Si eso es ser comunista, entonces no somos comunistas

Por Puertos

Para desgracia de los reformistas, cualquier punto de unión entre los que se hacen llamar “comunistas” y los comunistas es imposible. Ningún materialismo puede basarse en el buen hacer de las personas. El marxista no confía en un bien superior, no acepta el imperativo categórico. Ser marxista es aceptar una doctrina científica, la única doctrina científica capaz de contestar todos los puntos del sistema. El revolucionario tiene la intención de superar el capitalismo, no de reconducirlo. Es imposible que durante el movimiento las alianzas corto placistas generen nada. Hace tiempo, en la revolución espartaquista, se aceptó esa máxima de la alianza ¿hace falta que desarrolle como terminó?

 Aunque, siendo sinceros, puede que no sea culpa de quien lo pide. Sugerir un frente de izquierdas —proyecto en el que yo mismo creía en mi juventud política— es olvidar la lógica de clases y el movimiento dialectico de la sociedad. O bien ese autodenominado calificativo de “comunista” está vacío o bien no ha entendido que significa. Desgraciadamente nos movemos en un contexto donde los denominados herederos de las doctrinas de Engels, Marx, Lenin, Luxemburgo no hay leído nada de ellos.

Aceptando los millones de debates que hay sobre el marxismo si es una cosmovisión, si es comportamiento político, si es ideología o si es todo a la vez… desde luego, lo que no puede ser es un pacto de estado. Hay una frase que puede resumir este enfrentamiento que utiliza un profesor de la facultad de economía: “No puedo creer que existe un capitalismo bueno, porque supone que hay uno malo”.

Claro, que flaco favor hacen los partidos hegemónicos en la izquierda al decirse comunista y tomar postulados keynesianos. Claro, que flaco favor hace Alberto Garzón al publicar un libro autodenominándose comunista y defendiendo el trabajo garantizado. Pero este devenir teórico es fruto, no de la posmodernidad, sino de la falta de teóricos en la vanguardia de la izquierda. Me asusta que los referentes del marxismo sean: Monedero, Liria, Iglesias, Garzón… ¿No demuestra que hago no está bien en nuestro frente?

Cualquier unión con esta gente, únicamente, puede pasar por ser una posición estratégica. Ni nuestros intereses son los mismos, ni pueden serlo. Hay un problema de base ¿Qué ocurre cuando se tenga el poder? Decía alguien en Twitter hace poco —creo que era @masademocrata— “¿os acordáis de cuando IU y Podemos se peleaban por hacerse la foto con Tsipras?” se puede añadir: ¿os acordáis de lo que hizo Tsipras?

Ese comportamiento que algunos llaman de traidor es el único comportamiento que podía ser posible. Si desde el principio tú te cierras la posibilidad de romper con el sistema que te ata ¿dónde puedes ir? ¿no eres un jugador más? La política mediática, la política practica es una atadura que el estado burgués crea para los movimientos de abajo. Veamos un ejemplo: Los sindicatos no pueden ser antisistémicos porque son financiados por el sistema, hay radica la diferencia entre sindicalista y sindicato. Cataluña es otro ejemplo de una “radicalidad” que evita ser radical. Aunque abrir el debate de la violencia, es otro artículo.

Lo principal que tiene que hacer un marxista al hablar de la sociedad es analizar, comprender las causas y aprehender de las contradicciones existentes, posteriormente actuar

Mal leído Lenin lleva a estos equívocos, cuando el PCE se declaró marxista-leninista hace poco —me gustaría saber que era antes de esto— tiene que suscribir las palabras del leninismo y eso lleva a romper con la estrategia de Podemos o de IU, en tanto dichas corporaciones lejos de ser revolucionarias son subsidiarias. La dirección con la que Lenin habla de las instituciones es de sentido único, el papel de los “congresistas” únicamente es el de representar al pueblo de fuera ¿no hay una dirección contraria en Unidos Podemos?

Uno se levanta con buena fe todas las mañanas, pero ve que hay gente con cierta responsabilidad que llama a la unión del frente de izquierdas y se llama comunista ¿qué comunismo hay en esa izquierda? ¿acaso entiende que es ser comunista? Lo principal que tiene que hacer un marxista al hablar de la sociedad es analizar, comprender las causas y aprehender de las contradicciones existentes, posteriormente actuar. Bueno, pues en nuestra realidad la parte de análisis brilla por su ausencia.

Desde la caída del muro, la “izquierda” carece de faro guía que le alumbre, que le indique el camino. Ser de “izquierdas” es lo más parecido a no ser nada. Hasta tal punto que puedes oír en la barra de un bar como unos jóvenes se preguntan: “¿Qué diferencia a la izquierda y a la derecha más allá de la economía? Supones que perdidos hay en todos los lados, pero cuando uno de esa mesa autodenominándose comunista aboga por la explicación de la distribución de la renta véase: “¿Si tú tienes mucho, porque no vas a dar a quien tiene poco? La desigualdad es el problema. El Estado tiene que intervenir para distribuir de manera más eficiente la economía”. Pues ya tenemos el problema, en un solo segundo, ese “comunista” ya ha aceptado la pregunta del primero. Yo, que escucho, me pregunto ¿Qué hay más allá de la economía? Evidentemente, existe una superestructura, pero dónde se origina. La explotación es el problema, olvidémonos de desigualdades.

Además, existe un culto a la no-victoria que nos obliga a seguir creyendo en ideales por encima de las condiciones materiales. Ningún líder que ha tenido que tomar decisiones es respetado por este “comunismo” actual. Recuerdo el texto de Marina Albiol publicado hace poco en el cual, sin venir a cuento arremetía contra el “estalinismo”. De ahí podemos ir a Pérez Tapias y su, nuevamente, ataque contra Venezuela a través de un mal interpretado Lenin —suerte que este si fue contestado maravillosamente en el artículo “el fetichismo de la derrota”— ¿qué esperan? ¿qué condiciones creen que habrá cuando tenga ese poder el comunismo?

Si ser comunista hoy en día es confiar en el buen hacer por encima de las materialidades, si es corregir una verdad absoluta —la desigualdad— en vez de conseguir la emancipación de los pueblos. Entonces, es probable que exista ese frente que se pide desde ciertos sectores, pero hay que recordar una cosa. Si eso es ser comunista, entonces no somos comunistas.

2 thoughts on “Si eso es ser comunista, entonces no somos comunistas

  • 18/12/2017 at 11:46 pm
    Permalink

    Si, en latinoamerica tienen la desconolinación como nexo de la izquierda. En España eso es imposible (la nación no nos pertenece). No se habla de una hegemonía mayoritaria, es una “alabanza” a la ideología. Si el artículo estaba actualizado hace una semana, viendo lo que ha ocurrido con Mato hoy… Claro que la superestructura esta en todos los lados, pero obviar su raíz de clase (económica) a la hora de hacerle frente es una posición de readaptación constante que no permite generar ideología alguna. No entiendo la cita de Trotsky gratuita (lo siento). Tampoco se niega la alianza, lo que se niega es la alianza incondicional, más allá de pactos tácticos.

    Reply
  • 12/12/2017 at 9:28 pm
    Permalink

    En un país, pongo el caso de Colombia, la táctica de unir a las Izquierdas y los sectores progresistas para lanzar un candidato único a la presidencia y hacer la contrabalanza en un parlamento es viable. En ese camino muchos se pueden aliar con la burguesía y bloquear un gobierno de tipo progresista. Sin embargo esa es la única oportunidad. Pensar que un partido marxista-leninista de esencia democrática representante de los trabajadores va llegar a ser un partido hegemónico es más utópico que lo que digo al principio, porque la superestructura capitalista ha colonizado todos los aspectos de la vida social y la alienación al fetichismo de la mercancía es muy sólida. Ya lo dijo Trotsky (no soy trotskista, soy marxista critico) en tiempos de la guerra civil española, el gran error de las izquierdas (anarquistas, comunistas, socialistas, etc.) fue no unirse contra la arremetida de los nacionalistas. Ese ha sido el error histórico de las fuerzas progresistas en el siglo 20.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Canal de Nueva Revolución

Síguenos en Telegram
Cerrar