«El horror» – Juan Luis Martínez González

«No esperen encontrar en las páginas de esta novela un relato de aquella guerra, al menos no esperen solo eso».

Por Daniel Seixo

Reconozco que cuando desde Apostroph pusieron en mis manos la novela “El Horror” de Juan Luis Martínez González, no pude evitar recordar las noches a hurtadillas abandonando mi habitación para encender el televisor de la cocina, por aquel entonces el único televisor disponible en la casa, y con ello poder enterarme de aquella guerra que desangraba a un pueblo en mitad de una Europa que hasta ese momento en mi entorno cercano me habían trasladado como civilizada y muy alejada ya de conflictos bélicos y la impronunciable palabra genocidio. El libro que tenía en mis manos tras entregármelo el mensajero aquella misma mañana, no podía evitar olerme a la conciencia que despierta a la guerra, las mentiras de Javier Solana o el recuerdo de Miguel Gil Moreno, un héroe que conservo en mi memoria desde aquel entonces y también un joven que abandonó su trabajo en un prestigioso bufete de abogados en Barcelona para cubrir sin apenas medios y sin experiencia la guerra.

Y una vez rematado este título con la rapidez de las balas que surcan sus páginas, resulta que las historias de Marko, profesor de historia en la universidad de Sarajevo que se ve obligado a tomar las armas para defender su ciudad, y de Suada, una joven que casi lo pierde todo, no trataban sobre nada de todo esto quería recordar sobre aquella guerra y al mismo tiempo estaban profundamente relacionadas con todo ello.

Lo que sucedió en el corazón de Europa entre 1992 y 1995, supuso para muchos de nosotros el despertar al horror, la pérdida de inocencia de una generación que comprendió que nuestra sociedad no había aprendido realmente nada tras la Segunda Guerra Mundial y que los diablos seguían entre nosotros esperando a ser despertados por la insensatez y los meros intereses encontrados de diferentes grupos de hombres.

Marko y Suada son ante todo dos personajes que en cualquier momento podrían saltar de nuestra imaginación y dedicarse a tomar copas con nosotros lo fines de semana, enamorarse en una historia maravillosa, hacer el amor apasionadamente sin esprar nada, fumar un cigarro en un balcón que despide el verano pensando en porque todo va tan mal en un trabajo que no nos llena y tras un giro inesperado del destino, encontrarse intentando sobrevivir ante la única norma social de luchar por encima de cualquier otra cosa. Incluso en más ocasiones de las deseadas, por encima del propio prójimo.

No esperen encontrar en las páginas de esta novela un relato de aquella guerra, al menos no esperen solo eso. En las páginas de “El horror” de Juan Luis Martínez, encontraremos gran parte de los dilemas de cualquier ser humano en una situación límite y la falta de humanidad que tantas veces ha empapado a nuestra especie a lo largo de la historia, para a continuación prometernos que no volverá a suceder. Y es quizás por eso mismo que uno siente que debe leer esta novela hasta su última página. Siéntense ante este título, disfruten de sus páginas, acompañen a sus protagonistas ante la injusticia de la guerra y apunten los nombres de la editorial apostroph y Juan Luis Martínez González, porque sin lugar a dudas volverán a escuchar hablar de ellos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.