Déjà vu

Por Puño en Alto


Déjà vu es un tipo de paramnesia del reconocimiento (en contraposición a las paramnesias del recuerdo) de alguna experiencia que sentimos como si se hubiera vivido previamente. Básicamente trata de un suceso que no recordamos exactamente, pero sentimos que ya lo hemos vivido.

 La mayoría de nosotros hemos experimentado alguna vez un déjà vu: la sensación de reconocer una experiencia como si la hubiéramos vivido antes, aunque no tengamos la certeza de haberla vivido. Sin embargo, a pesar de ser tan común, aún no está claro qué causa esta sensación. Para el psicólogo y neurocientífico Akira O’Connor, no es más que un mecanismo que usa el cerebro para comprobar que nuestra memoria funciona perfectamente.

Esta sensación puede verse causada porque creemos recordar una imagen que es moderadamente similar a un amplio número de eventos almacenados en la memoria o incluso porque hay un único elemento que nos resulta familiar en un contexto totalmente nuevo. Otra posibilidad es que la escena nos resulte similar a otro momento que recordamos vagamente y al que no prestamos atención cuando lo vivimos.

Y no son pocos los sufridos españolitos que en las últimas fechas han experimentado un Déjà vu. Por un lado, los denodados esfuerzos de la consejería de sanidad de la Junta de Andalucía, dirigida por el bocachancla y orondo Jesús Aguirre, por esconder, y escatimar datos de lo sucedido, afirmando sin rubor que desde su departamento se ha actuado con diligencia y rigor en todo momento. Ha hecho recordar la actitud de aquel ministro de sanidad de la UCD, Jesús Sancho Rof, que igualmente afirmó sin rubor que el origen de la enfermedad del síndrome tóxico del aceite de colza se había descubierto en un tiempo récord, obviando que ya había miles de afectados y cientos de fallecidos. Además de compartir nombre, también comparten sandeces en sus declaraciones. Uno, elogia a la empresa causante de la listeria afirmando que ha tenido mala suerte y el otro dijo que el bichito causante del síndrome tóxico es tan pequeño que si cae de una mesa se mata.

El otro episodio, ha sido con motivo de la operación relámpago de corazón del Emérito, también conocido como “El Campechano”. La amplia cobertura de los medios de comunicación sobre la intervención y el posoperatorio, dando pelos y señales sobre su favorable evolución y estado anímico, enumerando el rosario de visitas reales y no tan reales de familiares y allegados, así como, los partes médicos diarios ofrecidos por los facultativos del centro hospitalario, no han hecho más que recordar aquellos partes que firmaban como “el equipo médico habitual” sobre el estado de salud del dictador de funesto recuerdo para los españoles.

Para cerrar el círculo del Déjà vu, no han faltado las llamadas “serpientes de verano”, como se calificaban las noticias intrascendentes que los medios de comunicación utilizaban en los meses veraniegos al final de la dictadura y principios de la poca ejemplar transición, para distraer a los ciudadanos de los verdaderos problemas. La ciudadanía narcotizada por las trasnochadas fiestas patronales por doquier, por el incierto futuro del futbolista Neymar y por el revuelto tiempo meteorológico no han tenido tiempo para pensar y reflexionar que seguimos sin gobierno, porque una vez más los partidos, especialmente PSOE, PP y Cs, ponen sus intereses partidistas y personales por encima del interés general de una mayoría social abandonada a su suerte y avocada a una muy presumible estéril consulta electoral.

En este país los Déjà vu, no son una excepción en la memoria colectiva del pueblo, sino lamentablemente una constante que demuestra que, pese a todo, poco o nada hemos avanzado, en los medios de comunicación, en la clase política, ni en la jefatura del estado dinástica, nada representativa, que sin complejo disfruta y hasta alardea de sus cuantiosos y costosos privilegios.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico.

Nueva Revolución no tiene ánimo de lucro, pero sí tiene gastos. No queremos depender de nadie ni tener publicidad. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos.
Ayúdanos a seguir ofreciendo Nueva Revolución.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies