Contra la sordera a voluntad

Por Puño en alto

Por allá, a finales del año 1965, Joseph Beuys excitaba y confundía a un público, que con la boca abierta observaba la performance que él realizaba. Su actuación era muy sencilla: Joseph, simplemente, llevaba una liebre muerta entre sus brazos, la acariciaba de vez en cuando y le susurraba alguna que otra palabra al animal en alguna ocasión. Si enfocamos nuestra mirada a esa reducida escena, lo primero que se nos pasa por la mente es que ese señor estaba completamente sumergido en la locura. La locura, una palabra que tanto ha dado de sí a lo largo de la historia y a lo ancho de todas las sociedades, así lo mismo llamamos loco a un cuerpo humano que sale a la calle cargado con una escopeta y lanza disparos al azar sobre los transeúntes, que a otro cuerpo humano que sueña que el mundo puede ser un lugar mejor. Joseph es un loco porque le habla a una liebre muerta. Un completo loco. Es inevitable acordarse de una escena parecida, en el ¿mismo? Planeta Tierra pero unos años atrás, donde un señor que también parecía estar sumergido en la locura, le susurró algo a un caballo que yacía moribundo sobre la calle, al cual abrazó desconsoladamente. En ambas escenas, los espectadores se encontraban ante la misma situación: estuvieron absortos ante tal momento incómodo, ante tal momento tan lejos de lo que debe ser normal o lo que debe ser real, agudizando sus oídos intentando escuchar los susurros de ambos locos. Pero no oyeron nada…

Y del mismo modo que el público miraba estupefacto a Joseph sin entender nada, mientras que él ignoraba completamente a todos ellos, una gran parte de Andalucía ha echado una papeleta en la urna sin saber muy bien que estaba haciendo, mientras eran y seguirán siendo ignorados por aquellos que han votado.

Sin embargo, han pasado 53 años y todavía llega a través de la brisa los susurros que esa liebre muerte recibía por parte de Joseph. ¿No lo oyes? No, claro que no. La racionalidad del ser humano te ha vuelto sordo, es algo evidente. Porque ¿cómo se explica que una raza, la humana, que tiene un sentido que lo deja escuchar todo lo que hay en este mundo, con el que puede oír todas las injusticias que ocurren a su alrededor, siga actuando tal y como lo hace? ¿Cómo es posible que estos seres provistos de razón, escuchen el mundo, razonen y actúen de ese modo? No, la única explicación que podemos dar a estas dos preguntas tan incómodas, como las escenas descritas en el párrafo anterior, es la siguiente: el ser humano está completamente sordo. Sordo. Pero no es una sordera de nacimiento, sino una sordera a voluntad, lo cual –sin lugar a dudas- es mucho peor, lo cual es la enorme tragedia del ser humano. Por ello, a veces entran dudas y cabe preguntarse si merece la pena hablarle al ser humano, si merece la pena seguir gastando nuestra voz en articular sonidos que se quedan en… ¿en qué?

Josehp le explicaba a la liebre muerte, con susurros, los cuadros que habían expuestos en la galería donde paseaba con él en brazos, cuadros que –al parecer- eran incomprensibles para aquellos que caminaban de sala en sala, que no entendían porque el arte se había transformado en esa “cosa” tan desfigurada y –al parecer- tan lejos de lo que el Sistema había denominado como arte. Arte, esa palabra sí que ha dado de sí, como la locura. Y el público, en vez de mirar a los cuadros que allí habían expuestos, en vez de intentar entenderlos, en vez de intentar salir de esas burbujas en las que estaban sumergidos, en vez de escuchar a esos cuadros que gritaban una sola palabra sin cesar, ellos simplemente miraban a Joseph: estaban confundidos, sorprendidos y, a la vez, inevitablemente excitados. Se preguntaban a dónde llevaría todo eso…

Hoy, al igual que esos espectadores asombrados, nos preguntamos lo mismo: ¿A dónde nos llevará todo esto? Pero la pregunta no es ante unos cuadros colgados en la pared de una galería, tampoco ante un animal moribundo que yace en medio de una carretera, aunque la respuesta a esa pregunta en tales situaciones darían para cientos de artículos más. La pregunta, en esta ocasión, es ante el resultado de las urnas abiertas el pasado 2 de diciembre. ¿A dónde nos va a llevar eso? Tal vez la pregunta, se esté formulando incluso un poco tarde. ¿A dónde nos puede precipitar un gobierno formado por la derecha y el fascismo? ¿A dónde nos dejará caer? Josehp explicaba a la liebre en qué consistía ese arte nuevo porque parecía que esta escuchaba más que los propios espectadores. Ante esa ignorancia ofrecida por aquellas personas, el artista decidió hablar al oído de un ser inerte. Mueren miles de personas en nuestras playas y mares por atravesar dichas aguas en pequeñas balsas en la oscura noche en manos de traficantes de personas, mientras lujosos yates y cruceros cruzan los océanos y mares con turistas que pisan tierras extranjeras y disfrutan del trabajo de los otros, de sus riquezas. Una familia que dice ser de sangre azul disfruta de todos los lujos que “justifican” necesitar a costa del trabajo de un pueblo, mientras miles y miles de personas duermen en la calle tapados con cartones y no tienen ni para comer un trozo de pan. Decenas de niñas y mujeres son objeto del tráfico, la prostitución, maltrato, violación y/o asesinato, mientras otros aclaman el término feminazi para justificar que en este mundo las mujeres ya están teniendo demasiados privilegios. Un cantante de rap dice que los Borbones son unos ladrones y le cae condena por ello, mientras esa misma familia borbónica al completo disfruta de los lujos que le ha robado al pueblo. Compañeros del SAT están tras las rejas por pedir libertad y dignidad para un pueblo, mientras los que han robado esa dignidad están riéndose tras sus cámaras compradas. Casas vacías, gente en la calle. Bancos ricos, personas pobres. Multinacionales enriqueciéndose, trabajadores explotados. Un señor jubilado matando elefantes, pensionistas pidiendo poder llegar a fin de mes. Un señor sentado en su trono de oro diciendo a los jóvenes que tienen que labrarse un futuro, mientras los mismos jóvenes emigran al extranjero para poder sobrevivir. Otros pidiendo una reconquista, mientras la gente muere de hambre y sed. Que amplia es la palabra locura, ¿no te parece?

Si nos definimos como seres racionales y como seres racionales dejamos que ocurran tales cosas, está claro que tenemos que afirmar que la racionalidad nos está dejando totalmente desequilibrados, al igual que nos ha dejado sordos. Y del mismo modo que el público miraba estupefacto a Joseph sin entender nada, mientras que él ignoraba completamente a todos ellos, una gran parte de Andalucía ha echado una papeleta en la urna sin saber muy bien que estaba haciendo, mientras eran y seguirán siendo ignorados por aquellos que han votado. ¿A dónde nos puede llevar un gobierno compuesto por sillones ocupados por dirigentes del partido del PP, C’s y esos que galopaban fuertemente sobre caballos hablando de reconquista? Caballos, como el caballo que agonizando en el suelo era abrazado por el loco de Nietzsche mientras lloraba y gritaba. Gritaba de rabia y de dolor, gritaba de cordura y de sinrazón. Pero, ¿a quién gritamos nosotros ahora si el mundo parece querer estar sordo? ¿A dónde va ese grito? Parece que hasta un animal muerto tiene más capacidad de escucha y de intuición que el ser humano con su estúpida racionalidad, que hace estas cosas que hace. Entran ganas de coger a un animal muerto y pasearse por las calles, y susurrarle muy flojito solo una palabra mientras somos observados por los transeúntes que nos miraran confundidos, sorprendidos, pero a la vez, inevitablemente excitados, a la espera de averiguar cuál es esa única palabra que le decimos tantas veces al animal muerto que tenemos entre nuestros brazos.  Se preguntarán a dónde llevará todo eso…

Es de risa, ¿qué le vamos a decir?, ¿eh? Solo una palabra es posible gritar en medio del más absoluto silencio, solo una palabra es posible gritarle a los sordos a voluntad…

Que ¿cuál es esa palabra?

Es evidente: “¡Despertad!”.

Puño en Alto

One thought on “Contra la sordera a voluntad

  • 30/12/2018 at 2:05 pm
    Permalink

    donde mas han votado contra ls inmigrantes es dnde les necesitan ,
    pa ls invernaderos sobretodo
    Ahora estaria bien que esos votantes de Vx fueran a currar por 400€ ,10 dias / 10 h-dia
    pero la realidad es que ni ls fachas qieren hijos,
    votan politicas economicas para beneficio de ricos y machistas ,
    cuando para tener una familia y sacarla hacen falta dos buenos sueldos
    y asi suma y sigue desde hace decadas : les engañan con todo y TODO a base de
    meterles miedo y paranoias DESDE LS MEDIOS etc
    Siempre acaban empobrecidos por quienes recibieron su voto
    pero por esto se ha tenido atrasada a Andalucia
    haciendo desaparecer el dinero de regones ricas para modernizarla
    y por algo la ley electoral da mas valor al voto rural
    etc etc

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Canal de Nueva Revolución

Síguenos en Telegram
Cerrar