El negocio del futuro es ahora

Xan Pereira


Hacer negocios mediante Internet es cada vez más una alternativa por la que han optado millones de personas en el mundo. En los últimos años, uno de los más exitosos en el ámbito digital es el dropshipping, por los beneficios que aporta y por la sencillez para realizarlo.

Esas dos características básicas son las que han impulsado a muchos usuarios a decidirse por esta novedosa forma de e-commerce. Sobre todo por las facilidades y ventajas que proporciona para emprenderlo y para lo cual existe numerosa información para los usuarios.

Un buen punto de partida es tener en cuenta las referencias más exitosas que hasta ahora se conocen en esta modalidad de comercio electrónico con mucha competencia y constante creatividad.

¿Qué es el dropshipping y cómo funciona?

Este término en lengua inglesa que puede traducirse como triangulación de envíos, aunque literalmente quiere decir «goteo de envíos», es una estrategia de ventas en la que un minorista o vendedor es el intermediario entre los clientes y un mayorista o proveedor.

Para entender en su totalidad esta modalidad de negocio y si se toma interés en él, es oportuno saber cómo funciona para dar los primeros pasos en dropshipping y emprenderlo con firmeza.

Aquí, el minorista o vendedor no tiene un stock de productos ni los almacena, pero sí los elige, los promociona y comercializa con su propia marca desde su sitio web. Esa intermediación incluye que sea el responsable de la administración de las consultas y de atender las quejas de los clientes.

El proveedor o mayorista, por su parte, se encarga de la creación de productos, de llevar el inventario y es quien envía los productos a los clientes una vez que el minorista o vendedor ha concretado la venta. También le corresponde al proveedor la reposición y el reemplazo de productos con defectos en aquellos casos que sea necesario.

El dropshipping es un modelo de tienda absolutamente online, por lo cual no se requiere de un espacio físico para almacenaje ni para exhibir productos.

Eso significa que se evitan dos elementos que suelen ser más exigentes y complejos cuando se quiere emprender un negocio propio: es un tipo de negocio con muy bajo riesgo, una inversión mínima o nula y puede llevarse a cabo en el tiempo libre.

Exige algo de tiempo para el procesamiento de pedidos, pero la mayor parte para procesarlos se realiza de manera automática.

Responsabilidades del minorista en la tienda dropshipping

  • Se encarga del e-commerce y de mantener la página web.
  • Gestiona los pedidos de los clientes ante el distribuidor o dropshipper.
  • Realiza el cobro de las ventas a los clientes.
  • Hace el pago de los pedidos al distribuidor o proveedor.
  • Ante cualquier eventualidad que se presente con algún producto, le corresponde atender al cliente, y si se trata de una reposición, gestionarla ante el distribuidor.

¿Cómo emprenderlo?

Dado que es una modalidad de negocio en pleno auge, existe en Internet una buena cantidad de páginas que ofrecen información sobre Dropshipping, por eso hay que saber elegir cuál muestra la mayor claridad y ofrece los detalles específicos que son de mucha importancia.

En esencia son algunos pasos fundamentales los que deben cumplirse para emprender una tienda online propia con la modalidad del dropshipping:

  • Elegir una idea de negocio. Es decir, seleccionar lo que se va a vender, lo que requiere buscar información y analizar sobre tendencias y nichos de mercado.
  • Analizar la competencia. Ya elegido lo que se quiere vender, se trata de obtener información detallada con respecto a los que venden los mismos productos y cómo los venden.
  • Elegir el proveedor. Lo más recomendable es tener una lista de 5 o más proveedores, luego consultarlos, formularles preguntas básicas relacionadas con las cantidades y el tiempo de los envíos. Tal vez lo más acertado es probar con varios para saber con cuál o cuáles se trabaja mejor.
  • Crear la tienda dropshipping online. En este punto es fundamental que se lleve a cabo una investigación sobre todo lo relacionado con la construcción de un negocio de e-commerce, incluyendo importantes aspectos legales.
  • Comercializar, dependiendo de cuánto presupuesto se tiene. Si no es mucho se puede arrancar en las redes sociales para la promoción. En todo caso, hay diversas maneras de promocionar y comercializar que pueden emprenderse con presupuestos bajos.
  • Evaluar y optimizar. Una vez iniciado el negocio, deben evaluarse los resultados en todos los sentidos y eso permitirá optimizar todo el proceso que implica el dropshipping.

En definitiva, el dropshipping es una metodología que apoya a los emprendedores y es una gran oportunidad de negocio que a cada paso exige administrar y analizar mucha información para tomar decisiones acertadas. Todo comienzo no es necesariamente fácil, pero mucho influye para lograr la dedicación, el análisis, la disciplina y la creatividad.

En el camino surgen siempre dudas y preguntas, más aun cuando se emprende en una forma de negocio en auge y con mucha competencia por las ventajas y beneficios que ofrece.

En la actualidad, emprender en una tienda online es una de las opciones más buscadas y realizadas, porque en principio supone que no deben hacerse grandes esfuerzos económicos.

El ánimo de emprender la creación de una tienda bajo el modelo de dropshipping debe conjugarse con la búsqueda de buenas oportunidades, entender muy bien las reglas del comercio online y contar con una creatividad infatigable, porque en caso de de querer alcanzarlo, el éxito no llega por sí solo.


Tú eres nuestra única fuente de financiación. Con tu ayuda podremos seguir ofreciéndote nuestros artículos:

Ayúdanos a seguir con Nueva Revolución

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.