Ruido de sables

Que nadie se llame a engaño. Los nuevos, son los viejos. Los viejos, son los nuevos. Un poco de chapa y pintura es suficiente para que lo de siempre parezca algo nuevo y diferente. Un cambio de colores de caras y la sofisticación de un mensaje arcaico para hacerlo parecer renovado, incluso novedoso, serán suficientes para engañar al gran público.

Read more

Yo, tú, él, Nóos, Vosotros y ellos

Vosotros que defendéis este régimen monárquico y anacrónico, sois también perjudicados, puesto que es también vuestro dinero el que han sustraído del erario público, o el que han defraudado a las arcas del Estado. ¿Por qué os empeñáis en sostener un régimen de corrupción y de ventajismo?

Read more

[Opinión] La repetición de la historia

Por Víctor Chamizo.
“En el año 76, o en el 77, en cualquier caso antes de que se elaborara la Constitución, se debería haber consultado a una ciudadanía que venía de soportar una larga dictadura, genocida y represiva, si deseaba la restauración de la monarquía. Por cierto, ¿por qué nadie lo llama restauración? No se hizo”

Read more

No os engañéis

Por Víctor Chamizo.
“En el país en el que vivimos coexisten tres tipos distintos de individuos: los aprovechados, los rebeldes y los idiotas.
Los aprovechados son aquellos que utilizan los resortes del poder para enriquecerse y para zafarse, además, de la justicia.
Los rebeldes son aquellos que se oponen a que suceda lo primero, los que protestan, los que salen a la calle y se exponen a una paliza, a que les partan la cara o a que los detengan – los mismos que lo hacían en los tiempos de la dictadura, y cuando digo los mismos, me refiero al mismo perfil, no a las personas en concreto.
Los idiotas son los que son robados y lo justifican y, por si fuera poco, lo apoyan, con sus opiniones y sus papeletas cada vez que se celebran elecciones”.

Read more

El paro, la radio, y yo

Por Víctor Chamizo con viñeta de JRMora.
“Tuve que desconectar la radio, porque cada día me resulta más insoportable escuchar estos panfletos de los que manipulan los hilos de la economía y de la política, mientras buscan enemigos fantásticos en otros lugares del mundo con los que atemorizar a la población para poder continuar mangoneando a su antojo, seguir aprovechándose de la población para enriquecerse, lavándoles el cerebro con la idea absurda del comunismo, el bolcheviquismo y el bolivarianismo. Todo vale para que ellos vivan su vida de lujo y abundancia mientras los demás sobreviven a duras penas”.

Read more

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies