Cuando el rock prevalece: Bohemian Rhapsody

Jose Aurelio Atenza

 

Queen es uno de los grupos más influyentes en la historia del rock y de la historia de la música en general. Se ha hablado desde los 80 múltiples críticas, cotilleos y curiosidades sobre el grupo; desde ignorar la bisexualidad de Freddie Mercury por la tremendista perspectiva que tenía por entonces las relaciones homosexuales, hasta describir a Brian May, el guitarrista de la banda, como uno de los grandes intelectuales de la música dados sus estudios de Astrofísica. Con esta premisa, la película nos rescata las aportes más fidedignas de la historia, aunque deje casi todo por profundizar.

Bohemian Rhapsody es un tema que revolucionó la música, como bien se cuenta en la película, ninguna canción de más de 4 minutos era contemplable en las radios, por entonces uno de los mayores focalizadores de la música. El propio título ya es una declaración de intenciones, ya que una rapsodia es una historia épica fuera del contexto de una obra operística, así, el grupo pretendía continuar con el resto de los temas una trayectoria y una cultura de rock, pero romper con este tema la barrera de un único estilo. El resultado fue un himno intergeneracional del que aún seguimos sintiendo las réplicas.

 

Portada de adaptación moderna del single 'Bohemian Rhapsody' contenido en el álbum A Night In The Opera
Portada de adaptación moderna del single ‘Bohemian Rhapsody’ contenido en el álbum A Night In The Opera

 

La película es también una rapsodia, ya que más allá de la historia de Queen y de lo generalmente conocido de su música se nos presenta la historia de su líder y cantante, Freddie Mercury, hijo de emigrantes parsis e indios, que para huir de la represión de su fe, pasan por tres continentes. Ese pequeño Farrokh Bulsara pasa su infancia entre dos pulsiones culturales, la de una Inglaterra donde la música llegaba a organizar a los jóvenes en grupos sociales propios con reglas propias y un máximo disfrute del placer tras superar el recuerdo de la guerra; y un doméstico conservadurismo zoroástrico, una de las religiones más antiguas aún conservadas del mundo.

Algunas de las posiciones morales del zoroastrismo son la creencia en la existencia del bien y el mal y la libre elección del ser humano sobre la elección entre ambas, el respeto por el sexo, la raza y la religión de cualquier individuo, la condena de la opresión, la crueldad y el sacrificio animal, además de un enorme respeto y protección de la naturaleza. Si bien, en comparación con otras creencias, esta es una religión bastante ‘progresista’; lo que no incluye es el respeto por la orientación sexual del individuo, o la ‘falta de respeto por la familia’ que puede pasar incluso por llevar un peinado llamativo o disfrutar de según qué placeres nocturnos.

 

Imagen vectorizada de un ritual zoroástrico
Imagen vectorizada de un ritual zoroástrico

 

Farrokh Bulsara se decantó más por vivir la cultura musical y social de su época que por la cultura milenaria de su familia, cambiando su nombre por Freddie Mercury, disponiéndose a disfrutar de todos los estímulos que el mundo exterior le proporcionaba, y eso le llevó a verse a sí mismo como un bohemio y como una historia aparte (rapsodia), el problema en la película es que lo descontextualiza al no presentar la contraposición con sus tradiciones familiares, pone diálogos torpes en su boca y lo equipara a la escuela artística de Warhol, por lo que todo valía con el fin de ser famoso y extravagante. Pero Mercury no está en esa escuela, ya que tanto él como el resto de Queen hicieron gala de la excentricidad no con un significado vacío sino con la intención de cambiar mentalidades anquilosadas. Salir con los labios pintados y reinvindicándose como ‘reinas’ se da un mensaje y legado contracultural que sacude toda su época, y no únicamente por el espectáculo.

La película recoge bien la mención de la bisexualidad de Mercury, pero ahonda mucho en su historia de amor heterosexual por encima de sus relaciones homosexuales. El ejemplo más descarado es cuando en la gira americana, Freddie llama a su prometida y deja de prestarle atención cuando un plano sigue la trayectoria de un camionero hacia un lavabo de gasolinera, dejando caer la posible infidelidad de Mercury, que se termina de sospechar en la siguiente llamada en la que ante un ‘te quiero’, el responde ‘buenas noches’.

Otro de los asuntos que se desdibujan hasta casi no ofrecer nada son las fiestas de Mercury. Aunque sí que se refleja la soledad que lo lleva a ese desborde de placer, se justifica demasiado en ello, representando a Mercury como un ‘fiestero por circunstancias’ trágicas en vez de normalizar la fiesta como un elemento básico del rock y de la época.

Otro de los fallos de la película es no ofrecer nada de música de la época solista de Mercury, perdiendo así contar la parte artístivca menos conocida por el público; y obviando también uno de los conciertos más célebres del cantante con su ‘Barcelona‘ junto a la soprano Monserrat Caballé.

La última escena de la película corresponde con una de las mejores adaptaciones del la historia del cine a un concierto, llegando a reflejar aspectos tan mundanos como el número de vasos sobre el piano de Mercury o el nivel de la cerveza en el único vaso transparente entre los múltiplos de Pepsi. En este caso, el concierto se trataba del Live Aid, un fenómeno sin precedentes que unió a más de 50 bandas de música para recaudar fondos contra el hambre en África Oriental, especialmente dirigido a Etiopía y Somalia. Por desgracia aproximadamente el 95% de los fondos recaudados en todo el mundo no llegaron a combatir el hambre en África y aún se desconoce la aplicación real del dinero, del que las dos hipótesis más popularizadas apuntan al armamento de ambos países en el contexto de inestabilidad política por el que pasaban, y en el caso de Etiopía también a una masacre étnica sobre las poblaciones del sur del país.

[Comparación del concierto en la grabación original y la película por el usuario de Youtube Juan Dela Cruz]: 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Canal de Nueva Revolución

Síguenos en Telegram
Cerrar