El culto al líder

Por Víctor Chamizo

Un auténtico revuelo se está produciendo en Podemos desde que Íñigo Errejón tomase la decisión de concurrir a las elecciones autonómicas al amparo de Ahora Madrid. Ríos de tinta se han escrito sobre ello. Yo mismo he publicado tres artículos sobre el particular:  Carta abierta a Íñigo Errejón, ¿Orgullo o responsabilidad?  y Errejón y Podemos: error tras error.

En ellas transmito mi decepción al comprobar cómo se transgreden las directrices que un grupo político se otorga a sí mismo por determinados dirigentes, y la imagen que ello da de la transformación de un grupo político, que aspiraba a una forma distinta de hacer política, a una formación política al uso.

El primero es fruto de la decepción y el desencanto, el segundo, una vez rebajada la rabia, reflexiona sobre la generosidad y el derecho a equivocarse y el tercero ahonda en la necesidad de repartir las responsabilidades.

Quiero continuar mi reflexión y compartirla con todo aquel que quiera hacerlo. No lo he hecho nunca, ni lo voy a hacer ahora: no responderé a insultos ni a comentarios que no estén argumentados. Creo en la democracia, en toda su pureza, y admito las opiniones de todo el mundo, siempre que se hagan con argumentos y con respeto.

Resulta bastante incoherente que un partido como Podemos se parta la boca por conseguir una solución dialogada para Cataluña y no sea capaz de encontrar una solución dialogada dentro de sus filas.

El tiempo me ha llevado al convencimiento de que vivimos en un país (y probablemente en todo el mundo occidental) de personalismos: se venera más a las personas que a sus ideas o que a sus aportaciones. De ahí que surjan los líderes indiscutibles que, en algunas ocasiones, terminan por decepcionarnos.

Es cierto que Errejón se ha equivocado, o no ha obrado consecuentemente con los principios que él mismo había inspirado a la formación política a la que pertenece, pero de ahí a que se le desholle vivo, como se está haciendo, me parece que existe un abismo. Errejón ha representado los intereses de la gente en el Congreso, participando en comisiones de investigación y en otros asuntos con acierto. En eso no ha decepcionado. Si tiene mayores ambiciones políticas es algo legítimo, si quiere cambiar de “marca”, también. Que no lo comunique en tiempo y forma, no. Que tome decisiones que no le corresponden, tampoco.

La inquina, la rabia y la falta de generosidad solo puede conducir a Podemos hacia el precipicio, y con él arrastrará a la verdadera izquierda.

Considero que flaco favor nos hacemos a nosotros mismos si consentimos en dividir a las fuerzas de la izquierda. Me parece que este asunto podría haber tenido una solución dialogada. Resulta bastante incoherente que un partido como Podemos se parta la boca por conseguir una solución dialogada para Cataluña y no sea capaz de encontrar una solución dialogada dentro de sus filas.

Me hubiese parecido muy interesante que Podemos hubiese hecho una reflexión de por qué se han diluido 257 000 votos en Andalucía -esos votos difícilmente se habrán transferido a Vox– esos votos son de muchos que se han quedado en casa porque Podemos también los ha decepcionado. Y este affair decepciona a la gente. La arrogancia de decir: es igual que se vaya Errejón, ya pondremos a otro, en Podemos hay mucha gente, no es más que eso, arrogancia, porque hay mucha gente a la que todo esto le desencanta, aunque sepamos que en Podemos hay mucha gente válida.

Cuando Pablo Iglesias se compró el chalet de lujo, hubo quien lo criticó duramente, dentro, incluso, de las filas de Podemos. Nadie le llamó traidor y nadie puso en duda que seguía estando con las clases más desfavorecidas y defendiendo los mismos principios. Era su dinero y es su hipoteca, y eso todo el mundo lo entiende, pero hay chalets en Alcalá, en Arganda, en Guadalajara, en Getafe… y el eligió una de las zonas elitistas de Madrid, y sobre eso nadie ha dicho nada. ¿Por qué unos tienen el beneficio de la duda y otros no?

La derecha tiene muy claro a quien tiene que combatir, y se unen en esa meta, en ese objetivo común, por eso se alían Ciudadanos, el PP y Vox. La izquierda malgasta demasiadas energías en conflictos internos y se le olvida cual es el verdadero enemigo, el mismo que termina sometiéndonos a todos por nuestras estúpidas diferencias de conceptos ideológicos y de siglas.

La inquina, la rabia y la falta de generosidad solo puede conducir a Podemos hacia el precipicio, y con él arrastrará a la verdadera izquierda. No se puede predicar el dialogo, la concordia, el acercamiento de posturas con los de fuera y dar latigazos dentro. No es bueno caer en la autocomplacencia, la autocrítica siempre es necesaria.

¡Sigámonos despellejando y terminaremos con la bota en la garganta!


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico.

Nueva Revolución no tiene ánimo de lucro, pero sí tiene gastos. No queremos depender de nadie ni tener publicidad. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos.
Ayúdanos a seguir ofreciendo Nueva Revolución.

One thought on “El culto al líder

  • 26/01/2019 at 2:41 pm
    Permalink

    Victor Chamizo: Compartotodo tu comentario excepto el tema de El Chalet (Casoplòn,Plon, Plon ) de Pablo,e Irene. Si lo pagò con su dinero,ganado horadamente y con una hipoteca a 30 años mostrando toda la documentaciòn y tras donar una parte signficaticva de su sueldo a causas Sociales…….No entiendo el Reproche.Es mas, Ya me gustarìa que la Derecha nos dijeran DONDE VIVEN, CUANTO VALEN SUS VIVIENDAS, Y CÒMO LAS HA PAGADO. El pretender que Pablo, por ser el Lìder de Podemos,no pueda decidir, y le tengan que Imponer donde ha de vivir , como puede ser su vivienda y como no, y en què puede y no puede gastar su dinero, Es la doctrina del COMUNISMO MAS RANCIO que llevò a la desapariciòn de la Antigua Uniòn Soviètica.Por ello, èl que le hago sabedor de todo esto, por sus estudios y preparaciòn, NUNCA se ha declarado Comunista. A mi la incoherencia de la que tanto le han acusado, me parece el que Tenga que Pedir Permiso para que le digan, donde,y como puede vivir, y en què se ha de gastar su dinero y en què no. ¿A què Español se le exige todo eso?.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies