El maltrato institucional que sufren los adultos con Síndrome de Asperger

Por Lyudmila

Para ponernos en antecedentes, lo suyo sería explicar en qué consiste el Síndrome de Asperger. Pues pongámonos manos a la obra, y vamos a explicarlo brevemente. El Síndrome de Asperger es un trastorno del desarrollo, como su propio nombre indica el desarrollo sufre algún tipo de alteración. El desarrollo temprano, de 0 a 3 años, es el periodo en el que se desarrollan de forma innata las habilidades sociales. La edad temprana, en el caso del Síndrome de Asperger, tiene un desarrollo de la masa gris demasiado rápido. Es por ello por lo que se produce un salto en el desarrollo de las habilidades sociales.

La atención  temprana para “enseñar” dichas habilidades sociales, es crucial ya que estamos hablando de un tipo de discapacidad social. Entendemos como “discapacidad social” aquello que produce una “desventaja” a la hora de desenvolverse en una sociedad mayoritariamente neurotípica (con las habilidades sociales adquiridas en la edad temprana).

¿Qué ocurre al alcanzar la mayoría de edad?¿Qué ocurre con las personas adultas con Síndrome de Asperger? Pues el olvido total. Si ya de por si el Síndrome de Asperger es un síndrome prácticamente invisible, al llegar a la edad adulta parece que por “arte de magia” desaparece, al menos para las instituciones. Los niños con Síndrome de Asperger, tienen reconocida una discapacidad social. El reconocimiento de esta discapacidad, no es más que eso, un reconocimiento de algo que existe.

Una discapacidad social no desaparece porque sí, el Síndrome de Asperger es una forma de ver el mundo, se nace con Asperger y te acompaña toda la vida. Pues parece que esto es algo que las instituciones, instituciones que se jactan de ser progresistas y muy proderechos fundamentales, han olvidado. Los ítems para la valoración de la discapacidad de adultos con TEA (Trastorno del espectro autista, entre los que se encuentra el Síndrome de Asperger) datan del final de la época franquista, época en la que las personas con discapacidad eran expulsadas de la sociedad.

Es de recibo apelar a los derechos fundamentales de estas personas. Es de recibo denunciar el abandono al que están sometidos por parte de las instituciones. Es de recibo dar la cara y pelear porque ninguna injusticia siga sucediendo en cualquier lugar del mundo contra cualquiera.

En el vídeo que se adjunta se explica la situación de estas personas. Seamos capaces de sentir.


Tú eres nuestra única fuente de financiación. Con tu ayuda podremos seguir ofreciéndote nuestros artículos:

Ayúdanos a seguir con Nueva Revolución

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.