EEUU evacúa 3 bases militares en Siria tras humillante salida de Afganistán

 

Según los informes, Estados Unidos ha evacuado tres de sus bases militares en Siria poco después de su humillante salida de Afganistán.

Una fuente militar informada hizo el anuncio a la red de televisión al-Alam de Irán este miércoles.

La fuente identificó una de las bases en cuestión como el puesto de avanzada más controvertido del ejército estadounidense en Siria, que se encuentra cerca del campo petrolífero al-Omar del país en la provincia oriental de Dayr al-Zawr.

Dijo que las otras dos bases estaban cerca del distrito de Qamishli en la provincia de Hasakah, situada en el extremo noreste de Siria.

Estados Unidos y sus aliados invadieron Siria en 2014 con el pretexto de luchar contra el grupo terrorista Daesh. Esta organización surgió cuando Washington se estaba quedando sin excusas para extender o ampliar su injerencia en la región.

Sin embargo, las operaciones militares para enfrentar a los terroristas fueron sorprendentemente lentas a pesar del gran tamaño de la coalición que había reclutado a decenas de países aliados de Washington.

Mientras tanto, numerosos informes y funcionarios regionales señalarían el papel de Estados Unidos en el suministro de armamento y la expansión de Daesh a toda la región.

En Siria, además de realizar una presencia completamente ilegal, Estados Unidos coordina el saqueo del petróleo del país árabe, lo que provocó fuertes advertencias por parte de Damasco de que se reservaba el derecho a defender su soberanía y recursos.

Mientras tanto, Hadi al-Ameri, secretario general de la Organización Iraquí Shia Badr, anunció en un encuentro que Estados Unidos y otros países extranjeros también pondrían fin a su presencia militar en su país a finales de año.

“Ponemos énfasis en el calendario para la salida de las fuerzas extranjeras de Irak. A finales de este año, seremos testigos de la salida de las fuerzas de Irak”, declaró.

El año pasado, el parlamento iraquí votó abrumadoramente a favor de la expulsión de todas las fuerzas extranjeras después de que un ataque con aviones no tripulados estadounidenses asesinara a altos comandantes antiterroristas iraníes e iraquíes, el teniente general Qassem Soleimani y Abu Mahdi Muhandis. Ambos comandantes habían desempeñado un papel crucial en la derrota de Daesh a fines de 2017 en medio del constante fracaso o negativa de la coalición liderada por Estados Unidos de luchar de manera decisiva contra los terroristas.

“El país y sus guardianes y constructores somos nosotros. El ejército, la policía y Hashd al-Sha’abi (un grupo antiterrorista iraquí) son los creadores de la victoria en Irak ”, afirmó Ameri.

También señaló la contribución de Irán a los esfuerzos antiterroristas de Irak y dijo que «los iraníes ayudaron a Irak en la guerra contra el terrorismo».

La información sobre la salida de Estados Unidos de los puestos de avanzada en Siria se produjo solo dos días después de que Estados Unidos pusiera fin a su ocupación de Afganistán de dos décadas al sacar las últimas de sus tropas.

La retirada se produjo aunque el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, había alegado que Estados Unidos no permitiría que se repitiera «Saigón» en Afganistán.

Washington acompañó la retirada con un final completo incluso de su presencia diplomática en el país de Asia central, aunque los talibanes, que acababan de renovar su gobierno allí, se habían comprometido a garantizar la seguridad de las misiones diplomáticas y el personal.

Los analistas dicen que la nueva tendencia de Estados Unidos de reducir su presencia en la región refleja la realidad de que no tiene más remedio que poner fin a la injerencia.

En Estados Unidos, muchos ciudadanos siguen expresando vergüenza por la política exterior de Washington.

Press TV

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.