De Justicia y otras cuestiones


Ayúdanos a seguir con Nueva Revolución

Por Víctor Chamizo

 

Primero lo sospechábamos, ahora es algo meridianamente probado: la Justicia Española es un órgano al servicio de las élites y del poder y una institución orientada a mantener el establishment del régimen anterior al 78 – que es el mismo que el posterior a ese año, aunque de forma encubierta, por si alguno aún no se había dado cuenta de ello.

En un principio parecía que trataba de disimular su inclinación franquista, algo que sin duda le habrá costado lo suyo a un grupo de poder acostumbrado, como estaba, a ejercerlo y con contundencia.

Pero paulatinamente se les ha ido cayendo la careta a pedazos: las inhabilitaciones de Garzón y de Silva, la sentencia sobre el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados sobre las hipotecas (una sentencia firme revisada por las quejas de la banca), las detenciones preventivas de los políticos catalanes que impulsaron el referéndum del 1 de octubre, la protección descarda a Cristina de Borbón, las sustituciones repentinas de jueces en determinados casos de corrupción de miembros del PP, y para ponerle una guinda al pastel, la obstaculización de la exhumación de los restos del general dictador que tiranizó España durante cuatro décadas y exterminó, u ordenó hacerlo, a miles de ciudadanos, encarcelando a otros muchos durante largos períodos de su vida.

Esto es lo que hay. Estos son los resultados de la tan cacareada transición modélica española: una transición hacia ninguna parte, un maquillaje para hacer creer a una población atemorizada por cuarenta años de terrorismo de estado, de imposición de la ley del silencio, de mano férrea y penas de muerte; que venían vientos de cambio, de libertad y de reconciliación: una vasta mentira, el truco de la zanahoria.

De este modo continuamos, bajo el poder franquista de una justicia que encarcela a demócratas y absuelve a los apologetas del franquismo. Y todos permanecemos en casa, viendo la tele o comentándolo por las redes sociales.

Tenemos tanta suerte que cualquier día nos nace una flor en el culo.

Bamos Vien.


Tú eres nuestra única fuente de financiación. Con tu ayuda podremos seguir ofreciéndote nuestros artículos:

Ayúdanos a seguir con Nueva Revolución

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies