El “Cuento de la criada” en las elecciones de Costa Rica y la victoria de la igualdad frente al fundamentalismo religioso

Por Teresa Domínguez

La Igualdad frente al fundamentalismo

Elecciones en Costa Rica. 3,3 millones de personas han sido convocadas a las urnas en la segunda ronda electoral entre dos candidatos periodistas que comparten apellido que no programa. En la segunda ronda, el candidato de centro izquierda del Partido Acción Ciudadana, Carlos Alvarado, ha obtenido el 60,74% de los votos, con el 95% de las juntas electorales procesadas. Recordemos que mientras que el ganador y elegido Presidente Carlos Alvarado apoya la igualdad de género y el matrimonio igualitario, la mayoría de las propuestas de Fabricio Alvarado hacia las mujeres, que según las encuestas era el candidato con más posibilidades, están relacionadas a labores de cuidado y una aparente obligación a reproducirse y es un absoluto defensor de “familia tradicional”.

“Iniciamos desde temprano porque decimos NO al fundamentalismo.  Celebremos la democracia con nuestro voto”  

captura-de-pantalla-2018-04-03-a-las-9-58-36.png
Noticia BBC Mundo

Más de 40 mujeres se han unido a la protesta en las presidenciales en Costa Rica el domingo 1 de abril. Alzando la voz por lo que llaman “una amenaza fundamentalista” y en su lucha por la igualdad. El colectivo #SomosNuestras inició su marcha el 4 de febrero en la primera vuelta, en un acto de crítica, con el fin de hacer democracia y defender los derechos de las mujeres y la libertad. Un movimiento que ha seguido creciendo y ha tenido una repercusión a nivel mundial, haciéndose eco en medios internacionales. El domingo, en la segunda vuelta de las elecciones Presidenciales han vuelto a salir a la calle.

DZu4gVVUMAEApw-

De entre otras muchas, 12 criadas acompañaron el voto de Fabricio Alvarado cuando fue a depositar su voto en las urnas. A pesar de las amenazas, y los insultos, por parte de sus seguidores, que han querido echar a estas mujeres valientes, sin duda pueden sentirse orgullosas de su hazaña.

1*tKxX2FKgnu01jrv7_WzTSQ-2
Fotografías por Jeffrey Arguedas y Francisco Víctor Aguilar.

 

El 4 de febrero se celebró la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Costa Rica, y un grupo de mujeres se vistió de las protagonistas de ‘The Handmaid’s Tale’, de Margaret Atwood. En el libro y la exitosa serie, las mujeres de rojo, han perdido todos sus derechos y son capturadas y sometidas por un bien mayor para ser utilizadas solo con fines reproductivos. En su día nos comentaba el colectivo que estaban ante un panorama donde las condiciones materiales de las mujeres han sido un tema invisibilizado por los medios de comunicación y que la mayoría de las propuestas de los partidos hacia las mujeres estaban relacionadas a labores de cuidado y una aparente obligación a reproducirse en Costa Rica.

Se lamentaban que el discurso conservador y religioso del candidato Fabricio Alvarado, concentraba el 25% de los votos según encuestas, que apostaba por “los valores y principios de Costa Rica” y de la familia tradicional, uno de sus lemas en la campaña electoral, lo posicionaba en uno de los candidatos favoritos para ganar la primera vuelta de la votación, según el Centro de Investigaciones y Estudios Políticos.

 

“No podemos permitir que el trato humano y los derechos se conviertan en moneda de cambio. Los derechos son para todas las personas. De otro modo, dejan de ser derechos y pasan a ser privilegios.” 

1*A5NX86qrskK8gyOP8UTeTA.jpeg
Fotografías por Jeffrey Arguedas y Francisco Víctor Aguilar.

Desde la primera vuelta no han dejado de movilizarse y crecer, protestas pacíficas, taller de costura, con patrones descargables para poder hacerse los trajes de criada y usarlos en la gran marcha del 8M y acudir con ellas a las urnas, lecturas colectivas, concierto, la segunda vuelta de las presidenciales el domingo 1 de abril, dónde numerosas mujeres se han unido al colectivo de mujeres #SomosNuestras y han acudido a las urnas el domingo vestidas con túnicas carmesíes y bonetes blancos.

#SomosNuestras responde al reto. En América Latina nacen y se empoderan cada vez más grupos fundamentalistas que desean imponer visiones de mundo como ley, independientemente de las libertades que las constituciones otorgan como estados de derecho. El femicidio es una común causa de muerte de las mujeres de la región y la violencia doméstica domina las dinámicas familiares de muchas personas. A nivel global, explica el colectivo, las mujeres asumen nuevas luchas y continúan aquellas de sus antepasadas sufragistas, pues aún no hay equidad. Es por ello que este es un gran paso para este colectivo de mujeres, que con su ejemplo han demostrado merece la pena luchar, porque “Feminismo” es noción radical de que las mujeres son seres humanos. Cheris Chramarae.

#SomosNuestras: Colectivo de mujeres que han hecho historia

Al final, más del 60% de costarricenses decidió dar su voto de confianza al candidato que apostó por la igualdad y al que hizo campaña con el slogan “Elijo el futuro”, en lugar de apostar por lo que daban por seguro las encuestas, la victoria de un candidato que demuestra la gran influencia que ejercen hoy por hoy en las elecciones las iglesias evangélicas en la política del país. Fabricio Alvarado y su slogan “Elegidos por Dios“. “Esta es la primera vez que una elección en Costa Rica se enfoca en asuntos religiosos y de derechos humanos”, dijo Gustavo Araya, analista de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales. (Flacso).

Imagen de portada Jeffrey Arguedas

Colectivo Somos Nuestras

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies