El Salvador: Bukele al borde de la institucionalidad

Ayudanos a seguir con Nueva Revolución

Por Nery Chaves García

La Administración de Nayib Bukele continúa centralizando el poder. En medio de la pandemia de Covid-19, Bukele fortalece y amplía sus estrategias para cercar a los otros poderes y a los distintos sectores de oposición. A un año y siete meses de Gobierno, Bukele y Nuevas Ideas se consolidan como la principal fuerza política, ahogando los pocos ámbitos democráticos existentes en El Salvador.

Contra todos los poderes y el FMLN

La confrontación del Ejecutivo con la Asamblea Legislativa alcanzó su cúspide el pasado 9 de febrero. Ese día, Bukele militarizó el recinto tras convocar a una sesión extraordinaria del Congreso para la aprobación de un préstamo por $109 millones al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) que financiaría la Fase III del Plan de Control Territorial.[i] Esta acción generó un amplio rechazo, tanto de Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, Partido de derechas) y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, Partido de izquierda que surgió a partir de un grupo guerrillero). También la comunidad internacional rechazó ese acto, y la Sala de lo Constitucional dictaminó que fue injustificado e inconstitucional. Ello en el tanto la Sala reconoce al ejercicio autoritario del poder como una amenaza que debe evitarse, tanto en El Salvador como en América Latina: “El ejercicio de las competencias del Órgano Ejecutivo no pueden dar lugar a un hiperpresidencialismo de facto”.[ii] Refiriéndose directamente a las acciones de Bukele, la Sala repasa los riesgos políticos y en contra de los Derechos Humanos de sobreponer al Poder Ejecutivo por encima de los otros poderes; además, ordenó al ministro de Defensa y al director de la Policía Nacional Civil (PNC) a abstenerse de ejercer funciones distintas a lo que la ley les obliga.

Aún así, el préstamo fue aprobado con la única oposición del FMLN. La Fiscalía, por su parte, indicó que el fallo de la Sala de lo Constitucional no remitía a la investigación respecto a la comisión de delito. En ese sentido, lo dictaminado por la sala corresponde a un precedente político sobre las pretensiones de Bukele sobre la centralización del poder al no contar todavía con la mayoría en el Parlamento.

Sin embargo, el 9F[iii] fue sólo una antesala, y la pandemia significó tierra fértil para el autoritarismo de Nayib Bukele. El “presidente millenial” ha ampliado las formas para cercar la acción de los otros poderes y también para perseguir políticamente a quien considere su adversario. Primero, sin ningún caso de Covid-19, Bukele decretó el Estado de Emergencia, estableció la cuarentena domiciliar obligatoria, cerró fronteras y puso todas las carteras a disposición del Ministerio de Salud. Los entes encargados de hacer cumplir el confinamiento fueron la PNC y el Ejército. Ello consumaría 900 casos de violaciones a los Derechos Humanos, según la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDHH). Frente a ello, a dos meses de la cuarentena obligatoria, la Sala de lo Constitucional determinó que el incumplimiento de la cuarentena no podía ser considerado como un delito y demandó que la PDHH fuera la rectora en la política sanitaria. Bukele dijo que la Sala ordenaba el asesinato de miles de salvadoreños, la señaló de arenera[iv] e hizo caso omiso a la Sala (ente que también declararía inconstitucionales todos los decretos ejecutivos que avalaban el despliegue militar y policial en la ciudad y que autorizaban medidas excepcionales al Poder Ejecutivo). En esa misma resolución se señalaban fallos tanto del Congreso como del Ejecutivo, siendo el segundo el principal en mención, debido a los abusos de poder e interpretaciones erróneas de lo normado.[v]

En esa misma línea, simpatizantes de Nuevas Ideas se sumaron al conflicto con el Poder Judicial, concentrándose en el  Tribunal Supremo Electoral (TSE). Simpatizantes liderados por figuras clave de Nuevas Ideas no permitieron la salida de cien funcionarios (as) del TSE, alegando que bloquearon la inscripción de las candidaturas del Partido de Bukele. La PNC atestiguó los hechos y no accionó, en el tanto la consideró como una manifestación.[vi]

Otra confrontación con el aparato judicial fue la constitución de la PNC como la aliada más importante para Bukele: las acciones que son dictadas desde el Ejecutivo son acatadas, incluso siendo ilegales o inconstitucionales. De esta forma la PNC, encabezada por Mauricio Arriaza Chicas, se negó a llevar al ministro de Hacienda por apremio a la comisión legislativa que investiga el uso de fondos públicos durante la pandemia, y entorpeció el allanamiento del Ministerio de Salud.[vii] Así, Bukele desconoció nuevamente al Congreso, a los Tribunales y, ahora a la Fiscalía General de la República dirigida por Raúl Melara, exdirector ejecutivo de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) y cercano a ARENA.

La alteridad, la polarización, lo dicotómico -amigo/enemigo, favor/contra, vida/muerte- son las claves del discurso de Bukele. En el fondo, pretende instalar la idea de que su Gobierno es bloqueado por ARENA, el FMLN, los otros poderes, medios de comunicación y otros sectores. Este discurso le es fundamental para legitimar los constantes choques con los contrapesos -que, en teoría, deberían existir en toda democracia- y la persecución política.

Persecución que se ha ampliado: desde el despido masivo de funcionarias (os) del FMLN, se llegó a la investigación fiscal selectiva, al congelamiento de salarios y la militarización de departamentos controlados por el FMLN -caso Chalatenango-.[viii]  La persecución también es continua a los  medios de comunicación, siendo El Faro uno de los principales afectados (está siendo investigado por el Ministerio de Hacienda); los medios de la Revista Factum y Gato encerrado también se han visto envueltos en esas tensiones políticas. Así, las críticas son impensables en el sistema democrático que Bukele dice defender, e incluso los llamados a la transparencia también han formado parte de las resoluciones de la Sala de lo Constitucional.

Proceso constituyente y elecciones 2021: ¿amenaza a la democracia?

Como si no fueran suficiente las estrategias para centralizar el poder, Bukele emprendió un proceso constituyente a cargo de Félix Ulloa, vicepresidente. Ulloa será el encargado de dirigir la comisión conformada, al momento, por juristas cercanos al Gobierno. Posteriormente, ésta se abrirá a otros sectores para que luego Bukele reciba la propuesta de reforma constitucional.

A la fecha, como ha sido la norma en el Gobierno de Bukele, no hay mucha información pública sobre las reformas. Se conocen, únicamente, propuestas respecto al Poder Judicial -centrado en la Sala de lo Constitucional y la Corte Suprema de Justicia- y el Legislativo. En la práctica, se pretende disminuir el rol de contrapesos de ambos poderes, al modificar la conformación y elección de magistrados (as). Esta condición podría atentar directamente los cimientos básicos de toda democracia.[ix]

Las alertas frente a este proceso son máximas, pues la aprobación de las reformas dependerán de la Asamblea Legislativa que será elegida en febrero del 2021. Según las encuestas, ese Congreso estaría dirigido por Nuevas Ideas: i) la encuesta del Centro de Estudios Ciudadanos (CEC) de la Universidad Francisco Gavidia arrojó que el 48% votaría por las candidaturas de Nuevas Ideas a la Asamblea Legislativa y a las alcaldías, un 17,8% no respondió, el 13% no votará, mientras que ARENA y el FMLN recibirán un caudal del 4,3% y 3,3%, respectivamente y;[x]  ii) según el Instituto Universitario de Opinión Pública (IUDOP) de la UCA, el 44% votaría por Nuevas Ideas, un 22% no respondió, mientras que el 10% votaría por ARENA y apenas un 6,3% se decidirá por el FMLN.[xi]

Las alertas sobre las afectaciones a lo poco de democracia que queda en El Salvador son profundas, y en lo cotidiano no hay nada distinto: i) la CEPAL prevé que 385.294 personas más entrarán en la condición de pobreza, y más del 60% de la población forma parte de la economía informal,[xii] porque el empobrecimiento y la desigualdad se profundizaron con la pandemia; ii) la militarización de la vida cotidiana aumentó y; iii) el Gobierno negoció con la mara MS-13 la disminución de homicidios y el apoyo electoral para el 2021.[xiii] Lo que más sorprende es que, a pesar de todo lo anterior, Bukele y Nuevas Ideas continúan creciendo en un país que rechaza al bipartidismo pero no identifica el retroceso democrático; retroceso que amenaza con alcanzar reformas constitucionales.

[i] https://elfaro.net/es/202003/el_salvador/24110/La-historia-detr%C3%A1s-del-d%C3%ADa-en-que-Bukele-se-tom%C3%B3-la-Asamblea-Legislativa.htm

[ii] https://elfaro.net/es/202010/el_salvador/24942/Sala-declara-inconstitucional-convocatoria-del-9F-y-llama-delictiva-la-instrumentalizaci%C3%B3n-del-Ej%C3%A9rcito.htm

[iii] 9F es el nombre como se conoce el despliegue militarizado de Bukele.

[iv] En razón del Partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA). Partido de derecha, parte del bipartidismo imperante en El Salvador.

[v] https://www.elfaro.net/es/202006/el_salvador/24522/Sala-de-lo-Constitucional-los-dos-%C3%Baltimos-meses-de-cuarentena-se-hicieron-de-forma-ilegal.htmhttps://gatoencerrado.news/2020/06/12/bukele-miente-sobre-resolucion-de-sala-que-ordena-respetar-derechos-constitucionales/

[vi] https://elfaro.net/es/202012/el_salvador/25053/Nuevas-Ideas-incluye-en-su-

[vii] https://elfaro.net/es/202011/el_salvador/24990/El-d%C3%ADa-en-que-la-Polic%C3%ADa-obstaculiz%C3%B3-la-investigaci%C3%B3n-del-Fiscal-contra-el-Gobierno-Bukele.htm

[viii] https://elfaro.net/es/202012/el_salvador/25062/La-Fuerza-Armada-vuelve-a-perseguir-campesinos-en-Chalatenango.htm

[ix] https://elfaro.net/es/202009/el_salvador/24825/Gobierno-quiere-una-constituci%C3%B3n-que-cambie-el-funcionamiento-de-la-Sala-de-lo-Constitucional.htm

[x] La muestra fue de 1.305 personas entrevistadas a nivel nacional a principios de septiembre. Esa tendencia se extiende a las alcaldías. https://elfaro.net/es/202009/el_salvador/24817/Encuesta-UFG-confirma-a-Nuevas-Ideas-como-primera-fuerza-en-solitario.htm

[xi] La encuesta fue realizada a 1.265 personas de los 14 departamentos del país  https://www.laprensagrafica.com/elsalvador/Presentan-resultados-de-encuesta-IUDOP-sobre-elecciones-de-alcaldes-y-diputados-de-2021-20201208-0039.html

[xii] https://semanariouniversidad.com/pais/covid-19-dejaria-a-20-millones-de-centroamericanos-en-pobreza-y-7-millones-en-pobreza-extrema/

[xiii]  https://elfaro.net/es/202009/el_salvador/24781/Gobierno-de-Bukele-lleva-un-a%C3%B1o-negociando-con-la-MS-13-reducci%C3%B3n-de-homicidios-y-apoyo-electoral.htma


Tú eres nuestra única fuente de financiación. Con tu ayuda podremos seguir ofreciéndote nuestros artículos:

Ayudanos a seguir con Nueva Revolución

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.