los realmente importantes son los estadounidenses, los españoles no pintan nada. Algo en el tema cultural, pero el gobierno español allí es totalmente irrelevante.

¿Cómo definiría a la derecha venezolana?

La oposición en Venezuela es violenta y revanchista por naturaleza, es una oposición fascista. Durante la Guerra Civil en España ser identificado como rojo en una zona fascista te costaba la vida, hoy en Venezuela sucede exactamente lo mismo.

¿Considera que es democrática?

Es fascista

¿Es un ente unido?

No, es gente que está en contra del chavismo porque le han quitado sus privilegios, pero no es un ente unido. Lo único que los mantiene unidos es la embajada Estadounidense que los financia.

¿Puede ser viable un gobierno de la oposición?

No, ni ellos mismos lo consideran. Una cosa es ir contra algo y otra cosa muy distinta es proponer cosas. Dentro de la misma oposición tienes gente que piensa muy diferente, algunos en ciertas cosas están incluso más cerca del chavismo que de sus propios compañeros de mesa.

¿Ha usado la oposición venezolana la violencia como herramienta política?

Sí claro, las imágenes están ahí.

¿Y el gobierno?

El gobierno venezolano tiene mucha paciencia

¿Cuáles han sido los principales errores del chavismo?

Muchos, uno importante el mal manejo económico. Pero también el intentar convencer a una oposición violenta y destructiva de que participase en la vida política del país, ese es un error que se veía venir desde hace mucho tiempo. Sucedió lo mismo con Estados Unidos, se intentó frenar su hostilidad con las relaciones comerciales entre los dos países, pero Estados Unidos o roba o destruye.

Se tenían que haber tomado decisiones en ese sentido, no puedes seguir comprando camiones en Estados Unidos o  funcionando con Amazon. Eso le ha hecho mucho daño a la revolución y debería solucionarse de cara al futuro.

¿Considera que se podría dar un giro de cara a profundizar de una forma mayor en las relaciones con Rusia o China?

En la medida en que Estados Unidos se muestra más violento, la fantasia de negociar con la oposición o con el propio Estados Unidos se irá cayendo. Venezuela deberá comerciar con aquellos que la respeten.

Se llegó a hablar de la Venezuela saudita ¿Qué ha sido de aquellos beneficios petroleros?

Están en Miami, Madrid, Galicia. La desigualdad de aquella Venezuela era evidente, mientras unos sacaban el dinero de Venezuela a manos llenas, otros carecían de cualquier tipo de derecho social en su país.

¿Ha mejorado la desigualdad en el país tras la revolución bolivariana?

Sí claro, con la crisis las desigualdades vuelven a surgir y aparecen episodios que hace siete años uno no veía. Pero la Venezuela de 1999 no tiene nada que ver con la Venezuela de 2019, el que diga eso directamente está mintiendo.

¿Considera que Juan Guaidó un golpista?

Sin duda

¿Debería ser detenido?

Sí, claro

¿Se ha intentado desestabilizar desde el exterior la economía venezolana?

Se ha intentado y se intenta. Están reventando la economía venezolana y le están robando directamente a Venezuela. Le están robando activos, le están robando el oro depositado, eso es lo que están haciendo con Venezuela.

¿Qué papel ha jugado Europa durante el último intento de golpe de estado en Venezuela?

Un papel servil con Estados Unidos, meros títeres

¿Qué papel está jugando Colombia ahora mismo?

En Colombia cada año mueren cientos de líderes sociales, es un estado con una situación sindical insufrible y una pobreza y una desigualdad inimaginables, pero Colombia se dedica a comportarse como una garrapata de Venezuela. Es un país servil de la política de Estados Unidos, todos los ataques a la moneda o las materias primas de Venezuela proceden siempre de Colombia.

¿Ve posible una guerra en Venezuela?

Es posible, ahora mismo existe esa posibilidad

¿Qué son los CLAP? 

La individualización de la ayuda social. Ante la guerra comercial que imponía la derecha, el gobierno empezó a importar alimentos básicos, en Venezuela no existe problema para comprar buen vino o buenos quesos, pero productos como la pasta, la leche o los cereales comenzaron a ser usado como arma de guerra contra el gobierno. El gobierno decidió entonces importar esos alimentos básicos y ofrecerlos casi de manera a la población, pero pronto la oposición comenzó a comprarlos en grandes cantidades y a venderlos en Colombia.  Para evitar esto el gobierno instauró los CLAP, en cada barrio existe un comité y estos en función de las características sociales de cada uno le asignan una ayuda social que cada 15 días ofrece a precios muy pequeños productos básicos para las familias. La verdad es que supone una gran ayuda.

¿Se puede hablar de desabastecimiento en Venezuela?

Ahora mismo no, existió desabastecimiento en algunos momentos, pero ahora mismo no. A lo que nos enfrentamos ahora es a una guerra brutal con los precios.

¿Cómo vive hoy la clase pudiente en Venezuela?

Para ellos la Venezuela Saudita sigue existiendo, somos el séptimo país del mundo con más aviones privados, los grandes yates se siguen llenando en lujosos puertos con gasolina casi gratuita y el nivel de servicio en las grandes familias de este país es brutal incluso para el nivel europeo. Muchos se sorprenderían al ver la vida de esa parte de venezolanos que dicen vivir en una dictadura.

Ya para terminar, me gustaría que definieses brevemente a una serie de personas

Donald Trump: Un criminal, un loco.

Zapatero: Es difícil, una persona que está despertando.

Maduro: Un fajador

Chávez: Un gigante

Iván Duque: Escoria, no es nada


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico.

Nueva Revolución no tiene ánimo de lucro, pero sí tiene gastos. No queremos depender de nadie ni tener publicidad. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos.
Ayúdanos a seguir ofreciendo Nueva Revolución.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies